PIXEL

Por Julieta Orduña

Foto Conaculta

Pixel

  

La cartelera del Festival Cervantino es muy vasta y de gran calidad, y ha sido tanto su impacto que se ha extendido algunos espectáculos a otros estados o ciudades, como es el caso de León, Guanajuato. Ahí me trasladé al Teatro Bicentenario para ver un evento que con solo escuchar las acertadas críticas de genialidad y ovación que tuvo en el Cervantino, acaparó mi interés de ir a verlo a tierras guanajuatenses.

Pixel nos adentra en un mundo virtual donde todo es posible, donde la imaginación vuela y sin querer ya estás adentro, y el cuerpo se transforma haciendo lo imposible. Sus creadores digitales, Adrien Mondot y Claire Bardainne, tuvieron una charla con el director artístico y coreográfo Mourard Merzouki y le propusieron hacer una fusión de tecnología con danza.

De ahí surgió este experimento que se logró hasta llegar a un espectáculo de primer nivel, donde estos dos mundos se encuentran y crean lo ininmaginable. Historias van y vienen, no importa si las hay o no, es tener los sentidos al máximo y dejarse llevar por esas sensaciones que en la cotidianiedad no se preciben, quizá solo cuando estamos durmiendo.

Circo, artes marciales, artes plásticas, conjugadas con la danza contemporánea, hip hop, break dance, etcétera, hacen que este mundo vitual sea único y nunca olvidado, acompañado de la música electrónica, moderna y original que no puede faltar a cargo de Armand Amar como creador musical.

Si has visto la película Matrix y quedaste impactado por su realización, sin duda esta propuesta te recordará esa cinta donde lo virtual ya es parte de la existencia del ser humano y si se conjuga la danza, mucho mejor. Pixel estará próximamente en la Ciudad de México.