POR NO (MICROTEATRO MÉXICO)

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Microteatro México acaba de arrancar su vigésima octava edición. Se dice fácil, pero no lo es. Microteatro México fue la primera que adoptó el concepto Microteatro creado en España el año 2009 por Miguel Alcantud, director de cine, teatro y televisión. Años después, continúa siendo la primera no solo por orden cronológico sino porque los demás espacios que han acatado el concepto no han logrado alcanzar la calidad de Microteatro México.

El éxito de Microteatro México es incuestionable. Día con día tiene más seguidores.  Para muestra basta un botón: En la función especial que llevaron a cabo para dar el banderazo a la actual edición intitulada Por no, una verdadera multitud se dio cita para ver a las celebridades que desfilarían por la alfombra. Destacadas personalidades de la farándula fungieron como padrinos de las obras que se presentan en la vigésima octava edición.

Esta destacada posición ha sido lograda a través del tiempo por Alejandra Guevara y Andrea Novelo, quienes comandan Microteatro México. Ambas mujeres son bellas, talentosas, creativas e incansables trabajadoras. Han puesto alma, piel y corazón en el proyecto, dedicándole todo el tiempo y esfuerzo que se requiera y le entran a todo.  Igual son productoras, directoras, constructoras, pintoras, vestuaristas, iluminadoras o lo que haga falta, a fin de tener todos los elementos más que listos para cada estreno, aún dejando de lado sueño o comidas. Son realmente admirables.

Desde el inicio del proyecto y hasta la fecha han sido y continúan siendo amables y cálidas con cuanta persona entra a Microteatro México, sin importar si son productores, directores, actores, técnicos, espectadores o reporteros. A quienes presentan sus obras les permiten subirse al barco y les brindan el apoyo que requieran, haciéndolos sentir como en casa. Igual a la prensa. Nos otorgan toda clase de facilidades para la realización de nuestro trabajo. Son encantadoras y hacen que para toda la gente sea un verdadero placer llegar a Microteatro México.

Al público lo orientan sobre las obras que hay en cartelera y les informan de las promociones a las que pueden tener acceso. Los horarios siempre son respetados y mientras se espera para ver las obras, la gente puede degustar golosinas o deliciosos bocadillos elaborados con ingredientes frescos y de primera calidad, o bien, tomarse aromático café, cervezas o vinos nacionales e importados, refrescos o aguas frescas recién preparadas.

En esta ocasión no se sigue una temática definida, en virtud de que Por no tiene infinitas posibilidades. Echa a volar tu imaginación y piensa cómo usarías Por no en una frase. Podría ser Por no haber hecho algo, Por no hacerlo, Por no estar en un lugar, Por no hacer caso, incluso el apócope que se utiliza coloquialmente para las películas subidas de tono. Los dramaturgos tuvieron mucha tela de dónde cortar jugando con las palabras Por no.

La cartelera va en aumento en cada edición. Al principio ofrecían 13 obras, más las dedicadas a los niños. Posteriormente, agregaron una sección de Debut que en la presente edición cambia su nombre a Intro, por considerar que es más consistente hablar de introducción que de debutantes. Lo bueno es que, como siempre, hay obras para todos los gustos. Así mismo, hay Miércoles de cine, Espectáculos de stand-up o Comediantes, Viernes de baile, talleres y pronto habrá Tienda en línea.

En la vigésima octava edición de Microteatro México-Por no, se presentan las siguientes obras: Sexo en grupo en la sala 1; ¿Y por qué no? en la sala 2; Sincero e incondicional en la sala 3; ¡Oh sí, sí! en la sala 4; Ser guapo no es fácil en la sala 5;  Pecador Porno en la sala 6; 15 segundos en la sala 7; Un buen día para volar en la sala 8; El casting en la sala 9; Deseo en la sala 10; Por no hacerme caso en la sala 11; Las delgadas paredes del feminista contemporáneo en la sala 12, y No quiero a nadie en la sala 13. En Intro, se presentan: Basura y No corras al altar.

Para niños: Di que no,  Black & white,  Fafner el dragón,  Mi amigo el trabajador social  y En las nubes.

A continuación, la microreseña de algunas de las obras que se presentan en la temporada Por no.

P1160755-SINC.INC(9)Sala 3, Sincero e incondicional. Escrita por Samuel González, bajo la dirección de Jorge Maldonado. Mediante un texto de buena estructura, Samuel nos narra la historia de una madre y un hijo que acaban de sufrir una gran pérdida. El jefe de familia acaba de fallecer. Aunque se siente abatida por el dolor, la madre sabe que debe seguir con su vida normal, haciendo la limpieza, cocinando y encargándose de las labores cotidianas.  Mientras está a solas da rienda suelta al dolor y llora desconsolada, pero, como buena madre, se hace la fuerte frente a su hijo, ocultando su pena, con tal de levantarle el ánimo y que entre ambos logren superar el duelo. Ella tiene la firme creencia de que solo las madres pueden brindar un amor sincero e incondicional. ¿Ustedes qué opinan?  ¿debe una madre aceptar todo por un hijo? o ¿existen ciertos límites? La madre es encarnada por Beatriz Luna, una actriz muy comprometida que siempre se adentra a fondo en sus personajes y los dota de una amplia gama de emociones. En tanto que el hijo es Samuel González, el propio autor. Ambos ofrecen una formidable labor histriónica y corporal, haciendo que sus interpretaciones sean inolvidables.

La labor de dirección por parte de Jorge Maldonado es acertada; crea el suspenso adecuado y mantiene buen ritmo. La escenografía es realista e ingeniosa -una cocina tradicional, cuyas dimensiones son distintas-. También participan en Sincero e incondicional: Yatzi Blonde como asistente de dirección y producción, Andy Candi como coordinadora de producción, Melanie Borgez en relaciones públicas, y Alejandro Vera en diseño. La producción es de SY.GB Producciones.

Sala 8, Un buen día para volar. De la autoría de Juan Carlos Araujo Boyce, bajo la dirección de Aleyda Gallardo. Juan Carlos Araujo Boyce está íntegramente dedicado al teatro, no solo como dramaturgo y escribiendo reseñas, sino también como productor a través de su compañía Araujillo Producciones, de la cual es cofundador junto con Ricardo Castillo Cuevas. En sus textos, Juan Carlos -con su fina pluma- suele abordar temas muy humanos y una de sus características es que toca fibras sensibles en el espectador. El relato de Un buen día para volar se ubica en un campo militar, donde dos, un general y un soldado, están hartos de todo lo que han padecido durante la guerra. Lo único que anhelan es que ésta termine. Su único escape es conversar sobre lo que harían si recuperaran sP1160696-UBDPV(10)u libertad, si pudieran regresar al lado de sus seres queridos. El soldado está construyendo una máquina con la intención de que puedan escapar en ese mamotreto, solo tendrán que esperar Un buen día para volar.

Entrañables interpretaciones que ofrecen Ulises Iturbe (el general) y Antonio Zacruz (el soldado). Su histrionismo y corporalidad son más que convincentes. Alternan funciones: Antonio Monroi e Isaac Weisselberg.

La dirección por parte de la primera actriz Aleyda Gallardo es impecable; la sensibilidad de Aleyda traduce a lenguaje teatral el entrañable texto de Juan Carlos, su trazo escénico es idóneo y el ritmo preciso. Mención especial merece la producción, en virtud de que se cuida hasta el más mínimo de los detalles en cuanto a entorno, vestuario, accesorios, utilería y elementos escenográficos. Ricardo Castillo Cuevas es el productor ejecutivo y el community manager. La bien impartida iluminación a base de penumbras es de Isaac Weisselberg. Complementan el equipo: Lilian Alzate en relaciones públicas y Jonathan Persan en diseño gráfico. La producción es de Araujillo Producciones.

Sala 10, Deseo. Escrita por Juan Manuel Torreblanca, bajo la dirección de Héctor Berzunza. En Deseo, Juan Manuel Torreblanca capta un tema actual: el Internet. Hay quienes lo utilizan para negocios, a fin de que les llueva dinero, en tanto que otros lo usan para fines románticos. Uno no alcanza a comprender lo rápido que viajan los deseos, las ilusiones y las fantasías a través del espacio cibernético. Es tan fácil presentarse bajo un perfil inventado, decir mentiras, engatusar o defraudar y, lo triste es que personas ingenuas se convierten en víctimas. A pesar de las alertas de peligro por parte de las autoridades que ya han tenido que crear una policía cibernética, o bien, por parte de los mayores, los jóvenes continúan siendo confiados. Los personajes de Deseo son tres: Una jovencita que se considera precoz y anhela ser una mujer fatal. Según ella, encontrará el amor, para lo cual se disfraza con pelucas, publica fotografías con ropa atrevida y dice ser liberada. Un joven que falsea un poco su información, quiere que se le considere mP1160740-DESEO(29)ás importante y adinerado de lo que es.  Finalmente, otro que de plano solo intenta sacar provecho.  ¿Quieres saber qué sucede en Deseo? Tienes una cita en la sala 10.

Estupenda labor histriónica y corporal por parte del elenco (alternando funciones)  Leonora Cohen, Ernesto del Cañal, Diego Garza, Jonathan Persan, Abraham Jurado y  Maite Piña. Nos tocó ver a Leonora Cohen, quien da vida a la chica en forma muy acertada, además de la buena interpretación, su bello rostro y la ternura que emana de sus ojos resultan ideales para el personaje.

El texto de Juan Manuel Torreblanca es de buena estructura e interesante. El destacado actor Héctor Berzunza, quien es prácticamente de casa en Microteatro México, toda vez que ha participado en muchas puestas en escena desde su apertura, es quien dirige el montaje. La labor de dirección por parte de Héctor es formidable.  Enmarca bien el texto, dimensiona el espacio y logra buen ritmo. Los demás integrantes del equipo son: María José Caballero en asistencia de producción, Ana Karen Orozco en escenografía e iluminación, y Jorge Medina en ilustración y diseño gráfico.

No te pierdas Por no en Microteatro México. Recuerda que debes apresurarte porque las temporadas son cortas. Hay obras para todos los gustos. Obtendrás entretenimiento, mientras te conmueves, reflexionas, te asombras, o simplemente, te ríes. Podrás ver tantas obras como quieras o visitar Microteatro México en varias ocasiones para abarcar toda la cartelera.

Las micro obras se presentan en la sede de Microteatro México, ubicada en Roble número 3 -casi esquina con Insurgentes-, colonia Santa María La Ribera, Ciudad de México. Las matinés de Microteatro infantil es sábados y domingos, de 12:00 a 15:00 horas. Los costos son. Una micro obra por $70.00, Combo de tres micro obras por $180.00, y Abono general a $1,300.00 (20 obras a $65.00 cada una). Tu compra incluye una micro bebida de degustación. La edición Por no es en agosto/septiembre de 2017. Descuentos acostumbrados con credencial. Los boletos se venden en taquilla y en atrapalo.com.mx.