SRA. KLEIN

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

P1120116Nicholas Verney Wright, mejor conocido como Nicholas Wright, es un prestigiado hombre de teatro. De nacionalidad británica, vio su primera luz en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. A la temprana edad de seis años comenzó a trabajar como actor en la radio y a los 18 se trasladó a Inglaterra para estudiar y graduarse en la Academia de Música y Arte Dramático de Londres. Su larga trayectoria abarca televisión, radio, cine y teatro. Se ha desempeñado en importantes cargos, como, por ejemplo, Director titular del Teatro Royal Court, donde ganó notoriedad al implantar un innovador programa sobre nuevas formas de escritura. Fue miembro del Consejo de Administración de dicho Teatro y, asimismo, fungió como director literario y director asociado en el Royal National Theatre, y también fue miembro del Consejo de Administración del National Theatre. Entre sus publicaciones se encuentran casi un centenar de obras de teatro.

Para Sra. Klein, se inspiró en tres mujeres de la vida real -Melanie Klein, Melitta Schmideberg y Paula Heimann-, a quienes convirtió en sus protagonistas. Debe haber realizado una investigación exhaustiva sobre la vida y obra de dichas mujeres, además de adentrarse de lleno en el mundo del psicoanálisis, para luego dramatizar lo que él deduce estaría ocurriendo dentro del hogar de la Sra. Klein.

Melanie Klein fue la fundadora de la Escuela Psicoanalítica Inglesa. Su práctica se enfocó primordialmente en el estudio de las fantasías fundamentales en una etapa temprana del desarrollo de los niños. En algún momento concluyó que las ansiedades psicóticas, fueran esquizoparanoides o maniacodepresivas, se determinan por el sadismo oral en los primeros años de vida. Sus teorías causaron polémica, por lo que tuvo tantos admiradores como detractores.

Melitta Schmideberg se graduó como psicoanalista en Berlín. Ahí conoció a Walter Schmideberg, también psicoanalista, con quien contrajo matrimonio. Concentró su trabajo en la delincuencia juvenil. De ella se decía que era el vivo ejemplo de la amargura que deriva de tener un padre que practica el psicoanálisis.

Paula Heimann, hija de padres rusos, estudió en diversas universidades alemanas antes de llegar a Berlín para enfocarse en el psicoanálisis. Gran admiradora de Melanie Klein. Se hizo su amiga y discípula. Juntas desarrollaron un nuevo análisis. Después de la Segunda Guerra Mundial escribió un importante número de artículos clínicos, entre los que destacaron sus trabajos sobre la contratransferencia, la identificación proyectiva y las relaciones de objeto.

P1120132En su texto, Nicholas Wright, con maestría va entrelazando acontecimientos reales con su dramatización. Desde el primer momento capta la atención del público y se va haciendo más interesante a medida que avanza, por la complejidad del pensamiento de estas damas. Podría decirse que tienen todo en la vida, dos de ellas son adineradas, las tres son inteligentes, bellas y distinguidas, pero, a través de sus conocimientos han forjado su mente a ser analítica en todo momento. La interrelación entre ellas es bastante peculiar.

La acción da inició en el año de 1923 en Londres, Inglaterra, en la casa-consultorio de la Sra. Klein, quien está por salir de viaje para asistir al funeral de Hans, su hijo mayor. Pide a Paula que se encargue de algunos pendientes durante su ausencia. Mientras Paula atiende los encargos, llega Melitta. Confiesa a Paula que se ha arrepentido de haber hecho llegar una carta a su madre, la Sra. Klein y quisiera recuperarla antes de que ella la lea. Proceden a tratar de encontrar la misiva. Para sorpresa de ambas, la Sra. Klein regresa y, a partir de ese momento, afloran ciertas controversias y se van develando aspectos del sentir íntimo de cada una de ellas.

A diferencia de lo que sucede en escena, en nuestro aquí y ahora, para fortuna del público, tres mujeres talentosas se han aliado para emprender un proyecto teatral y han logrado un maravilloso trabajo. Emoé de la Parra, destacada primera actriz mexicana, quien hizo la traducción del texto de Sra. Klein, se encarga de la dirección y actúa. Paola Izquierdo, reconocida actriz polifacética que igual nos hace reír que llorar y Alejandra Maldonado, distinguida con el premio a mejor actriz en el Festival Universitario de Teatro en 2004, actúan y se hacen cargo de la producción ejecutiva.

Emoé de la Parra realiza una labor impecable en sus dos rubros. La traducción es fiel y precisa y su dirección es formidable. Buen aprovechamiento del espacio, excelente diseño de movimiento, intercala a la perfección las pausas y los silencios. Orienta bien a su elenco y a sí misma en la creación de personajes totalmente convincentes.

El desempeño histriónico, corporal y vocal de las tres es estupendo, aún sin palabras transmiten con sus expresiones su sentir. Emoé de la Parra está soberbia como la Sra. Klein. La hermosa Paola Izquierdo deja traslucir las frustraciones y malévolas intenciones de Melitta y Alejandra Maldonado hace que el  público conozca a la arribista Paula Heimann.

La escenografía diseñada por Jorge Carrera es idónea para crear la ambientación. Mobiliario sencillo, pleno de simbología para representar el yo, el súper-yo y el ello, reflejando los desniveles que existen en la personalidad, además del clásico diván, en esta ocasión colocado en forma estratégica y muy original. También son producto de la creatividad de Jorge el diseño de la estampilla y los dibujos incluidos en el programa de mano.

P1120138Aportaciones sobresalientes por parte del resto del equipo creativo, conformado por: Silvia Navarrete en musicalización, Jorge Ramírez en iluminación, Carolina González Guerrero en vestuario, José Jorge Carreón en fotografía, Juan Carlos Contreras en diseño gráfico, Rodney Steve en spot, Aketzali Reséndiz y Gilary Negrete en peinado, Daniel Hernández en edición de sonido, Francisco Núñez en construcción de escenografía, Gilary Negrete en asistencia de dirección y producción, y Juan Carlos Hernández Martínez en diseño de programa.

Trasládate a los años 30 para acompañar a tres notables mujeres, tendrás oportunidad de ver la moda y los elaborados peinados de aquella época y te aventurarás en los vericuetos de sus mentes. A distancia, serás testigo de la problemática que presencias. No se trata de juzgarlas sino de comprenderlas. Tan sólo por ser humanos, todos tenemos virtudes y defectos. Un montaje muy bien logrado, con extraordinaria dirección y actuaciones entrañables. ¡No te la pierdas! Quedan pocas funciones, así que, mejor, apresúrate.

Sra. Klein se presenta jueves y viernes a las 20:00 horas,  sábado a las 19:00 horas, y domingo a las 18:00 horas en el Teatro el Granero Xavier Rojas del Centro Cultural del Bosque, ubicado en av. Reforma, sin número, atrás del Auditorio Nacional, -en la estación Auditorio del Metro-, Ciudad de México. La temporada concluye el domingo 5 de febrero de 2017.