TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Se estrenó Canción rota para un perdedor fortuito

Con la actuación de Arturo Amaro, se acaba de presentar este monólogo que tiene varios meses de trabajo; se escribió en el taller de Estela Leñero, que tiene un rigor muy especial para cuidar los textos, después vino el trabajo de mesa con Benjamín Bernal, hasta llegar al proceso de montaje que contó con apoyo de Adriana Enríquez (Producción general) y Érika Enríquez (diseño visual y sonoro); es mi costumbre para construir cada obra dividirla en escenas, cuadros y secuencias, al estilo del cinematógrafo, para hacer toda una mentalización e ir mostrando las diversas peripecias.

cancion rota Arturo amaro 2Cada domingo, a las 18 horas, se puede ver esta obra del maestro Amaro. En el estreno estuvieron los principales periodistas especializados, quienes mostraron acuerdo en que hay humor rojo y negro, como es costumbre en el autor de Bonanza, quien lanza ácidas críticas a las sociedades mexicana y norteamericana, porque hay dos caras en este fenómeno económico, nadie quiere irse de su país, pero en ocasiones es forzado, quizá la novia no aceptó matrimonio o su familia lanzó el reto. Todos los continentes se han poblado de esa manera, nosotros somos una interculturalidad que data de muchos siglos y probablemente permanecerá. Para mí era un reto dirigir a este sólido actor, vaya usted y opine.

Un día en particular, dos grandes actuaciones

edith gonzalez 2Recuerdo con gusto el filme (1974) Una Giornata particolare de Ettore Scola, con versión teatral que se vio en El Milagro hace pocos años, con Laura Almela y Daniel Giménez Cacho, usaron una peculiar cámara negra, las paredes, para ir trazando con gis la escenografía básica. Acudí con gusto para ver esta adaptación que encabezan Luis Felipe Tovar y Edith González, con apoyo de Brisa Rosell y Enrique Vega, menos importantes para la narración. Es una historia de amor, en que se habla del miedo y desconfianza que dan los gobiernos autoritarios.

Claudia Ríos hace una dirección convencional, sintió necesario que apareciera la vecina chismosa y el militar admirador de Mussolini, marido de Edith González; quizá usted conozca el filme, así que no se lo contaré: el fascismo está en su apogeo; lo dirigen como melodrama, ella es ama de casa solitaria, cuya única amorosa compañía es un perico, contacto involuntario para que conozca a Tovar; ambos están en un excelente nivel expresivo, por lo que pudieron dejarlos solos, sin mayores complicaciones para avanzar en las escenas, pero la vecina vendrá a explicar un poco de los conflictos secundarios que irán surgiendo. En cuanto a la escenografía, la siento pequeña, quizá pensada para cambiarse a teatros. ¿Es necesario asumirse macho o hembra para sentir amor? Por supuesto que no, pero aquí dejo las disquisiciones sobre la trama. Bella historia, en que brilla la admiración que sentimos por Edith. Les deseamos una temporada exitosa. Fines de semana: están en el San Jerónimo, allá por Periférico Sur.

Folé, actor tapatío es también pintor

 Su exposición: Más que una mirada, está integrada por esculturas, oleos, acuarelas y grabados que muestran sus obsesiones, algunos animales fantásticos, de tres o cuatro ojos, y caballos eróticamente recostados, para que olvidemos la realidad que en ocasiones es muy aburrida. Ponga atención en su técnica para abordar las diversas anatomías que observa y la calidad para manejar el pincel lo mismo que el lápiz. Se puede ver, sin costo, en la Galería Veracruzana de Arte en Miguel Ángel de Quevedo 687, Coyoacán. Centro Cultural Veracruzano.