TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal

Amor eterno se une a las revistas musicales memorables

¿Recuerdan el tira-tira mediático que ha tenido este montaje? Las opiniones que he escuchado el primer día son excelentes, pero hubo sociedades autorales y oficinas públicas que le metieron freno durante 2016. Fue hasta el mes de julio 2017 que la pude ver, no en el estreno, porque en ocasiones son caóticos. El elenco que alterna está así: Natalia Sosa, Pablo Montero, César Bono, Rubén Plascencia, Gloria Aura, Lenny de la Rosa, Dulce, en los roles centrales; otros días se puede disfrutar a Bobby Pulido, Lucía Méndez, Manoella Torres y Mariana Seoane. El elenco es numeroso.

Hacer guión para revista musical es fácil: una historia sencilla, muchas figuras televisivas, canciones conocidas de arraigo popular, momentos graciosos, algunos flashes picantes, chicas que luzcan su bella piel al máximo, vestuario caro, orquesta en vivo, coreografías espectaculares, algunas bromas sobre los gobernantes en turno.

Califiquemos Amor eterno como si estuviéramos en examen universitario: está cerca del diez perfecto; algunos detalles que me llaman la atención, es que no hay un número coreográfico contundente, el vestuario y aspecto de las chicas podrían verse en horario para niños, el final me pareció triste, un año en que necesitamos mensajes optimistas. Los máximos brillos de la noche: el talento y entusiasmo que exhiben Dulce, Natalia, Rubén, Pablo Montero, Lenny, en su trabajo.

No contaré la historia, porque seguramente la ha escuchado: un talentoso compositor llega a la capital, es descubierto muy lentamente y nace un romance. Este tipo de Revistas tiene una duración cercana a las tres horas, lo cual implicaba el riesgo de que pudiera llover a cántaros, no fue así: toda la noche de ese sábado fue perfecta, buen clima, no hubo lluvia y el trabajo musical más esperado corrió con singular ligereza; música y arreglos de alto nivel, excelentes voces, sorprende gratamente la entrada del mariachi, para ratificar que Juan Gabriel es Juan Gabriel, la historia es lo de menos. Al salir felicité a Omar Suárez y le señalé: “es un producto de exportación”, sí, porque fácilmente levanta un segundo elenco -también con primeras figuras, claro-, para viajar a Norteamérica y traerse los bolsillos llenos de dólares. Felicitaciones.

Canción rota para un perdedor fortuito, en la colonia San Rafael

La escribió Arturo Amaro en el taller de Estela Leñero: además, sirve para celebrar que cumple 30 años de haber egresado de la UNAM, también hace cinco inauguró este Foro, el Off Spring, que se encuentra en Francisco Pimentel 14, colonia San Rafael.

Esta obra con humor negro pregunta, ¿por qué nos vamos de México? Por los salarios, las diferentes oportunidades, experiencias y retos. Hay quien tiene problemas y sale huyendo, ¿de qué?, de la familia, el primer amor, las posteriores novias, los hijos que tuvo o que nunca logró. Los recuerdos de esta aventura nos van a durar toda la vida si es que la conserváramos. Dirijo este montaje, lo que representó un reto especial, para hacerlo diferente, memorable, usted sabe, la cartelera anual se llena de monólogos, es un género muy practicado hoy día; dirigir a un actor experimentado es un verdadero honor. Se puede ver los domingos a las 18:00 horas, Foro Off Spring, Francisco Pimentel 14, San Rafael, cerca del teatro Aldama.

Josefa, un musical mexicano diferente

En el Teatro Hidalgo, acabamos de ver un trabajo monumental (como todos los musicales) y mexicano hasta las cachas: produce José Dolores González, Ricardo Robledo le ayuda en la composición, Óscar Acosta ilumina. El elenco tiene antecedentes en este género y salen bien librados todos: doña Josefa Ortiz de Domínguez es Jimena Parés, en tanto que quien interpreta al padre Hidalgo es José Antonio López Tercero; Manuel Landeta es el santo Inquisidor, antagonista que se hace odiar; Hugo Serrano, Ignacio Allende; Sergio Morell, Félix María Calleja. Lalo Partida (es Joaquín Arias), un agente doble. El elenco es numeroso, así que no los mencionaremos a todos. Usted ve un resumen de la historia de México, hay una aspiración, héroes luchando contra españoles que vienen de una dominación árabe por seiscientos años; se desquitan con los que acaban de dominar. Véala, la va disfrutar, más allá de que es una rebanada de historia.