TEATRIKANDO

Texto y foto por Benjamín Bernal, presidente de la APT

El diario de un loco: con el camaleónico Mario Iván Martínez

diario de un loco MIMUn actor solitario se enfrenta ¿al público, a un texto, a sí mismo? en los tiempos de la juglaría era necesario hacer todos los roles, así, se recuerdan varios bululús con tendencia al humor; se convierte en monólogo como hemos visto varios interpretados magistralmente (Carlos Ancira en el mismo Diario, Bruce Mayers, El Inquisidor, lo dirigió Peter Brook, Simon Callow interpretó a Dickens, Héctor Bonilla y Yo soy mi propia esposa); ahora le llaman unipersonal, quizá por miedo a la palabra monólogo que no tiene imán hacia los espectadores. Los requisitos son sinceridad en la interpretación, amplio dominio corporal, vocal, trazo milimétrico, utilizar todo objeto-recurso sobre el escenario y como señalo con frecuencia: tiempo y cadencia (Pepe Solé dixit), disciplina. Así que vimos al actor completísimo Mario Iván Martínez en el Milán, en tanto Pablo Perroni cumplía con Puras cosas maravillosas en el Lucerna (piso superior), logrando así un par de ases magistral.

Nikolai Gogol no pensó que un sencillo cuento lograría el impacto que ha tenido a lo largo de los años; describe la vida en la Rusia zarista, el aburrimiento, la nula movilidad social, que transforman a ese (quizá) noble sin fortuna, en un observador cruel y dolido por la realidad aplastante. La risa estará presente en todo momento, el actor (Mario Iván), director (Luly Reede), escenógrafo (Edyta Rzewuska) enfatizan diferentes letras, sílabas, palabras, situaciones para transmitir con calidad cinematográfica una historia que en casi dos horas hace transitar a Marva, el director y la bella Sofía ante nuestros ojos -impactos que recibe este quijotesco varón ante su Aldonza-.

No le debo contar más, he visto el Diario de un loco muchas veces en mi vida, lo he dirigido en dos ocasiones -con decenas de años de diferencia- y este trabajo de Mario Iván es diferente, memorable, con el mínimo de elementos nos transporta al limbo donde se encuentran los arquetipos teatrales; véala cada martes en el Teatro Milán, calle que hace esquina con Lucerna, en la colonia Juárez.

Lo recuerdo como médico, Cri Cri, Za zá, Casabolsero, Cervantino, Sheakesperiano, ahora le toca ser Rey y Gogoliano.

Mi libro será presentado por Pedro Kominik, Malena Miranda y Alejandro Ruiz Robles

Escribí en el 2015 La crítica teatral en México, para sugerir métodos de estudio y abordaje de este género literario-periodístico. En el actual 2017 presento el volumen dos que contiene un ensayo histórico del teatro de revista (habla de Las Tandas), entrevistas a las grandes figuras de los 80 y 90´s, también algunas críticas de esas décadas, con señales de alerta para el lector: “lo que me ha llamado la atención y sugiero analizar aparte”. Se presenta el martes 24 de octubre, a las 19:00 horas, en el Teatro Rodolfo Usigli, Héroes del 47-122 en Coyoacán, junto a la librería Paso de Gato, cuyo director, Jaime Chabaud, ha organizado el ciclo Martes de Reflexión-Arte. Pedro Kominik es experto en teatro de revista, Alejandro Ruiz Robles y Malena Miranda, directores de ASTL.TV, son amigos de muchos de los mencionados en el libro. Entrada libre.

La no reeducable Teresa Selma

En pocas líneas debo decirle que es un texto que narra sobre la situación de Chechenia ante el dominio militar. La venezolana-mexicana nos tiene acostumbrados a la excelente calidad, lanzar ideas que duelen para hacernos reflexionar, en este caso sobre una periodista que enfrenta un sistema político avasallante. En otra columna hablaré de su voz, ritmo y dominio escénico, que permite indignarnos ante las botas militares que existen. Su estética obscura continua me gustó menos. Se presenta los domingos a las 18:00 horas en el Foco, Foro de la comedia, Tlacotalpan 16, colonia Roma.