TEATRIKANDO

Texto y foto por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 

Develación de placa de la obra Bonanza

teatrikando_bonanza

La compañía de teatro Los bajos fondos devela placa por 5200 representaciones de la obra Bonanza… como en aquellos tiempos, de Arturo Amaro. “Benjamín Bernal en su intervención hizo notar que Arturo Amaro ha superado todos los problemas de los hacedores de teatro: autoridades difíciles. Costos ascendentes, no hay apoyo sino para los cuates, cuando se estrenó Bonanza era presidente Carlos Salinas de Gortari, el boleto promedio de teatro costaba cien pesos (hoy sin los tres ceros costaría cien mil pesos). Nacía Conaculta, que ahora es Secretaría, como quería CSG, ¿han apoyado el arte teatral o le dieron chamba a sus amigos? Por eso lo que ha logrado Arturo es una proeza, pocos han podido tener un teatro, estrenar sus obras, ganar, dinero, ser respetado y ahora llegar a 6,200 funciones”

Arturo Amaro celebró cinco años de trabajo

Un semestre de éxito con Canción rota para un perdedor fortuito, bajo la dirección de Benjamín Bernal, ¿de qué habla la obra? Hace muchos años nevó en la Ciudad de México, y un niño fue abandonado en una azotea del centro, en el frío de la noche. Esta imagen fue el punto de partida para que Arturo Amaro escribiera Bonanza, recuperación de la infancia perdida, evocada con aquella entrada musical del programa de televisión favorito de los niños de los sesenta… (Víctor Hugo Rascón Banda, Bonanza, Proceso, 1994). Bajos fondos, compañía fundada por el dramaturgo Arturo Amaro en 1988. Desde hace 29 años, Bajos fondos maneja un teatro legítimo con un lenguaje propio, una propuesta teatral con montajes comprometidos con la sociedad, buscando abrir los ojos a los espectadores, siempre muestra realidades, vidas y personajes existentes en nuestro mundo. El grupo de teatro independiente los Bajos fondos desde hace 29 años denuncia las violaciones a los derechos humanos a través de montajes como La agonía de la memoria, Rastro de restos, Indiciados por decreto, Nunca más contra el olvido y el silencio, Dormitorio z-o y Bonanza… como en aquellos tiempos relata la vida de tres niños enajenados con la serie de televisión Bonanza: La televisión juega un papel importante en sus vidas, así como la falta de atención de sus padres, la inocencia, la crueldad. Con el humor negro característico de Amaro se aborda la historia en las azoteas, llena de aventuras, pieles rojas, maldad y nieve, muchos son los temas abordados en el montaje, que con la misma facilidad hará reír y llorar al espectador. Develaron la placa alusiva: Estela Leñero, Benjamín Bernal, Gonzalo Valdés Medellín, Gustavo Suárez, para rendir homenaje a un gran teatrista y amigo.