TEATRO DE MOMIAS

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Día con día se hace más difícil producir teatro. Por un lado, están las dificultades para conseguir estímulos o patrocinios, la incertidumbre de los productores que no cuentan con garantía alguna en cuanto a obtener ganancias o siquiera recuperar su inversión.  Por otro lado, los costos de todo lo que se requiere, como por ejemplo, nómina y honorarios a actores, autor, director, diseñadores, foro, técnicos, vestuario, escenografía, elementos escénicos, promoción, difusión. En fin, una lista interminable. Esto ha hecho que creadores y grupos busquen alternativas. Una opción es acudir a fondeadoras, otra, es la autogestión. Algunos conocidos dramaturgos se han dado a la tarea de producir y dirigir sus propias obras.

P1160099Ante la necesidad de hacer teatro a toda costa, un grupo de dramaturgos decidió unir fuerzas y es así como surgió el Ciclo Dramaturgias Ambulantes, el cual es coordinado por Itzhel G. Razo.

El propósito del ciclo es conformar un catálogo que sirva como muestrario de voces dramatúrgicas contemporáneas, a fin de presentarlas ante público en diversos teatros, foros y espacios alternativos de la Ciudad de México y, conforme el proyecto se desarrolle, se irá ampliando la presentación de obras o espectáculos, a fin de que distintos creadores escénicos tengan sitio dónde expresarse.

Por lo pronto, siete autores conforman la primera fase del ciclo, ellos son: Luis Alcocer, Ángel Hernández, Guillermo León, Martín López Brie, Carlos Nóhpal,  Carlos Talancón y Antonio Zúñiga. Cada dramaturgo eligió, de entre sus obras, la que considera más emblemática de su labor. Los espacios donde se presentan las obras del ciclo son: el Foro La Nabe y el Centro Cultural Carretera 45 Teatro. De junio a noviembre se presentará una obra por mes y en diciembre sorprenderán al espectador con una creación colectiva de los autores mencionados.

El Ciclo Dramaturgias Ambulantes fue inaugurado por Carlos Nóhpal con Ruido V.3.0, misma que se presentó durante el mes de junio.

La segunda obra es Teatro de momias, escrita y dirigida por Luis Alcocer Guerrero. El autor obtuvo su licenciatura en Literatura Dramática y Teatro en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para luego adquirir su Maestría en Dirección Escénica en la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y cursar Guión Cinematográfico en el Centro de Capacitación Cinematográfica.

P1160140Luis es el creador del Proyecto Granguiñol Psicotrónico, cuyo objetivo es la creación de un teatro de lo siniestro. Así mismo, es autor del libro Florilegio de Teatro Psicotrónico publicado por Ediciones El Milagro en 2013. Las obras que escribe Luis Alcocer son el resultado de exhaustivas investigaciones. Por su formación, tanto en teatro como en cinematografía, los montajes de sus creaciones tienen tintes cinematográficos. Algunas de las características de la obra de Luis Alcocer son la estética, el ritmo, el juego de palabras, la inclusión de palabras inventadas, distintos relatos entrelazados, discursos reflexivos que sustentan lo que desea expresar, fusión de realidad con ficción, búsqueda de música que enmarque la puesta en escena en forma consistente, original diseño de corporalidad, máscaras de yeso, títeres o marionetas, algo de ironía y una buena dosis de humor negro.

Teatro de momias inicia con un homenaje póstumo a Luis Alcocer, su propio autor, para quien se pide al público un minuto de silencio, algo por demás siniestro. A continuación vienen algunas reflexiones sobre el futuro post-humano, incitando al público a que piense que sería mejor que se escriba ahora sobre el futuro, en lugar de que sea un historiador que quizá aún no ha nacido, pues esto provocaría que por no ser su época éste podría incurrir en muchas inconsistencias.

Se representará un cuadro intitulado No se lo cuente a su madre, donde participan un vendedor de libros, una abuela y su nieta, en la que los protagonistas son títeres de vara, para luego entrar de lleno a la teoría de que después de la zozobra, “la curiosidad habitará tan sólo entre las momias. Serán ellas quienes intenten desentrañar los misterios del antiguo y perdido mundo de los vivos”. Habrá que tomar en cuenta que para la transferencia de un cadáver en momia el primer paso es la extracción de la masa encefálica.

Una momia, auténtica, explicará al público: “yo no soy cuerpo sino la imagen de una momia. Ustedes son cuerpos memoriosos y yo, memoria pura, una imagen”. Además se permite asegurar: “nadie saldrá de este lugar de la misma forma que entró”. A fin de lograr que se comprendan mejor sus palabras, incluirá una introducción al lenguaje de momias. Para despejar en parte lo siniestro, el publico disfrutará de la alegre canción Let’s face the music and dance -encaremos la música y bailemos-, una composición de Irving Berlin para una película de 1936.

P1160186Los textos, la dramaturgia, la dirección y la producción general están a cargo de Luis Alcocer Guerrero. Como autor, Luis concibe y estructura los textos siguiendo la línea particular que ha creado para el tipo de teatro que desea expresar, donde lo real y lo irreal se entremezclan. Sus relatos captan la atención del público. En cuanto a su labor como director es impecable, coreografías bien diseñadas, aprovechamiento del espacio, ritmo preciso, utilización de imagen y sonido al servicio de la representación. Paco Vela es asistente en la dirección.

Participan en el montaje como facilitadores, actores o manipuladores de títeres: Carlos Talancón, Omar Armella, Fafa Echeverría, Arturo Serrano, Héctor Iván González, Ernesto García, Jorge Chávez Caballero y Luis Alcocer Guerrero. Un equipo bien integrado y comprometido que ofrece un acertado trabajo histriónico y una formidable corporalidad. En la última función tendrán como invitado especial a Edwin Salas.

Martha Alejandra Vega es la diseñadora de escenografía, vestuario y utilería. La aportación de Martha Alejandra es fundamental para la representación. La escasa escenografía cubre las necesidades del montaje. En el vestuario incluye prendas que lucen como vendajes de momias, pero que son lo suficientemente prácticas para ponerse o quitarse en segundos. Así mismo, utiliza texturas poco comunes como la de un traje rojo que emula a un embrión ensangrentado. La utilería y elementos escénicos están elaborados con bastante ingenio.

La producción es de Proyecto Granguiñol Psicotrónico. Diana Ham está a cargo de la producción ejecutiva y Noel Montes de Oca de la realización técnica.

Adéntrate en el Teatro de momias, donde podrás ver momias que hablan y bailan, muy distintas a las que has visto en museos. Conoce el original concepto de teatro de lo siniestro de Luis Alcocer Guerrero, igual y te conviertes en fanático del Granguiñol Psicotrónico. Además, podrás vivir la experiencia de subirte a un montacargas en lugar del acostumbrado elevador, ya que el foro donde se presenta ha de haber sido una nave industrial. Tienes que apresurarte porque la temporada está por concluir y solo queda una función.

Teatro de momias se presenta el sábado 29 de julio de 2017 en el Foro La Nabe, ubicado en Doctor Vértiz número 86, colonia Doctores -cerca de las estaciones Salto del agua y Balderas del Metro-, Ciudad de México. La siguiente obra en el Ciclo de Dramaturgias Ambulantes es Conejo 401, de Guillermo León, la cual se presentará a las 19:00 horas los sábados de agosto de 2017 en el Foro La Nabe.