¡UN PICASSO EN AGUASCALIENTES… DON IGNACIO LÓPEZ TARSO!

Texto y fotos por Sandra Sánchez Pineda

UN PICASO_1 Con 70 años de trayectoria actoral en cine, televisión y teatro, el gran señor de la actuación: Ignacio López Tarso volvió a Aguascalientes y el escenario fue el Teatro del IMSS, organismo que en su 50 aniversario de llevar cultura a la comunidad, está llevando a cabo un programa teatral que está recorriendo México, acercando al público a excelentes obras teatrales como la que aquí se presentó el pasado 22 de noviembre: Un Picasso.

El montaje fue escrito por el dramaturgo Jeffrey Hatcher, y dirigido por Salvador Garcini. Está basado en un hecho real, acontecido durante la ocupación nazi en Francia, en 1941, cuando detuvieron al artista español en París, y básicamente es un diálogo entre el famoso Picasso y la experta de arte, la srita. Fischer (judío-alemana), quien lo interroga respecto de tres obras. Con el transcurrir del diálogo, Picasso se da cuenta que de autentificar como suyas dichas obras, éstas serán quemadas, ya que los nazis lo consideran un artista subversivo y ofensivo hacia el régimen del Führer.

UN PICASO_2Como siempre, el ver a un actor de los tamaños del señor López Tarso es un gusto y un lujo, y poder constatar que pese a sus años él continúa tan lúcido como el que más, sacando sin problema un papel que le permite dramatismo, picardia y una comedia con gran clase. El papel de Fischer lo realizó la actriz Gabriela Spanic, quien lo hizo bien, sin embargo, me parece, le falta más seguridad en su actuación.

La escenografía: una celda con varios cuadros, una mesa, libros, cajas varias y algunos otros objetos. Un Picasso es una obra que se viene representando en cartelera desde enero del 2016, y mediante la misma conocemos parte de la personalidad del gran genio del pincel: su ingenuidad, carisma, picardía, coquetería y calidez, cautivando y seduciendo a su oponente con el solo hecho de su presencia. Un Picasso también nos muestra en escena a uno de los grandes baluartes actorales que tenemos en México, y que aún a sus 92 años de edad, se encuentra haciendo lo que mejor sabe hacer, actuar… Gracias al organismo por traernos esta obra, y por traernos a don Ignacio López Tarso, quien al terminar la función recibió un merecido aplauso de pié por parte del público que llenó el reciento.

UN PICASO_4