36 HORAS CUENTA ABAJO (LAS ÚLTIMAS HORAS DE VIDA DEL CHE GUEVARA)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografía de Denisse Anzures

 

36 horas

 

Un ser a quienes algunos consideran un mártir, un héroe, sin embargo, para otros un simple guerrillero. Cada quien puede asumir la postura acorde a sus convicciones, lo cierto es que a 51 años de de su muerte su imagen es un icono, aun entre los jóvenes quienes no habían nacido cuando cuando fue fusilado.

 

¿A quién nos referimos? Nada más y nada menos se trata de Ernesto “Che” Guevara (1928, Argentina-1967, Bolivia). José Rivera es considerado como uno de los más destacados autores de origen latino, a pesar de escribir en inglés. Adquirió prestigio al ser nominado al Óscar por el guión DIARIOS DE MOTOCICLETA, en donde aborda los años de juventud del Che. Ahora no adentraremos en 36 HORAS CUENTA ABAJO (el título original era ESCUELA DE LAS AMÉRICAS). El texto nos presenta a un hombre idealista, siempre justificando sus acciones, aun cuando al final no está seguro si éticamente su proceder fue el correcto,  pero sin apartarse de sus ideales. Ha sido herido por miembros del ejército boliviano y confinado bajo arresto en una escuela de La Higuera, Bolivia. En ésta trabaja la maestra Julia Cortés, a quien se le permite convivir con él por cortos periodos de tiempo.Entablan diálogos -ficticios- con diferentes puntos de vista, en vez de enfrentarlos los acerca, inclusive más allá del hipotético racional. Uno de los temas centrales la importancia de la educación.  Curiosamente Julia cita a su madre: “Las ideas son la mejor arma que tenemos”, palabra que bien se le podrían atribuir al Che. A grandes rasgos es la trama planteada por Rivera. Por cierto, la maestra vive en Bolivia, cuenta con 92 años de edad.

 

Estos encuentros ficticios recaen bajo la dirección de Otto Minera, destacado en el rubro del denominado Teatro de Arte. Mantiene un excelente ritmo de principio a fin, su tiempo a cada diálogo, a pesar de los extenso de las conversaciones, de lo cual no tiene responsabilidad. Se apoya en una escenografía compuesta por tres espacios, independientes entre sí, obvio al centro el aula del plantel donde acontecen las disertaciones. Sin caer en la parafernalia, destaca la iluminación de Tera Uribe, un diseño de vestuario discreto de Estela Fagoaga. Además efectos sonoros, el sobrevuelo de una helicóptero y metrallas.

 

Las actuaciones: Carmen Mastache (excelente como Julia, de la sensación de que todo lo expresado le sale del corazón, probablemente la actriz es admiradora del Che); Juan Valero y Edgar González (cubanos), Anilú Pardo, Josué Aguilar y Alejandro Gama. Todos capitan a la perfección la intencionalidad dramatúrgica como de la puesta escénica, a pesar que que los dos últimos son circunstanciales y no se comportan como soldados.

 

36 HORAS CUENTA ABAJO tiene como sede La Gruta, Centro Cultural Helénico, Ciudad de México, hasta el 23 de septiembre, los viernes a las 19:00 y 21:00, sábados 18:00 y 20:00 y domingos 17:00 y 19:00 horas. Las funciones de los viernes a las 19:00 horas tendrá un 50% de descuento para estudiantes.