ACUÑA EL DE LAURA MÉNDEZ

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

P1200689Uno de los milagros más grandes es sin duda el del alumbramiento y, en general, son pocos los que pueden presenciarlo. De hecho, aún las madres, figuras imprescindibles en el acontecimiento, si requieren de una cesárea o se presenta una emergencia lo viven, pero anestesiadas. Son afortunados quienes han estado cuando alguien da a luz, o bien, aquellos que han visto nacer a alguna mascota, y hasta los que sólo lo ven mediante una filmación, es un gran momento de la vida real.

Lo cierto es que todo inicio de algo bueno es motivo de alegría y celebración. ¿Te gustaría presenciar la lectura de un texto recién escrito? Para hacerlo, no necesitas ser alguien cercano a un dramaturgo, ya que a través de un nuevo programa Boris Schoemann, su equipo creativo y el Teatro La Capilla te brindan esta oportunidad.

Como sabes, el Teatro La Capilla es uno de los espacios más antiguos en la Ciudad de México, el cual fue fundado por Salvador Novo en el año de 1953 cuando convirtió en teatro una pequeña capilla de la otrora finca El Carmen. A partir del año 2001 la Compañía Los Endebles, A. C. bajo el mando de Boris Schoemann tomó las riendas del Teatro a Capilla con el propósito de continuar la labor de Salvador Novo en cuanto a presentar montajes, tanto de dramaturgos consagrados como de nuevas voces.

A la fecha el Teatro La Capilla es un referente del teatro contemporáneo, en donde confluyen puestas en escena locales, nacionales e internacionales. Allí también se imparten talleres diversos. Además, cuentan con una editorial bastante conocida y una popular Cafetería.

Entre las nuevas actividades implantadas por Boris Schoemann, actor, dramaturgo, director escénico, traductor y docente, se encuentra el programa que inicialmente fue llamado Inéditos, para luego cambiar su nombre a Irrepetibles, planeado para dar a conocer obras de reciente concepción. Para que una obra participe en este programa, el autor debe aplicar a una Convocatoria y esperar el resultado que será emitido por el Comité Seleccionador del Teatro La Capilla, integrado por Itzel Lara, Gabriela Guraieb, Daniel Bretón y Adriana Morales.

Para el período entre mayo de 2018 y marzo de 2019, el Comité Seleccionador eligió un total de once obras para ser leídas dentro del Programa Irrepetibles. El título le va muy bien, puesto que cada texto jamás será igual a como se lee por vez primera, en virtud de que los autores van dispuestos a aceptar sugerencias por parte de sus invitados especiales que fungen como sinodales, del elenco y del público en general.

El Ciclo actual de Irrepetibles comenzó con la Sesión 1, cuando el sábado 19 de mayo de 2018 se llevó a cabo la primera lectura de la obra Ulises en cuerpo presente de Eduardo Castañeda, en tanto que en la Sesión 2, sábado 6 de junio, tocó el turno a Sólo somos capuchino y yo de Tania Vázquez.P1200707

El sábado 21 de julio, en la Sesión 3 presenciamos la primera lectura de Acuña el de Laura Méndez de la autoría de Dorte Jansen.

Dorte Jansen nació en Laatzen, Distrito de Hannover, Alemania, y reside en la Ciudad de México desde hace tiempo. Tiene estudios en la Universidad Philipps de Marburgo, estado federado de Hesse, Alemania, en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Veracruzana de Xalapa, Veracruz.  Es una apasionada del teatro que se desempeña como dramaturga. Ha llevado a escena varios de sus textos de teatro para niños. En lo personal es una mujer jovial, estudiosa, sensible, gran observadora y siempre dispuesta a ayudar al prójimo.

Para Dorte, Acuña el de Laura Méndez implica un doble estreno, marca la primera lectura de su obra ante el público y su incursión en la dramaturgia para todo público. La sinopsis con la que Dorte describe Acuña el de Laura Méndez es la siguiente “Dos poetas: Manuel Acuña y Laura Méndez (1953-1928). El primero famoso por su Nocturno y su espectacular salida del mundo, a través del suicidio. La segunda, la escritora mexicana más destacable del siglo XIX y hasta hoy una desconocida. Acuña el de Laura Méndez contesta en tono fársico a preguntas tan elementales como: ¿de qué sirve el amor romántico?, ¿por qué las mujeres necesitan siempre a un hombre para ser felices? y ¿todos los hombres son patéticos?”.

En uno de los diversos diplomados que tomó Dorte, en el material de trabajo se encontraba parte de la obra de la poeta Laura Méndez. A Dorte le impactó su escritura y se preguntó por qué no era más conocida. A partir de esto, Dorte investigó la obra de Laura Méndez y también su vida personal. Fue así como se enteró de que la poeta había estado profundamente enamorada del reconocido Manuel Acuña. Todo esto hizo que tuviera la inspiración de escribir algo sobre la escritora que le había impactado.

Laura María Luisa Elena Méndez Lefort nació en 1953 en una enorme hacienda en Amecameca, Estado de México. Cursó estudios en el Conservatorio de Música en la Escuela de Artes y Oficios para Mujeres. Antes de que Laura cumpliera los veinte años, el poeta saltillense le dedicó un poema intitulado A Laura-Epístola y lo leyó en público. Para ese entonces, Laura ya escribía poemas y organizaba veladas literarias en su casa, al lado de su hermana Rosa. A partir de ese momento, Laura y Manuel iniciaron una relación amorosa que duraría varios años.

El poeta Manuel Acuña era brillante y sus poemas le hicieron ganar popularidad, más no ingresos. Vivía con Laura y ella estaba tan enamorada que con gusto asumía todos los gastos. En tanto que para Laura Manuel era el amor de su vida, él solía tener aventuras y no estaba dispuesto a comprometerse. Por su parte, Laura era muy productiva, además de su faceta de versificadora, era una narradora nata y publicó varios libros. Por algún tiempo se dedicó a la labor periodística y sus publicaciones aparecían en los diarios capitalinos de mayor difusión. Trabajó arduamente en educación, incluso fue comisionada para representar al gobierno mexicano en congresos sobre educación celebrados en diversos países europeos. Fundó la Revista Hispano Americana en la ciudad de San Francisco, California, E.U.A. Se dice que era quien hacía los más preciosos esbozos biográficos de personajes de su época. Atrapó la atención de gran parte de la población y aumentó las ventas del diario El mundo cuando su novela El espejo de Amarilis apareció publicada, dosificándola en 43 entregas.

En Acuña el de Laura Méndez, Dorte se enfoca en acontecimientos de la vida personal de Laura Méndez. Le da voz a Laura para describir su sentir respecto de sus amores, sobre todo, el de Manuel Acuña, a quien el espectador verá a través de los ojos de Laura. Cuando más amor sentía Laura por Manuel se dio cuenta de que estaba embarazada. Se alegró muchísimo y con entusiasmo se lo comunicó a Manuel. Lamentablemente a él no le hizo gracia alguna y lo tomó como pretexto para alejP1200711arse de Laura. Esto la devastó y tuvo que afrontar su embarazo en total desolación. Poco después, quizá con intención de restituir su honor, Laura aceptó contraer nupcias con el mejor amigo de Manuel, el periodista y poeta precursor del modernismo, Agustín Fidencio Cuenca Coba, con quien habría de procrear siete hijos.

El texto de Dorte Jansen para Acuña el de Laura Méndez es de buena estructura y capta la atención de principio a fin. Su mayor mérito es dar a conocer a la valiosa Laura Méndez, de quien José Emilio Pacheco afirmara que, para muchos, fue la mejor poeta del siglo XIX. En el mundo intelectual se reconoce la aportación literaria de Laura Méndez y más aún las aportaciones que hizo en materia pedagógica, toda vez que al aplicar teorías modernas a la práctica educativa se logró un gran avance. Es loable que Dorte rinda este homenaje a uno de los grandes valores de las letras mexicanas, sin dejar de lado que a pesar de sus sufrimientos personales, Laura continuó trabajando con ahínco y dedicación.

En la lectura de Acuña el de Laura Méndez participaron: Florencia Ríos como Laura Méndez,  Isaac Weisselberg como Manuel Acuña,  Gabriela Guraieb como la doncella de la casa de Laura Méndez y  Hasam Díaz como Agustín Cuenca. Algunos de ellos interpretaron otros personajes de menor relevancia. Todos ellos aportaron una excelente dicción y diversos matices para dar mayor emotividad al relato.

Al finalizar la reunión, la primera en tomar la palabra fue Nora Coss, la flamante ganadora del Premio Bellas Artes Juan Rulfo 2018 para Primera Novela con su Nubecita. Con voz clara y directa señaló a Dorte aquello que podría redireccionarse o mejorarse. Luego, también dieron sus recomendaciones Marianella Villa y Laura Uribe, así como algunos de los integrantes del elenco, por ejemplo, Florencia Ríos aludió a la experiencia de leer ciertos fragmentos de poemas dentro de un texto. Así mismo, personas del público externaron opiniones y, para concluir, Itzel Lara, dramaturga, integrante del Comité Seleccionador y editora de los Textos de La Capilla pronunció acertados consejos. Dorte tomó nota de todas las sugerencias y esperamos que pronto salga a la luz la versión definitiva de Acuña el de Laura Méndez y su correspondiente montaje.P1200741

La velada concluyó con un grato convivio donde todos los asistentes charlaron, tomaron té o mezcal y degustaron finas galletas.

Si quieres asistir a la Sesión 4 del Programa Irrepetibles tienes que estar al pendiente de las publicaciones del Teatro La Capilla en las redes sociales o entrar de vez en cuando a su página de internet. Es una experiencia novedosa ver nacer un texto y resulta enriquecedor escuchar en un diálogo abierto opiniones diversas al respecto.

La primera lectura de Acuña el de Laura Méndez se llevó a cabo el sábado 21 de julio de 2018 en la Sala Novo Coyoacán, Ciudad de México.