ALOHA

Texto y fotos por Fernando Sánchez

alohaEl grupo de Danzas Polinesias Aloha de Aguascalientes, perteneciente a la Universidad Autónoma de Aguascalientes, presentó Vivir en la Polinesia, dentro del programa Domingos Culturales en los Museos, el pasado 7 de octubre en el Museo de Arte Contemporáneo.

Sólo nos hace falta escuchar “aloha” para transportarnos a las islas paradisíacas del Pacífico: Hawai, Tahití… En estos lugares, las danzas se han utilizado desde siempre para expresar sentimientos y creencias, para contar historias a través de cadentes movimientos de cadera o para dar la bienvenida o despedirse con delicados gestos con las manos. Cada gesto de la danza polinesia alude a elementos naturales como las montañas, las olas del mar o emociones como el amor o la alegría, pero también las hay en honor a deidades y que pertenecen a rituales religiosos.

A través de la danza el grupo Aloha representó ritmos basados, principalmente, en movimientos de cadera, piernas, manos y gestos que se acompañan con los mele (cantos). Los hombres o tanes representaron el vigor y la pasión de la raza polinesia. En sus bailes se interpretan: guerras, cacerías, así como historias y leyendas. Sus movimientos de rodillas y brazos, demostrando su fuerza, donde cada bailarín debe tener demasiada fortaleza en sus pies. Las mujeres o vahines son la expresión de la sensualidad exótica, pero también de la calidez humana, la hospitalidad, la alegría y la belleza femenina.

Sin duda alguna el Grupo Aloha de Aguascalientes logró hacer sentir a los presentes lo que es vivir en la Polinesia, ya que las vahines -a través de su belleza y sensualidad- trasmitieron la calidez de ese pueblo y los tanes, mediante la fuerza en sus movimientos, lograron transmitir el vigor de su raza y la pasión de sus costumbres y tradiciones. Mi reconocimiento y admiración al grupo y a los organizadores.

Visitado 3 veces, 1 hoy.

Moderador AE

Webmaster de AEscena

También te podría gustar...