APROXIMACIÓN AL INTERIOR DE UNA BALLENA

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

aprox_aligerar

Cuando alguien tiene una vocación definida y las condiciones son propicias para respetarla, logra dedicarse a lo que realmente le gusta. En estos casos, con el tiempo, la vocación se va transformando en pasión y es entonces que mientras más se disfruta de la labor cotidiana, los sentidos se alertan para depurar técnicas, afinar detalles y valorar aciertos. Sin lugar a dudas, Agustín Meza es un apasionado de su trabajo, puesto que ha dedicado la mayor parte de su vida al teatro.

Agustín Meza es egresado de la Escuela Nacional de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Concretó uno de sus anhelos al fundar la Compañía de Teatro El Ghetto, un colectivo escénico mexicano, cuyo objetivo es crear, producir y fomentar propuestas de intención artística y estética, la cual hace poco cumplió 23 años de trayectoria, durante los cuales ha participado exitosamente en numerosos festivales nacionales e internacionales. Algunas de las obras más representativas de El Ghetto son El pasatiempo de los derrotados … Cartas de un idiota, de Agustín Meza; Fe de erratas, de Agustín Meza; Esperando a Godot, de Samuel Beckett; Woyzeck, de Georg Büchner; El abuelo dice que el tiempo es un niño que juega a las canicas, de Agustín Meza; Anatomía de la gastritis, de Itzel Lara; Gritos y susurros, de Ingmar Bergman; La habitación y el tiempo, de Botho Strauss; La arquitectura del silencio. Homenaje escénico a Andrei Tarkovsky, de Agustín Meza y Nocturno. Homenaje Escénico a Octavio Paz, de Agustín Meza. Tanto El Ghetto como Agustín Meza tienen en su haber numerosos premios y distinciones no solo en nuestro país sino también en Argentina, Bélgica, Cuba y Suiza.

Agustín Meza posee talento y sensibilidad. Es un creativo natural que no gusta de ceñirse a cánones establecidos, el teatro que él concibe va más allá de un texto escrito y prefiere espacios alternativos a foros tradicionales. Lo más importante para Agustín es llegar al corazón del espectador y esto le llevó a crear el concepto que él denomina Teatro de la tersura. Sus más recientes producciones las ha realizado bajo el teatro de la tersura y es un hecho que los espectadores han salido conmovidos.

aprox2_aligerar

El proyecto La rosa de los vientos de El Ghetto resultó beneficiario del Programa de Apoyo a Grupos Artísticos Profesionales de Artes Escénicas, México en escena, del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. El objetivo de La rosa de los vientos es enriquecer y fortalecer el desarrollo del teatro de intención artística y propuesta estética en ciudades vulnerables ante escenarios de conflicto y violencia, a través de la piel de sus propios artistas y creadores escénicos.

La primera producción de La rosa de los vientos es Aproximación al interior de una ballena, idea que, según Agustín Meza, “nace de la necesidad de ofrecer una lectura más fiel y actual sobre la poética de Ángel Hernández”. Ángel Hernández, autor del texto original de Aproximación al interior de una ballena, es un investigador escénico y dramaturgo, fundador de Teatro para el Fin del Mundo, programa de intervención y ocupación de espacios en ruina marcados por contextos de violencia. Ángel Hernández ha distinguido su trabajo dramatúrgico por la aplicación de investigaciones de campo referidas a circunstancias de conflictos sociales en diversos contextos violentos del mundo. Entre los países donde han desarrollado sus programas de creación dramatúrgica se encuentran Vietnam, Camboya, Marruecos, Bosnia y Herzegovina, Japón, India, Afganistán, Kosovo, Franja de Gaza, Ucrania, Grecia, Polonia, Turquía y México. A lo largo de su trayectoria, Ángel Hernández ha obtenido múltiples reconocimientos.

Bajo la idea y concepto de Agustín Meza, Aproximación al interior de una ballena es una exploración y homenaje al mar y a la bóveda celeste que acercará al espectador al interior de sus propias utopías. El montaje fue producido en la ciudad de Oaxaca, tras un riguroso proceso de investigación y creación artística realizado en los meses de mayo a octubre de 2017.

La propuesta regida por el Teatro de la tersura es una instalación escénica, donde el espectador es recibido en forma personal y directa por los tripulantes escénicos. El ver velamen, mástiles y cuerdas provoca la sensación de estar a bordo de un velero. La música genera un entorno grato donde se respira paz. En cuanto a la trama, no puedo comentar algo definido, toda vez que es costumbre de Agustín Meza introducir variantes en las funciones, así que cada grupo de espectadores verá algo distinto.

Lo más aconsejable es dejarse llevar en esta aventura marítima y disfrutarla.  Pensemos en parte de lo que escribe Fernando Martín Velazco en el texto que incluye en el programa de mano de Aproximación al interior de una ballena: “Previo a la historia, el ser humano aprendió la ternura en la soledad de las navegaciones. Ese oscuro viaje sin propósito dio a la inmensidad color, sabor, voz y carácter”.

El almirante musical es Steven Brown (líder del popular grupo Tuxedomoon). Los tripulantes escénicos son: Bernardo Gérman, Katia Elnecave, Rosario Sampablo y  Xavier Lara.

La Sala de máquinas está a cargo de Jorge Lemus, Luis Villalobos y Agustín Meza. La identidad visual es de Crissanto Frías. El diseño del programa es de Juan Carlos Hernández Martínez.

aprox3_aligerar

Aproximación al interior de una ballena fue presentada por la Secretaría de Cultura y la Compañía de Teatro El Ghetto. El proyecto cuenta con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).

Los espectadores se olvidaron de preocupaciones y problemas, se dejaron consentir y  se adentraron en la magia del Teatro de la tersura, donde vivieron nuevas experiencias sensoriales. La música y la melodiosa voz de Steven Brown endulzaron sus oídos, en tanto que los tripulantes Bernardo, Katia, Rosario y Xavier les brindaron calidez y sus ojos percibieron una embarcación plena de estética visual. Aproximación al interior de una ballena cubrió una brevísima, pero muy exitosa temporada en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque, Ciudad de México.