BREVE TEMPORADA DE LA ÓPERA ALBERT HERRING EN EL CENART

Información Conaculta

 

Ensayo_opera_Albert_Herring_Cenart_ALR_9610b

Solistas Ensamble del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), la Schola Cantorum de México y Tempus Fugit Ensamble, presentarán como últimos conciertos de temporada la ópera Albert Herring, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Con música de Benjamin Britten, bajo la dirección concertadora de Christian Gohmer, libreto de Eric Crozier y la dirección de escena de Valeria Palomino se ofrecerá al publicó un montaje operístico que no deberán perderse los amantes del bel canto.

El escenario será el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), que a partir de hoy jueves 29, y hasta el domingo 2 de diciembre albergará una serie de funciones.

El ensayo general resultó más que satisfactorio, sólo con mínimos detalles para corregir en busca de la perfección vocal, escénica, de instrumentación e iluminación, producto de una exacta comunicación directiva.

No hubo sobresaltos, estrés, ni inconvenientes. El ensayo trascurrió como una habitual función en la que cado uno de los intérpretes conocía sus espacios y tiempos.

La pieza en tres actos ofreció una escenografía que mostraba un bello centro comercial de una modesta comunidad británica, en la que destacaba la tienda de frutas y verduras, y como fondo, una bello sol.

En el primer acto narra los preparativos para una fiesta. Lady Billows organiza el festival de mayo, reúne a toda la gente importante del lugar para elegir a la próxima reina del mes.

Florence, su ama de llaves, demuestra que ninguna de las jóvenes nominadas es digna de llevar la corona y el superintendente Budd propone elegir un rey, un joven moralmente intachable. El elegido resultó Albert Herring.

Acto seguido, Albert descubre por su ingenuidad y simpleza causa lástima a Sid y Nancy. Decepcionado huye. El tercer acto presenta la búsqueda de Albert y el descubrimiento de una corona de flores, aplastada por una carreta, por lo cual suponen que Albert ha muerto.

El elenco artístico está integrado por el tenor Ángel Ruz (Albert Herring), la soprano Graciela Díaz Alatriste (Lady Billows), la mezzosoprano Edith Grace Echauri (Florence Pike, ama de llaves), la soprano Angelina Rojas (Miss Wordsworth, maestra de escuela) y el barítono Óscar Velázquez (Mr. Gedge, el sacerdote).

La puesta en escena es responsabilidad de Valeria Palomino; diseño de escenografía, Antonio Solares y Juliana Vanscoit, quien además está a cargo del diseño de vestuario. El diseño de iluminación y maquillaje es de Erika Gómez.

Christian Gohmer, director concertador, dijo que múltiples retos implicó el montaje de la ópera de cámara de Benjamin Britten, porque si bien “el lenguaje es más digerible para el público resulta mucho más complejo en lo que se refiere a los músicos y los cantantes”.

Es “una comedia que difiere con respecto a sus anteriores óperas trágicas. En Albert Herring la música describe a cada uno de los personajes con un carácter tímbrico y rítmico, que enriquece la descripción musical de personajes, pero exige a la orquesta de toda su atención y capacidad interpretativa para cambiar de un compás a otro, y del carácter de cada uno de los papeles de la obra”.

Aseveró que “tiene complejidad rítmicas, de polirítmias, de politonalidades” y “muestra experimentación rítmica que lo hace muy compleja esta obra”.

Como director artístico de Solista Ensamble del INBA eligió la ópera para mostrar la evolución y avance en el repertorio y disciplina del grupo, ya que es una “ópera difícil que exige buenos músicos y una gran dirección de escena y musical”.

Valeria Palomino, calificó la obra como “extremadamente complicada, tanto musical y teatralmente, porque tiene muchos personajes, ocurren distintos sucesos contantemente cruzándose unos con otros y con interacciones entre personajes que exigió la toma de decisiones”.

Por otra parte explicó que ante las limitaciones que ofrecer o presentar los tres escenarios que plantea la ópera con sus cambios, se logró una escenografía que abrió un versátil espacio múltiple para un óptimo despliegue artístico.

Para la elección de elenco se realizaron audiciones porque cada papel de la ópera exige un intérprete con cualidad específicas vocales, incluso visuales o físicas.

Solistas Ensamble del INBA fue fundado en 1984 por el maestro Rufino Montero. Tiene como propósito desarrollar una actividad musical que comprende las principales etapas de la música vocal, el repertorio de oratorio, ópera e interpretaciones de música antigua y contemporánea.

Ha tenido como directores huésped a maestros como Erika Kubacsek, James Demster, Horacio Franco, Josep Cabré y Samuel Pascoe, entre otros y ha participado al lado de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes y de la Orquesta Sinfónica de la Secretaría de Marina Armada de México.

La Schola Cantorum es una agrupación que cuenta con 26 años de existencia, lapso en el que se ha consolidado como un punto importante de referencia dentro del ámbito coral mexicano.

Está integrado por niños y jóvenes que poseen alta calidad interpretativa. Cuenta con un amplio repertorio y se ha presentado en múltiples eventos musicales, además de participar al lado de destacados artistas y orquestas en la grabación de diversos discos.

Las presentaciones se llevarán a cabo en el Teatro de las Artes con funciones el jueves 29 y viernes 30 de noviembre, a las 19:00 horas, así como el domingo 2 de diciembre, a las 17:00 horas.