ENTRE FAROS Y DERIVAS, BAJO EL TIMÓN DE LA TROVA

Texto y fotos por Marcela Mondragón

IMAG0924 - copiaLa palabra música, como la palabra cultura, es una de esas palabras que resultan difíciles de definir de una forma concreta, es como un arte abstracto, pues vista desde diferentes perspectivas, diversos autores exponen qué es y cuáles son los elementos que la conforman, pero nada que se resuma en un pequeño fragmento logra satisfacer lo que la gente desea escuchar.

Sin embargo, es importante resaltar que a través de los años, el hombre, en su afán y necesidad de expresar y comunicar (sea un sentimiento, una emoción, un clamor, una protesta, el amor, o su propia tristeza) con el medio que le rodea, se ha valido de diversas herramientas para poder llevarlo a cabo.

Para ello, cito la frase expresada por el inmortal Goethe: “Donde terminan las palabras, comienza la música”. ¡Qué mejor definición para exponer, que una vez que nuestro vocabulario se queda corto o limitado, el ser humano dotado de talento y profundo sentimiento, comparte mediante instrumentos, notas y su voz, una bella expresión en la que cientos o miles de personas se sienten identificadas; para entonces, la magia comienza creando un hermoso lenguaje universal!

Así, como parte de esta breve reseña acerca de la música, hoy hablaremos de un evento que tuvo lugar el sábado 10 de marzo en nuestra ciudad, donde en punto de las 21:00 horas se dieron cita los amantes de la trova, pues fue gracias a la invitación realizada por el dueto conformado por el maestro Fernando Delgadillo, junto al excelente cantautor Édgar Oceransky, ambos con un gran talento y trayectoria en este género, que el Auditorio Dimo fue testigo de una velada donde más de una persona cantó alguna melodía con la que se sintió identificado.

La definición del género musical trova, es Poesía con música”. Canciones con letra inteligente que, por lo general, cuentan temas de protesta o historias de amor. La trova es la composición poética compuesta para ser cantada, y sin duda, podemos decir que según su origen francés, y que luego pasó a extenderse por toda Europa, ha logrado avanzar de ser un género popular o folclórico (con orígenes europeos) a ser todo un arte, donde no solo la música, sino la letra, es fundamental para exponer, criticar y crear propuestas sociales.[i]1

Razón por la cual, al cuestionar a ambos en conferencia de prensa, si cabría la oportunidad de hacer un dueto con algún artista, cuyo género de moda (y en concreto por aquellos a quienes les importa más el ritmo, que la calidad del contenido de sus letras), sin duda alguna respondieron:

Fernando: “Puede gustarme la letra de alguna canción, y podría cantarla, pero no lo planearíamos como una estrategia.”

Édgar: “He participado cantando con gente de otros géneros algunas canciones que me gustan, pero me es complicado verlo en el género de la trova, sobre todo, cuando la música te invade…”.

Fernando: “No hemos encontrado algo que nos guste, no lo hemos considerado”.

Finalmente, Fernando y Édgar ofrecieron un concierto que duró tres horas, de las cuales cada uno cantó una hora completa canciones de su autoría. De Édgar escuchamos: A veces quiero contarte, Quiero estar, El faro, Te dejé, Hay algo que no sabes, entre otras. De Fernando: La bañera, Julieta, Bienvenida, Hoy ten miedo de mí, Olvidar, Entre pairos y derivas, etcétera.

IMAG0932Juntos compartieron escenario, alternando melodías a petición de los presentes, las que el público cantó con total sentimiento, cerrando así una noche llena de aplausos. El público se mostró satisfecho y contento con cada momento y anécdota compartida por los trovadores, quienes saben perfectamente cómo crear un ambiente parecido al de una habitación donde dos amantes o algún taciturno gustan de escuchar esa canción que remueve las fibras y nos hace ¿por qué no?, llorar por algún recuerdo que nos invade.

Sin duda, Entre faros y derivas, haciendo referencia a dos grandes canciones: Entre pairos y derivas de Delgadillo y El faro de Oceransky, ha sido un evento que muchos desearemos volver a repetir. A Escena agradece tan magnífica velada ofrecida para los Aguascalentenses.

[i]Información tomada de la página web: Música Trova, Historia de la Trova; sin fecha de publicación, fue consultado el 11 de marzo de 2018, a través del sitio: https://musicatrova.com/historia-de-la-trova/