ESTUVO LA SEÑORA PRESIDENTA EN AGUASCALIENTES

Texto y foto de Miryam Almanza

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Hablar de don Héctor Suárez es hablar de toda una autoridad en el escenario;, su carrera artística, iniciada en los años 60, lo ha posicionado como primer actor, y si bien su papel principal ha sido de comediante, también ha abordado facetas con éxito no sólo en teatro sino también en televisión y cine. El día de ayer estuvo en Aguascalientes para presentar La señora Presidenta, obra de teatro que el también actor Gonzalo Vega hizo por casi 20 años, dándole vida a dos peculiares personajes, Martín y Martina, hermanos mellizos que por años han estado distanciados.

La obra en sí no trata sobre política, aunque el actor en momentos sí hace un fuerte llamado a la ciudadanía a protestar por el actual gobierno mexicano; más bien es el retrato irónico de temas que inquietan (¿o incomodan?) a la gente, como la sexualidad, las relaciones incestuosas, el alcoholismo, la infidelidad, cosas que por lo regular se quedan en lo oscuro y en los que la risa es el pivote para desfogar la tensión que provocan.

Don Héctor es magnífico en el escenario, y si bien no hace tantos cambios de vestuario como los hiciera Gonzalo Vega (a quien vi en su última presentación en Aguascalientes), sus dotes de comediante levantan el montaje que, por momentos, es soso, sin chiste y me atrevería decir que hasta con personajes a los que les hace falta una mejor dirección por parte de Héctor Suárez Gomís. Eso sí, me fascinó la mancuerna que hace don Héctor con Lalo España, entre ellos fluye tan bien las escenas que la gente se muere de risa, se combina perfecto la experiencia de uno y de otro como comediantes, y aún hasta cuando hacen algo de improvisación, se nota que embonan perfecto en el escenario. Sería muy bueno verlos juntos en otro proyecto. De ahí en más, el resto del reparto (y de la historia) pasa sin pena ni gloria.

La señora Presidenta cumplió con su cometido de divertir al público de Aguascalientes pero, sin duda, creo que estaba mucho más cuidado el montaje hecho por Gonzalo Vega.