FERIA NACIONAL DE SAN MARCOS 2018 (FNSM). 7ª ENTREGA

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

 

Orquesta de Pérez Prado y Rubén Albarrán

orquesta perez ligero

Con el clima festivo que se siente y se contagia, intentaré resumir algo de lo mucho que ver en esta feria. El 26 se presentó en el foro del lago un encuentro muy esperado, La orquesta de Pérez Prado y Rubén Albarrán. Con el foro atestado, inició el concierto con todos los mambos posibles, desde el politécnico, o pumas universidad, Patricia, Norma, mambo número cinco, mambo número 8, popurrí de mambo romántico y un sinfín de piezas y solos, que junto a la transmisión de fotos, programas y videos de la época de oro de Pérez Prado además a dos bailarinas con excelentes vestuarios, sentimos los presentes el mambo en todas sus formas. Al final efectivamente llegó Rubén y logro por fin prender al público invitándolo a bailar. Al final terminó siendo una buena velada.

 

Tony Luna Jr y Radames

Después un servidora, quiso probar suerte con los comediantes Tony Luna Jr y Radames, sin embargo, el show fue imposible de apreciar debido a un pésimo manejo de sonido, por lo que la música no se escuchaba y mucho menos los chistes e imitaciones, incluso los mismos actores constantemente pedían ajustar el sonido pues no se escuchaban. Así que no puedo decirles de que trato el asunto pues dadas las circunstancias abandone el recinto.

 

Cero aguacero

cero ligero

Para el 27, continuó el festival de títeres con la obra “Cero aguacero” de la compañía Teatro Rodante de Colima. Una bella obra donde sin ninguna palabra, con solo gestos, una buena musicalización, un niño (marioneta) y una linda historia, los presentes comprendimos la necesidad de apreciar y cuidar el agua. Así el pequeño se baña, riega, pesca, juega con barcos y sueña hasta que se queda sin agua y entonces se empeñará en conseguirla de cualquier forma hay quien no tiene el dinero para comprarla. Hermoso espectáculo visual que logro atrapar la atención de los pequeños y no tan pequeños.

 

Micro desfile

micro ligero

Ese mismo día en la tarde, por el corredor Pani, se realizó el micro desfile con los carros alegóricos, las botargas tradicionales de torero y toro y algunas comparsas para amenizar.

 

José Manuel Chu

jose manuel ligero

A las ocho en el Foro del Lago se presentó el excelente y simpatiquísimo tenor sinoalense José Manuel Chu, ganador de diversos premios internacionales quien trajo a la feria una deliciosa velada con canciones en un sentido homenaje a Pedro Infante. Y así con 16 temas donde no podía faltar “Parece que va a llover”, “Amorcito corazón”, “Que te ha dado esa mujer” y “Nana Pancha”, temas asociados a Infante, el público embelesado cantaba y recordaba (gracias a la pantalla donde había escenas de las películas clásicas de Infante) esa época de oro. Cabe resaltar que el tenor resultó ser encantador al actuar algunas piezas en su elegante saco de norteño, o con su cuera Tampiqueña y hasta bajo del escenario dos veces para saludar y amenizar aún más la deliciosa noche de luna llena que enmarcó tan delicioso festejo. Y por supuesto la OSA y su director José Areán tuvieron mucho que ver pues con su buena interpretación y disposición, ensamblaron un excelente concierto. Al final el público feliz compró sin pensar el CD del mismo concierto solo que grabado bajo la batuta de nuestro querido Gordon Campbell y la orquesta sinfónica de Sinaloa.

 

La corte de los bufones

la corte ligero

El sábado 28, dentro del festival de títeres se presentó la obra “La corte de los bufones” con el grupo Gorgona de la Ciudad de México quienes con un estilo de ópera bufa presentaron tres entremeses “La tierra de Jauja”, “Las aceitunas” y “La generosa paliza o quién se comió mi pastel”. El grupo se distinguió por un excelente vestuario, sin embargo, las historias lentas, en un contexto histórico lejano (1580) y con pésima dicción, pronto perdieron el interés de muchos de los niños y adultos asistentes. Una marioneta “Lala” de alguna forma rescató un poco la función.

 

Cuentos para no dormir

cuentos ligero

Y el domingo 29, en función de títeres se presentó el espectáculo “Cuentos para no dormir” está basado en el clásico alemán de literatura infantil Der Struwwelpeter (Pedro Melenas), del escritor Heinrich Hoffman, quien dedicó su obra escrita en 1845 a los niños y consta de varias historias (narradas en verso) en las que en cada una de ellas es protagonista un niño con algún vicio o “mal comportamiento” distinto, quien al final, recibe un castigo). La dirección de la puesta en escena a cargo de Miguel Ángel Gutiérrez, responsable de Luna Morena, recuerda que llegó al libro de Pedro Melenas después de hurgar en otros textos de la editorial Vanegas Arroyo, donde el grabador José Guadalupe Posadas se dedicó a ilustrar varios cuentos similares a la propuesta alemana. Extrañamente fueron diversas historias transgresoras, sin finales felices ni moralistas, con un alto humor negro como el caso del niño que por chuparse el dedo le mocharon los pulgares, quedo mocho y por eso solo aprendió a contar hasta el ocho. Así desfilaron títeres de mesa que contaron las historias del niño gordo, el que se lo llevó el viento, el que murió como un fideo por no comer, la niña que se quemó por jugar con cerillos, Pedro Melenas quien no ha visto al peluquero, su cabello rojo está todo alborotado y por no cortarse las uñas, le crecieron 10 pezuñas. Un texto delicioso en rima con un excelente montaje.

 

Grupo folclórico de danza de Michoacán

Por la tarde este grupo, demostró la gran cantidad de tradición con danzas de pesca, de zapateado, de los viejitos y de moros. Impactante el vestuario y la excelente música en vivo que por dos horas mantuvieron la atención del público en un hermoso domingo lluvioso.

 

Post mortem

Y para cerrar con broche de oro, dentro del festival de títeres, se presentó la excelente obra Post mortem del colectivo Cuerda floja. Una historia de vaqueros, ambientada en Durango, donde un enterrador avaro, un ladrón, una viuda, un muerto y su vecino en el cementerio, le dan vida a la muerte de una forma jocosa, genial forma de acercar a los pequeños a la tragedia de la muerte como parte de la vida. Esta obra fue nominada la mejor en el XX festival de Monterrey Festibaúl. El grupo ha asistido a diversos foros internacionales en Toronto y Seúl. Definitivamente una fabulosa historia contada con humor negro.