FOTÓGRAFO DE PERROS MUERTOS (FALSA IDEA DE LA FELICIDAD)

Texto por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Cartel de la obra

FotógrafoEn términos sencillos, la felicidad es un estado de ánimo, así tenemos los que gozan con la lectura, el deporte, con el arte… no es algo concreto, depende de cada uno, de sus gustos, de la forma de asumir la vida. Sin embargo, hay quienes la buscan por el camino equivocado, como por ejemplo a través del alcohol. Alán Márquez aborda, en su calidad de dramaturgo, la complejidad del ser humano y su lucha por alcanzarla, en este caso el protagonista de Fotógrafo de perros muertos, en busca de una falsa idea de la felicidad.

Andrés, “se enfrenta a la batalla más importante de su vida, una batalla contra sí mismo y sus aflicciones; donde todo aparentemente confabula en su contra para sumergirlo en una espiral descendiente de emociones y riesgos. Él, su familia y seres queridos pagarán las consecuencias”.

Estamos frente a un montaje multidisciplinario: teatro, danza, cine, audiovisuales y música. Ocho actores y un músico exploran y reflexionan, confrontan al público, lo llevan a situaciones límite, lo cuestionan, en algunos casos provocan se vea reflejado en el escenario, claro, aquí se trata de un caso extremo. Andrés proviene de una familia disfuncional, abandonado por el padre cuando tenía cinco años de edad, una madre enferma quien desea ayudarlo, apartarlo del vicio, de las penas que lo ahogan en alcohol; la madre le dice: “necesitas ayuda”, Andrés expresa: “necesito morirme”. Un cuestionamiento rotundo a partir del existencialismo.

Abel González Gómez -director, diseñador de escenografía, iluminación y vestuario- basa su propuesta en la penumbra, tal vez el mundo tortuoso y de terror en donde se debate el protagonista, en donde se le aparece el demonio en su imaginario. En un pequeño espacio es milagrosa la puesta en escena. El elenco es heterogéneo aunque se logra cierta unidad. Manejo idóneo de los tiempos en los que transcurre la obra. Hay un narrador, quien ubica al espectador en los antecedentes y explica el por qué del actuar de Andrés. Manejo de imágenes explosivas con sutileza, valga lo que parece una contradicción. De forma forzada implica la danza en medio de un monólogo. El único pero, al menos notorio, son las múltiples escenas donde los actores y actrices gritan, grave por las dimensiones del espacio.

Jorge Arizmendi, Juan Manuel Raygoza, Minerva Velasco, Andrea Méndez, Rosenda Gazpel, Jorge Ramos, Ángel Zozaya y Danae Zeler conforman el elenco, que como ya se mencionó es heterogéneo, aún analizados uno por uno tiene escenas buenas y malas, por decirlo de alguna forma.

Fotógrafo de perros muertos, bajo el sello de BackStage Producciones y Talento, se presenta los miércoles de septiembre y octubre a las 20:45 horas, en el Foro 37 Teatro Boutique, ubicado en Londres 37, col. Juárez, Ciudad de México.