GRANDIOSO CONCIERTO OFRECIÓ LA MALDITA VECINDAD

Texto y foto por Clara Martínez

Aguascalientes fue la sede del concierto que ofreció la banda de rock capitalina La maldita vecindad y los Hijos del quinto patio, el viernes 2 de marzo, en la velaría de la Isla San Marcos, donde se congregaron miles de espectadores durante la primera edición de la Soberana Convención Motociclista.

Luces, sonido, videos, un místmaldita vecindadico ceremonial y músicos invitados fueron los elementos con los que el grupo arrancó el concierto, quienes con la misma energía que los caracteriza, ofrecieron un evento muy prendido de principio a fin.

Los espectadores, durante hora y media, bailaron y corearon todas sus canciones y no se diga, sus más conocidos éxitos, como Pachuco y Kumbala. Incluso, Sax -que dicho sea de paso- nos deleitó con su sorprendente ejecución, bajó al escenario para convivir con el público ahí congregado. Y Roco, con su apabullante energía y su imagen de pachuco, dio gala de su flexibilidad y dinamismo, contagiando así su buena vibra a todos.

Este grupo de rock, a más de veinte años de trayectoria, nos siguen compartiendo su esencia pero, sobre todo, su mensaje de paz y armonía para México, invitando a todos, durante sus intervenciones, a tener conciencia social para el bienestar de todos los mexicanos.

Complacidos por el espectáculo y ovacionado al grupo, los motociclistas hicieron sonar los potentes motores de sus vehículos y, finalmente, todos los concurrentes fuimos parte de la tradicional selfie tomada por la banda, cerrando así esa gran noche.