GRUPO DE TEATRO DE LAS UNIDADES DE EXPLORACIÓN ARTÍSTICA, OBTIENE EL SEGUNDO LUGAR EN CONCURSO NACIONAL DE PASTORELAS PENITENCIARIAS

Información IMAC

En el Centro de Reinserción Social para Mujeres se presentó Antipastorela, a cargo del Grupo de Teatro Libertario, la puesta en escena fue ganadora del segundo lugar del Concurso Nacional de Pastorelas Penitenciarias, certamen organizado por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social en conjunto con la Dirección General de Instituciones Abiertas Prevención y Readaptación Social de México.

El Grupo de Teatro Libertario está conformado por once mujeres privadas de su libertad que participan en el taller de teatro que se ofrece con el programa de las Unidades de Exploración Artística (UEA´s) operado por el Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC).

El taller a cargo de la maestra Paola Barona Ramírez se imparte en esta institución desde agosto del 2017; a partir de esta fecha once mujeres participan en las clases que se ofrecen dos veces por semana en sesiones de dos horas; el grupo ha realizado dos presentaciones, la primera un dispositivo escénico con monólogos de la vida de mujeres representativas de México que se efectuó dentro de las actividades del Día de Muertos.

Para su segunda presentación trabajaron durante un mes y medio.Antipastorela se desarrolla bajo la lógica de una tradicional pastorela, pero en un contexto de proceso penal, con un guion escrito por una de las internas. Durante la obra se utilizan términos que se manejan dentro del espacio, haciendo uso de crítica y comedia.

Estos espacios son una oportunidad en que las internas pueden plantear algunas de las situaciones que se presentan durante el año, con bromas sobre las comidas, las rutinas y las realidades que se viven día a día en la prisión.

Por medio del teatro penitenciario, ejercen la libertad de expresión que de alguna manera se vuelve motor y dinámica para ellas; mediante el taller se trabaja en recuperar la sensibilidad y en la sororidad, que es fundamental para la reinserción y la generación de un momento de paz y de relación sin violencia.