INJUSTICIA

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

En nuestro país, a mediados del siglo XX, se crearon instituciones públicas dedicadas a la cultura nacional. Entre estas, podemos mencionar a la Universidad Nacional de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Esto constituyó un gran impulso al teatro. La UNAM incorporó materias relativas al arte teatral en su carrera de Filosofía y Letras, y en 1962 inauguró el Centro Universitario de Teatro (CUT).

P1180756El INBA, institución que abarca todo tipo de arte, se dio a la tarea de integrar compañías estables que forjaran una identidad nacional. Tardaron casi una década en perfilar y madurar el proyecto. Fue Héctor Azar, quien en aquel entonces era titular simultáneamente de Teatro UNAM y del INBA, quien logró arrancar el proyecto en 1971. 1977 fue un buen año para el teatro nacional, en virtud de que se crearon el Centro de Experimentación Teatral del INBA y el proyecto Teatro de la Nación, además de que se decretó la creación del Festival Internacional Cervantino. Así mismo, la Compañía Nacional de Teatro (CNT) -comandada por José Solé- inició una nueva etapa al ser oficializada mediante un Decreto Presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 20 de julio de 1977.

Desde entonces, la Compañía Nacional de Teatro ha funcionado como la conocemos, ofreciendo teatro de la más alta calidad, donde todos los detalles son minuciosamente planeados y logrados. Desde su creación son varios los directores que han estado al mando, todos ellos han sido creadores de mucho talento, probada capacidad y amplia trayectoria, es decir, los más destacados en el ámbito teatral.

En cuanto a los elencos, estos son conformados por actores y actrices que estén realmente comprometidos con su labor. No es fácil formar parte del elenco estable de la CNT, pues se tiene que atender a la convocatoria, presentar una carpeta con un currículum muy completo, documentos que comprueben los trabajos que han realizado, asistir a audiciones, complementar información o documentación y esperar la decisión de si han sido elegidos o no. Las becas de residencia artística son muy preciadas, ya que ofrecen estabilidad a quienes las obtienen. Hay varias categorías y, conforme a cada una de éstas, son renovables cada determinado período.

A través de los años, la CNT, por su excelencia, se ha convertido en el ícono del teatro nacional. Para el espectador común implica garantía de ver buen teatro. Entre los objetivos de la CNT se encuentran impulsar la dramaturgia mexicana y dar voz a la de otras latitudes. La sede de la CNT está ubicada en el centro de Coyoacán, donde, además de sus oficinas, está la Sala Héctor Mendoza, donde ofrecen funciones totalmente gratuitas. Su repertorio cuenta con obras catalogadas en diversas categorías, bajo los rubros de Patrimonio Universal del Teatro, Teatro Mexicano,  Nuevas Teatralidades y Laboratorio Teatral.

P1180783En la actualidad, la CNT es comandada por Enrique Singer, un hombre que ha dedicado gran parte de su vida al teatro. En su trayectoria ha abarcado prácticamente todas las áreas, desempeñándose como actor, dramaturgo, director, funcionario público y docente. Hace unos quince años, cuando Enrique Singer llegó a la Coordinación Nacional de Teatro, se llevó a cabo el primer nombramiento de director artístico de la CNT, cargo que recayó sobre José Caballero y se acordó trabajar en dos vertientes distintas: el Proyecto Shakespeare y el Proyecto Mural: tres siglos de Teatro Mexicano con parte de las obras más representativas de la dramaturgia de nuestro país.

Enrique Singer, devoto del teatro, creativo por naturaleza, incansable trabajador, comprometido con su labor y sensibilidad, sin duda, dejará honda huella en la CNT.  Por lo pronto, ha llegado con ideas frescas, entre las que está su nueva propuesta denominada “En compañía de la Compañía”, la cual consiste en realizar coproducciones entre la CNT y grupos teatrales con sede en ciudades del territorio nacional, a fin de establecer diálogos entre la forma de hacer teatro, apoyar a estos grupos a presentarse fuera de su localidad y, finalmente, impulsar el teatro mexicano de origen diverso.

La primera compañía que participará dentro del marco de “En compañía de la Compañía” es El Rinoceronte Enamorado, un grupo fundado en 1994 en la ciudad de San Luis Potosí. Su director artístico y general es Jesús Coronado. En su haber tienen alrededor de treinta y cinco montajes. Durante algunos años El Rino -apócope que utilizan los potosinos para referirse a El Rinoceronte Enamorado- tuvo en comodato el Teatro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de su ciudad, dentro del Programa Teatros para la Comunidad Teatral, auspiciado por el IMSS, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA). Desde 2010 abrieron su propio foro para la creación, experimentación y divulgación de su quehacer teatral.

La obra que marca el inicio del proyecto “En compañía de la Compañía” es Injusticia, la cual surgió de un laboratorio teatral que El Rino comenzó hace dos años sobre la contención dramática y la radicalización de la cuarta pared, a modo de trabajar para el otro en escena, más que para el director o el espectador.

Para la creación de Injusticia, Edén Coronado se inspiró en Los justos, concebida por el francés Albert Camus (1913-1960), reconocido autor que se desempeñó como novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista. El pensamiento de Albert Camus se forjó bajo el influjo de Schopenhauer, de Nietzche y del existencialismo alemán. Formó parte de la Resistencia Francesa durante la ocupación alemana y estuvo relacionado con los movimientos libertarios de la posguerra. El distinguido autor se hizo acreedor al Premio Nobel de Literatura en el año de 1957. En Los justos recopiló algunos de los temas que le parecieron interesantes a raíz de sus militancias.

Edén Coronado reconstruye la trama de Los justos, combinándola con textos periodísticos, literarios y documentales sobre la guerrilla que se dio en México durante los años 60 y 70. Jesús Coronado, director de El Rino, colaboró con Edén como dramaturgista. Así mismo, los integrantes del elenco aportaron ideas emanadas de sus propias experiencias en la labor histriónica.

Injusticia está diseñada como teatro de cámara, la acción ocurre a tan corta distancia que la sensación del espectador es la de estar en el interior de una célula de guerrilleros, algo que en la vida cotidiana sería inimaginable, pues esa gente actúa a espaldas del mundo, en lugares inaccesibles. La célula está formada por cinco personas -cuatro hombres y una mujer-, todos ellos tienen sus ideales y planean un atentado. Sus convicciones son tan firmes que están dispuestos a dar su vida con tal de alcanzar su objetivo. Usan sobrenombres a fin de proteger a sus familiares, de modo que ni ellos mismos conocen la identidad de sus compañeros. Planean un atentado, cada uno tiene una misión. Sin embargo, no son máquinas, aun cuando oculten su forma de ser, continúan teniendo sentimientos. Con vehemencia afirman que se “deben a la revolución” y consideran que para ellos no está permitido “gozo, pensamiento ni satisfacción” alguna. Se rigen por las “reglas del trabajo conspirativo”.   ¿Qué pasará si en un momento dado alguno “inocula la intriga”?

P1180788El texto de Injusticia capta el interés del espectador desde el principio y provoca la reflexión. Está situado en el México de los años 60 y 70, pero es algo que puede ocurrir en cualquier lugar del mundo y en toda época. En estas fechas en que escuchamos en las noticias sobre ejecuciones, guerras de “familias”, secuestros, carteles de drogas, desaparecidos, robo de combustible y mucho más, resulta oportuno conocer la forma en que trabajan las personas que están fuera de la ley.

La labor de dirección por parte de Edén Coronado es impecable. Su trazo escénico es acertado, revistiéndolo de un entorno lúgubre y misterioso. Es probable que para investir el montaje de naturalidad, en múltiples ocasiones el público verá de espaldas al elenco, lejos de estar en pose. La acción es dinámica y el ritmo preciso.

El elenco está conformado por dos integrantes del elenco estable de la CNT -Diana Fidelia y Jorge León- y por miembros de El Rino -Lizandro Cisneros, Jesús coronado, Ricardo Moreno y Antonio Orta-. Considerando que el trabajo de contención es el que más dificultades representa para actores o actrices, todos ellos salen airosos del reto al ofrecer un excelente trabajo histriónico, corporal, expresivo y vocal.

Sabina Aldana de El Rino es la diseñadora de vestuario. Sabina optó por prendas casuales, proveyendo a cada uno de los integrantes algún elemento que sea consistente con su personalidad. Coproducción de la Compañía Nacional de Teatro y El Rinoceronte Enamorado.

Injusticia permitió al espectador infiltrarse en una célula guerrillera y ser testigos de cómo se comportan estos a solas, cómo planean un atentado, cómo afloran los sentimientos, cuáles son los obstáculos a vencer, todo esto mientras disfrutaban de buen teatro, un montaje tan sencillo como apropiado y extraordinarias actuaciones. Es interesante ver el trabajo conjunto de dos grupos teatrales destacados, su cruce de ideas y su complicidad en este proyecto que marca el inicio de “En compañía de la Compañía”.

Injusticia cubrió una breve pero muy exitosa temporada en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque, Ciudad de México.