LA ITALIANA EN ARGEL REGRESA AL PALACIO DE BELLAS ARTES

El selecto elenco conformado por siete solistas, un nutrido coro y la orquesta, fueron ovacionados durante varios minutos por los asistentes al ensayo general y abierto al público de manera gratuita de la ópera cómica en dos actos La italiana en Argel, la tarde de este viernes 6 de junio en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

 

Presentada por la Compañía Nacional de Ópera, une a la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, con la dirección concertadora del serbio Srba Dinic, con el Coro del Teatro de Bellas Artes, en su sección masculina, con la estadounidense Cara Tasher como directora huésped, la pieza operística ofrecerá cuatro presentaciones como tributo a uno de los más grandes compositores de ópera, Gioachino Rossini (1792-1868), en el Homenaje que se realiza en los teatros más importantes del mundo, a 150 años de su fallecimiento.

 

De trepidante partitura y divertida historia, aborda las situaciones de manera sumamente cómica y burlesca, con música de Gioachino Rossini (1792-1868) y el libreto en italiano de Angelo Anelli (1761-1820), basado en la obra homónima de Luigi Mosca (1775-1824), este drama jocoso fue estrenado en el Teatro de San Benedetto, Venecia, 22 de mayo de 1813, bajo la dirección del compositor y recibida con gran entusiasmo por el público.

 

A 15 años de haberse presentado por última vez en el máximo recinto cultural del país, La italiana en Argel, regresa con temas tan universales como la diferencia entre culturas y la lucha entre los sexos, y evidencia la marcada predilección que había en la Europa del siglo XVIII por la llamada “ópera turca”, que convierte en objeto de burla al entonces temido invasor otomano.

 

Isabella, joven italiana interpretada por la mezzosoprano mexicana especializada en la obra de Rossini, Guadalupe Paz, viaja en busca del su amado Lindoro quien, personificado por el tenor mexicano Edgar Villalba, es uno de tantos esclavos en el palacio de Mustafá, interpretado por el bajo barítono chileno Ricardo Seguel, quien se presenta por primera vez en México y es reconocido en diferentes partes del mundo por su magnífica actuación como el villano de la obra.

 

Mustafá, bey de Argel, cansado de su mujer Elvira, personificada por Angélica Alejandre, se enamora de la italiana y propone a su esclavo un cambio de parejas, lo que convierte la trama en una enredada comedia que termina con la fuga de la pareja y con la reconciliación entre el ridiculizado gobernante y su esposa.

 

Esta nueva producción es el tercer título de la Temporada 2018 de la Compañía Nacional de Ópera del INBA, y tiene también como solistas a Josué Cerón, a Luis Rodarte y a Mariel Reyes, así como la escenografía del galardonado Jorge Ballina; a Ingrid SAC, en la iluminación; a Violeta Rojas y Emilio Rebollar en el diseño de vestuario, y a Carla Tinoco en el diseño de maquillaje.

 

Estrenada por primera vez en el Palacio de Bellas Artes el 22 de marzo de 1963 en forma de concierto, esta ópera es, junto con La Cenicienta, a saber la bondad triunfante y El barbero de Sevilla, una de las tres comedias de Rossini con mayor reconocimiento y aceptación por parte de la crítica y el público.

 

La italiana en Argel, ofrecerá funciones los domingos 8 y 15 de julio a las 17:00, así como el martes 10 y el jueves 12, a las 20:00, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, Avenida Juárez, esquina con Eje Central, Centro Histórico de la Ciudad de México.