LA ZARZUELA, UN GÉNERO LÍRICO QUE SE RESCATA

Texto y fotos por Julieta Orduña

dolorosa

Uno de los géneros líricos, un tanto olvidados en Aguascalientes, es la Zarzuela, la cual tuvo gran auge en el siglo XIX e inicios del XX con compañías provenientes de España que realizaban giras por este país, las cuales fueron un fenómeno de aceptación por aquellos a quienes les gustaba ver teatro, acostumbrados a la ópera, dramas y comedias, incluso, se dieron zarzuelas pastoriles muy jocosas que para la época eran demasiadas subidas de tono y que el público disfrutaba mucho. En ocasiones, se daban algunos desmanes en las funciones debido a que las personas asistían con copitas encima. En fin, buenas anécdotas para contar de esas épocas.

La lista de zarzuelas que se han presentado en Aguascalientes es larga, sin embargo, una de ellas no ha sido representada más que en dos ocasiones y se denomina: La Dolorosa, del libretista Juan José Lorente y música de José Serrano. La primera vez se llevó a cabo en mayo de 1968, cuando la compañía de Enrique Alonso la trajo teniendo como reparto estelar a Rosa María Montes, en el papel de Dolores; a Eduardo Campo como Rafael, y en el personaje de El perico, al mismo Enrique Alonso. La segunda ocasión en que dicha zarzuela se ha presentado fue hace algunos días, a cargo del Teatro Lírico de Aguascalientes A. C.

Vale la pena mencionar que esta zarzuela se estrenó por primera vez en España el 6 de abril de 1930 en el Teatro Apolo de Valencia, y meses después (en octubre) en Zaragoza, en el Teatro Cine Parisina y en teatro Reina Victoria de Madrid. Acerca del autor y compositor, Juan José Lorente (1880-1931) fue periodista y escritor; su seudónimo fue Pepe Moros, y escribió poesía, crítica taurina y, por supuesto, teatro, entre ellos el libreto de La Dolorosa. Por su parte, José Serrano (1873-1941) tuvo influencia del compositor italiano Giacomo Puccini y se basaba en la épica y temas religiosos. Sus obras tienden hacia un teatro popular, cargado de emoción dramática y uno de sus números musicales del libreto de La Dolorosa fue El motete, que le valió fama y dinero, considerado uno de los mejores en el género zarzuelístico.

dolorosa2

La Dolorosa, como había comentado al inicio, se presentó hace algunos días en esta ciudad, bajo la dirección de Rodolfo Agustín Llamas, quien también fue actor de esta puesta en escena. Doce integrantes conformaron el reparto, algunos de ellos, Georgina Trujillo (Dolores), José Valdepeñas y Oscar Filorio (Padre Prior), Aram Escobedo (Fray Lucas), todos ellos cantantes de profesión. Las actuaciones que dieron un tinte jocoso estuvieron a cargo de Oscar Filorio (Perico), Grecia Tapia (Anicasia) y Ambrosio Muñoz (José). La adaptación musical fue llevada a cabo por el pianista Jorge Díaz Zapata.

Acerca de la historia es pertinente comentar que es un tanto religiosa, debido a que la trama se lleva a cabo en un convento donde el enamorado se refugia por el desamor y plasma su dolor pintando en un lienzo la imagen de la Virgen Dolorosa. Por azares del destino, la susodicha aparece en el convento con su pequeño en los brazos y los encargados le dan cobijo y protección, ahí se reencuentra con Rafael, su eterno enamorado. Al mismo tiempo se da la escena de otra pareja joven que decide casarse y ellos dan la chispa al melodrama. Entre bailes españoles y música que enmarcan las escenas, la historia tiene un ritmo y un final esperado. La cereza del pastel es un llamado Fin de fiesta, con danzas españolas a cargo de la academia de la maestra Espinoza de los Montero. Sin duda, un buen espectáculo en un auditorio parroquial.