LOS CAMINANTES

Texto y fotos por :  Eugenia Galeano Inclán

 los caminantes ligero

Todos nos hemos congratulado de los avances en ciencia y tecnología que ha habido.  Sin embargo, no todos los inventos son buenos.  Por ejemplo, las drogas han provocado grandes daños.  Las armas químicas y nucleares ocasionan desastres de gran magnitud.  El plástico que sorprendió a todos por la practicidad que ofrecía, a la larga, se ha convertido en un grave problema.  En su momento, nadie se detuvo a pensar que el plástico tarda miles de años en degradarse.  La tendencia a tomar agua en abundancia  perjudicó aún más.  Ahora, hay millones de botellas de plástico por todas las superficies del planeta que no sólo no se degradan sino que han ocasionado la muerte de animales de tierra y agua.  Otro invento nocivo fueron los químicos que se rocían, provenientes de las industrias de productos de limpieza y de cosméticos, los cuales dañan la capa de ozono.  Por otro lado, el calentamiento global aumenta día con día.  Así mismo, cada vez hay más especies en extinción.  Enfrentamos una situación crítica y a pesar de que existe más información al respecto y todos tratamos de tener mayores precauciones, lo cierto es que los daños causados al ecosistema no hay modo de revertirlos.  Si a eso sumamos, la contaminación ambiental, las guerras en distintos sectores, las guerrillas internas en muchos países, la posibilidad de que se agote el agua, y muchos problemas más, la situación pudiera pasar de crítica a caótica, caso en el cual el fin del mundo no estaría tan lejano.

 

Ante tal preocupación, Verónica Musalem quiso escribir algo ubicándolo cerca del fin del mundo y fue así como surgió LOS CAMINANTES.  Verónica Musalem es una mujer culta, inteligente, talentosa, observadora, sensitiva, amante de la naturaleza y consciente de los daños a la ecología.  Obtuvo su título de Licenciada en Literatura Dramática y Teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM–.  Se ha desempeñado como dramaturga, directora, guionista y docente.  A pesar de ser netamente mexicana, se podría decir que es ciudadana del mundo porque ha viajado a muchos países por estudios, trabajo o placer, pero jamás se ha olvidado de sus raíces a las que honra y respeta.  Utiliza su fina pluma para trazar con amplitud de colores la cultura, la cartografía, la vegetación, la artesanía, las tradiciones, las creencias, los sabores, los aromas, las leyendas y, sobre todo, el sentir del pueblo de su amada Oaxaca.

 

LOS CAMINANTES está situado en la selva oaxaqueña.  En su texto, Verónica describe la belleza de la vegetación con su verde natural, salpicado de vivos colores.  Durante algunos meses ha estado desarrollando este proyecto a través de un laboratorio, donde cada uno de los participantes tiene la posibilidad de hacer sugerencias que una vez aprobadas, Verónica va integrando al relato.

 

La hecatombe se aproxima.  La gente se está desplazando hacia las selvas.  Para poder comer, tienen que ir de caza o de pesca.  Román y Ernesto, dos indígenas, están hambrientos y se disponen por la cacería.  De pronto, aparece  un venado.   Román es el que trae el arma, así que se supone que es quien debe cazarlo, pero al tenerlo en la mira, queda asombrado con la majestuosa belleza del ejemplar y no se atreve a quitarle la vida.  El venado escapa.  Ernesto se enoja con Román.  Sin darse cuenta, Román es picado por un alacrán.  El efecto del veneno lo sume en un delirio.  Habla de una “nueva conquista” y que tienen que hacerse de armas para combatir al enemigo.  Ernesto se limita a seguirle el juego, ya que no podría trasladarlo a un hospital ni brindarle otro tipo de ayuda.

 

Muy cerca de donde están Román y Ernesto, anda Anabela, hermosa, sensual y enigmática, quien antes era bailarina en un bar.  Anabela ha aprendido a defenderse, es aguerrida, empoderada, nada le causa temor y no se deja de nadie.  En su cuerpo tienen más de media centena de tatuajes alusivos al arácnido de mayor tamaño y, por ello, le apodan “La Tarántula“.    Sabe hechizar a los hombres, conoce infinidad de técnicas de seducción y las utiliza para su provecho.  Lo que ella no sabe es que Mauricio y Julián, dos matones a sueldo andan tras de ella.

 

Como el trabajo aún está en proceso, ni ustedes ni yo sabremos en qué termina la historia sino hasta que la presenten formalmente en temporada.  Planean concluirla en plena selva oaxaqueña y ya tienen programadas tres funciones en el CASA -Centro de las Artes de San Agustín Etla, ubicado en San Agustín Etla, Oaxaca para el mes de octubre del presente año, en tanto que en noviembre cubrirán una temporada en la Ciudad de México.

caminantes2

Como dramaturga, Verónica Musalem ofrece un texto estructurado que capta el interés de principio a fin.  Sus personajes, como siempre, bien delineados, cada uno con características particulares, representativos de diversos estratos sociales, algunos de buen corazón, otros no tanto.  Abarcan tres funciones distintas, igual son narradores que actúan o dan a conocer lo que piensan.  Según Verónica, la naturaleza es un personaje más dentro de la obra, “que enloquece y cuestiona todas las creencias” de los protagonistas.

 

En cuanto a su labor de dirección, Verónica Musalem creó un trazo escénico preciso y dinámico, lleno de simbolismos y magia, donde se fusiona lo humano con la naturaleza ambiental.

 

La labor histriónica y corporal de todos los integrantes del elenco es estupenda.  Katia Tirado es Anabela, La Tarántula.  Luis Ernesto Verdín es Román, el joven sensible.  Javier Sánchez es Ernesto.  Edward Coward es Julián  y  Luis Villalobos es Mauricio, ambos, matones a sueldo.   Destaca la interpretación de Katia Tirado, actriz y performancera no sólo por ser la única fémina sino por la intensidad que imprime a La Tarántula.

 

Parte fundamental para el relato es e diseño sonoro.  Alejandro Andonaegui crea la composición y ejecuta la música en vivo en su teclado.  Alejandro es parte del laboratorio y ha estado improvisando la música en forma consistente a la acción de cada momento.

 

El resto del equipo creativo está conformado por:  Musa-Colibrí-Producción  y  Producción Escénica S.E. en producción general,  Erika Medina y Erick Saúl en producción ejecutiva,  y  Mariana Hernández Reskala en registro y bitácora.

caminante3

LOS CAMINANTES es una obra escrita por Verónica Musalem durante la beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte en el año de 2014.

 

Para quienes amamos el teatro, resulta muy atrayente ver el desarrollo de un proyecto.  No todos los dramaturgos nos permiten conocer el proceso, así que esta es una oportunidad muy especial para que ustedes se acerquen al inicio de LOS CAMINANTES.  Los personajes no tienen nada que perder, se está terminando el mundo, podrían sucumbir o esforzarse por lograr un nuevo comienzo a partir de cero.   Es un relato interesante, con fabulosa dirección, estupendas interpretaciones y un entorno musical privilegiado.  Corran a verla, sólo queda una función de la brevísima temporada de trabajo en proceso.

 

LOS CAMINANTES

se presenta el martes 24 de abril de 2018

a las 19:00 horas en el

FORO CASA DE LA PAZ

ubicado en la calle Cozumel número 35, colonia Roma Norte

Ciudad de México.

 

La entrada es libre, pero hay que hacer reservación previa,

ya que el cupo es limitado.

Reservaciones por correo electrónico o por teléfono a:

reservateatrouam@gmail.com