LOS PREMIADOS DEL XV ANIVERSARIO DE A ESCENA (PARTE III)

Texto por Julieta Orduña, Marcela Mondragón y Sandra Sánchez

Fotos Clara Martínez

 

En esta entrega presentaremos las entrevistas a los premiados cuyas obras destacaron por sus aportaciones o premios recibidos, así como de las instituciones que han apoyado a las artes y de invitados especiales.

 

Instituciones

ferclara

MIM. Esta casa productora tiene una trayectoria 15 años; fundada por Fernando Macías y Clara Martínez, han realizado varios proyectos para promover la cultura del estado y del país. En entrevista, nos dan sus impresiones como ganadores de los premios A Escena, Fernando Macías: “Lo que es grabar cultura me enamora; uno de nuestros trabajos fue filmar el Festival del Desierto, y se cubrió el Circo Du Soleil y aprendes mucho, y esto te lleva a otros rincones del planeta”. Por su parte, Clara Martínez, señala: “Hemos también explotado la parte de la fotografía y me he especializado en foto del quehacer teatral, aparte, porque es una actividad que comparte con A Escena (AE). Vamos creciendo y madurando con AE, consolidando este proyecto. MIM Producciones es un modum vivendum, pero que también nos ha enriquecido mucho como personas y especialmente como pareja”.

betturomo

Beatriz Romo. Bailarina profesional de ballet y fundadora del Conservatorio de las Artes, con una trayectoria 15 años: “Iniciamos en 1996 en Avenida Universidad 1009, segundo piso, y ahorita estamos en Antonio Caso número 214, nuevas instalaciones. Han pasado varias generaciones y miles de satisfacciones de ver alumnas y regresan, extrañan, alumnos que bailan en la CDMX o en la Escuela Superior de Monterrey. Tenemos grupos que nos han posicionado en las muestras de danza, concursos, clases abiertas. Ver como se forma su cuerpecito desde los 3 años hasta los 18, y ver sus logros día a día son satisfacciones enormes”, y reafirma: “seguir preparándonos por la disciplina de la danza clásica y que no se prostituya este arte”.

 

Obras

gpoultimafila

Estudio de una depresión: la propia y la de los más cercanos. Del grupo La Última Fila, los cuales se organizaron y crearon este montaje que ha trascendido. Roberto Belmont menciona: “No hacemos teatro para teatreros, queremos hacer teatro para la gente […] llegar realmente a la gente que necesita ver el teatro”. Acerca del año 2017, señaló que fue un gran año, un año de reencuentros entre Eduardo Gómez y él, compañeros desde la licenciatura de teatro. Ese año fue el de reencontrase con el teatro que pretendían hacer cuando entraron a la carrera, reencontrase con Eduardo como compañero, amigo, creador, como director, reencontrase con Mauricio Caballero, con quien había tenido una banda cuando estaban más chicos, y la obra es como reencontrarse con el pasado, con las depresiones, con los dolores, un año sorprendente. Le encanta hacer la obra, porque aunque dicen que el teatro no es terapia, sí que sirve. No es como terapia en sí, más bien como compartir lo vivido, y decir: “hay gente que la ha pasado peor que uno, y personas que la han pasado mejor, pero es simplemente compartir lo vivido, y si uno se conecta con algo, qué bien, y tomar en cuenta que la vida es muy bella y hay qué vivirla”.

“El mensaje de la obra es esperanzador y saber que no estamos solos. La obra es una oda a la amistad, es decirle al otro: aquí estoy y adelante, y vamos a caminar juntos. La filosofía de la Última fila es trabajar para el otro, nunca para uno, y cuando es así las cosas resultan; el mundo funcionaría mejor si pensamos siempre por el otro”, así lo manifestó. Hay proyectos en puerta y se unen a la compañía otros miembros, Daniela Jerez y Victoria Franco, bailarinas. Están armando una obra para niños, así como un monólogo y un biodrama. También comentan: “Es bello que se reconozca el trabajo, pero el teatro es otra cosa. El Teatro y las historias que se comparten van más allá de un reconocimiento, aunque están muy agradecidos. Cuando fue lo de la Muestra Regional, más que el ganar por ganar es lindo saber que se va a poder ir a otro estado a compartir la historia, que se van abriendo puertas”.

Roberto concluye: “No hacemos teatro para teatreros, queremos hacer teatro para la gente”; ese es parte del lema de Última fila. Los nuevos proyectos no sean importantes para la gente de teatro, para los críticos, no para la gente exclusiva del arte, quieren llegar realmente a la gente que necesita ver el teatro; si hay que dar gusto a alguien, el gusto se lo dan ellos, si les encanta a ellos, esperan que le encante a la gente.

sandrakarina

Escuela para zombies (radioteatro para sordos y oyentes). Fue un proyecto que le representó a Sandra Karina Romo el mayor reto en su carrera profesional. Todo empezó cuando le dijeron que los sordos no podían hacer radio y ella se empeñó en demostrar lo contrario. Un proyecto que le costó mucho trabajo, un proyecto de prueba y error. Ella nunca pensó que la gente sorda no pudiera hacer radio y lo comprobó con el programa de radio, hecho con sordos para oyentes, que fue con el que ganó en la Bienal Internacional de Radio, y de inmediato surgieron muchas preguntas de las personas que lo escuchaban: ¿cómo los sordos pueden hacer radio?, y ahí fue cuando ella realizó el radioteatro, proyecto que metió a Bellas Artes, del cual salió becada, y que se denominó: Escuela para zombis, radioteatro hecho con sordos y gente oyente para sordos y oyentes. La gente que va al radioteatro puede estar en vivo, como se hace un radioteatro, y disfrutar y ver cómo los sordos pueden hacer radio.

Acerca de la interacción entre el público y el radioteatro, Sandra Karina comentó que los chicos están muy contentos de que se les tome en cuenta para un proyecto así. La primera vez que se presentó, los chicos no tenían ni idea, le siguieron la corriente a la directora, además estaban muy chiquitos cuando fue el programa de radio, y de repente decirles que se iba a hacer en vivo, ellos no podían creerlo, y en las entrevistas ellos comentaban que nunca los tomaban en cuenta, porque siempre piensan que por su discapacidad no pueden hacer nada y la gente se equivoca. Así que verles en escena, con esta discapacidad, a la gente les sorprende: “Sí, es muy conmovedor, porque la gente llora cuando les ve, y siempre se está al pendiente de la reacción de la gente, de cómo toma el radioteatro, y eso llena de energía al grupo, entusiasmada comenta Karina.

En este 2018, el radioteatro tiene una función, de la cual pronto informará Sandra Karina: “Lo que sí se va a ver con las nuevas generaciones del Centro de Educación Diferencial Especializada para Sordos, que son los niños con los que se trabaja, nuevos proyectos en los que esas nuevas generaciones puedan participar”.

El ser reconocida en Aguascalientes le representa algo maravilloso, porque no se lo esperaba, y eso de que: “nadie es profeta en su tierra, sí es cierto, y aparte que un programa radiofónico tan importante, que lleva 15 años al aire, y que para ella la radio es sumamente importante, la hace sentir muy contenta, y a la vez le hace recordar que hay que seguir adelante, y que esas palmaditas en la espalda le dicen que se está en el lugar correcto, con los pies en la tierra, yendo por lo que sigue: Siempre será muy gratificante que lo reconozcan a uno”.

 niñosmorelia

Los niños de Morelia. Ganadora de la Muestra Estatal de Teatro y con mención honorífica en la Muestra Regional de Teatro, el grupo Quinta Tierra conformado por estudiantes de la licenciatura de teatro de la Universidad Autónoma de Aguascalientes recibió este reconocimiento: “No esperábamos ganar nada, de hecho ni idea que fuéramos a recibir algo. Es emocionante, porque siendo un grupo universitario que todavía no egresamos llegamos lejos y sin ninguna intención de lucro, ni siquiera de ser reconocidos, simplemente hacer el teatro por el teatro”.

 

Invitados especiales

betogomez

Alberto Gómez. A Escena tuvo una hermosa noche de celebración y gala festejando su XV aniversario. Para ello, el equipo de conducción estuvo a cargo de Yadhira Sánchez y Alberto Gómez, quien conocido como “Beto”, tuvo a bien compartirnos algunas de las experiencias que los medios de comunicación le ha dejado como parte de su carrera. Siendo un periodista con una larga trayectoria, 27 años han permitido que Beto tenga una hermosa cosecha llena de logros y reconocimientos, pero, sobre todo, con orgullo nos cuenta: “la mejor de mis satisfacciones es hacer lo que más me gusta, pues desde que decidí estudiar comunicaciones, no he hecho otra cosa”. Así mismo, y como es de esperarse, en toda carrera se encuentran obstáculos que, como parte del crecimiento en su andar, han servido de aprendizaje, pero sobre todo expresa: “Cuando yo empecé a estudiar no había redes sociales; por tanto, el mayor de mis retos era actualizarse”, frase que deja una gran enseñanza, respecto de atravesar por este tipo de transiciones en nuestra profesión, como una oportunidad de trascender y de obtener excelentes resultados.

Finalmente, Beto abrió su corazón al compartirnos que uno de los programas en los que ha trabajado y que más ha aportado en su vida se titula Hilos de plata, del cual, con un toque de nostalgia, expresa: “Ojalá ese programa se retomara, pues en ese me vería yo para ser parte de él cuando llegue a los 60, pues la principal de las enseñanzas es el conocer a las personas, y saber que todos vamos y llegamos a esa edad, y que muchas veces no planeamos lo que vamos a hacer en esa etapa de nuestra vida.”

victormeza

Víctor Meza. Productor de radio UAA y padrino de develación de la placa de los quince años de A Escena, un colega de radio y, en ocasiones, nuestro operador del programa señaló: “A Escena no solo es una producción de radio, sino un complejo de medios que se han posicionado tan bien que la escena teatral de Aguascalientes ya espera los premios. Se les reconoce, se les admira y compiten también, que es lo importante y no es nada más y ya, ellos esperan ser seleccionados para esos premios”. Víctor ha sido testigo de esta historia de la radio en que A Escena ha estado presente: “En Aguascalientes no se abren muchos espacios de comunicación a nuevas propuestas de los actores y en A Escena se sienten como en casa, y se ha hecho algo tan en familia y que da sustento al periodismo cultural, porque la gente no lo ve como una barrera sino como un aliado para estas grandes producciones. A Escena se ha encargado de posicionarlos porque les da reconocimiento, les da apertura y difusión. Es un logro de mucha gente, iniciaron dos personas (Clara y Julieta), y se han unido otras gentes muy entusiastas y trabajadoras”.  

 

Con esto finalizamos estas entrevistas donde se refleja las opiniones y sentires de los protagonistas del XV  aniversario de A Escena.

Opiniones en el Face:

    • Felicidades, y gracias por la eterna y hermosa labor… Gracias y felicidades por estos bellos 15 años y por todo su apoyo. Marcela Morán.
    • Muchas gracias Julieta, Clara y todo el equipo. Gran esfuerzo durante 15 años. Mi respeto a su entusiasmo y generosidad. Abrazos. Sandra Rosales.
    • Agradezco el premio… fue un día muy hermoso que voy a guardar en mi memoria toda mi vida. Muchas gracias, que Dios los colme de bendiciones en todo momento. Respiré pasión, entrega, amor… qué emociones tan hermosas y que me dejan mi alma embriagada de las disciplinas de las bellas artes. Beatriz Romo.
    • Gracias por este reconocimiento… Gracias a todos los Mitoteros que han acompañado este sueño… Que la vida nos otorgue más aventuras y que la danza siga uniendo seres con luz… Gracias danza, gracias vida. Diana Venegas.
    • Gracias A Escena por esta distinción. Gracias por su persistencia y resistencia. Gracias a cada uno de nuestros colegas y amigos, y amigos que han sido parte de la historia de Lotería Teatro durante estos 10 primeros años.
    • Gracias A Escena por mi reconocimiento como actriz de teatro en mi tierra, el merito Aguascalientes. Una noche increíble adonde además de mis papás, me reencontré después de muchos años a mis primeros maestros de teatro. Me emocioné hasta las lágrimas. Paulina Vega Garza.