MONDO Y CLAUSURA DEL DÍA MUNDIAL DEL TEATRO

Por Ana Leticia Romo García

 

 

El 27 de marzo fue el Día Mundial del Teatro y, por supuesto, había que festejarlo en escena. Este año correspondió a la rama infantil con la obra Mondo de Eliana Donnola, quien se distingue por el arte clown.

 

La obra, de 45 minutos de duración, relata la vida de una migrante: Nina. El montaje inicia con ella en casa haciendo su maleta -a quien llama Lucy-, y en la cual lleva su mundo. Llega a un aeropuerto, le indican cómo llegar a la sala de su salida, viene el vuelo y la llegada a un país extranjero, para el que Nina no tiene en orden sus papeles, por lo cual se convierte en una ilegal, a quien apresan y pese a todo sigue soñando.

 

Interesante el manejo de los objetos en el escenario, de la simpleza del tema (en apariencia) los simbolismos, el uso de la mímica y de la improvisación que logró sacar exclamaciones de asombro, risas y múltiples emociones desatadas por la historia de Nina. Un buen trabajo para toda la familia, aun para los pequeñitos que se asustan al ver payasos.

 

Al terminar, se dio lectura al mensaje con motivo de tal celebración, escrito por Sabina Berman, quien destacó la necesidad del Teatro en este párrafo:

 

¡Vaya paradoja. Hoy, en la orilla final del Humanismo –de la era del Antropoceno—de la era en que el humano es la fuerza natural que más ha cambiado y cambia el planeta- la misión del teatro es inversa a la que reunió a la tribu originalmente para hacer teatro al fondo de la cueva: hoy debemos rescatar nuestra conexión con lo natural!

 

Posteriormente, el decano de la UAA dio por terminadas las actividades del Día Mundial del Teatro 2018 en Aguascalientes.