¡NO SOY GORDA!

Texto por Eugenia Galeano Inclán

Foto cartel promocional

NO.SOY.GORDAAntaño nadie se preocupaba por cuidar la línea, cada quien se conformaba con ser como era. Cuando la comercialización surgió, todas las mujeres querían verse como modelo de pasarela, sin pensar que algunas de esas modelos se han sacrificado tanto que han llegado hasta perder la vida, víctimas de la bulimia o la anorexia, o del exceso de ejercicio. En realidad, la belleza no estriba en los kilos. Cualquier persona puede verse bien aunque tenga sobrepeso. En el arte, el pintor colombiano Fernando Botero se hizo famoso al reflejar gente de grandes dimensiones en sus cuadros. De cualquier modo, en gustos se rompen géneros y hay quienes prefiere a los gorditos que a los flaquitos.

Lo peor que puede hacer una persona es obsesionarse con su peso. Aquellos hombres que son machistas, desprecian a sus mujeres si es que engordan, les ponen sobrenombres y las humillan, cuando lo único que consiguen es que ellas, además de padecer de sobrepeso, caigan en la ansiedad, misma que hace que, en lugar de adelgazar, engorden más y más.

María Chayo, egresada de un taller de dramaturgia impartido por Estela Leñero, decidió escribir ¡No soy gorda!,a fin de dar voz a Airam, su protagonista, una hermosa mujer con algo de sobrepeso que está cansada de escuchar lo que opinan los demás. Si bien el texto tiene estructura, por momentos gira sobre su propio eje y resulta un poco reiterativo. Lo bueno es que el mensaje se transmite claramente: la actitud significa mucho para el individuo y los estereotipos carecen de importancia.

Para hacerse cargo de la dirección escénica fue convocado Morris Savariego, quien en su intento de aligerar la escenificación imprime tal celeridad que no da un solo momento de quietud a su actriz, sin tomar en cuenta que en ocasiones menos es más. El montaje es acertado, combina técnicas teatrales como tragicomedia, cabaret, stand-up comedyy reality show. El espacio es aprovechado a fondo. Con unas cuantas prendas se logra una extensa diversidad, una cabeza de maniquí basta para representar a uno que otro alternante de Airam.

Lo que hace que¡No soy gorda! sea algo verdaderamente especial es el histrionismo de la hermosa Paola Izquierdo, quien con su gracia nata y experiencia hace una creación teatral de su personaje Airam que resulta magistral, haciéndola intuitiva, vital, fortalecida, simpática y divina. Con cada expresión, cada movimiento, logra que el público esté al pendiente de qué sucederá y no queda otra que adorarla.

El resto del equipo creativo está conformado por Mario Marín en escenografía; Adriana Olivera en diseño de vestuario; Abimael Méndez en iluminación; Héctor Barbone y Alfonso Zarco en música y diseño sonoro; Edson Martínez en movimiento escénico; Pablo Corkidi en video y fotografía; Eduardo Barrera en diseño gráfico; Pamela Rendón/Innsite en difusión y promoción; Guillermo Mondlak en coproducción; Luis Montalvo en producción ejecutiva y asistencia de dirección; Adriana Rentería en asistencia de dirección y producción; Andrés Mota en asistencia de escenografía; Leobardo Hernández y Ana Lilia Villarreal en asistencia general; Yeana González López en registro y memoria de la temporada, y Antonio Pérez / Construcciones Escénicas en construcción de escenografía. Sin duda, un gran equipo de creadores comprometidos con el proyecto.

Quedan cordialmente invitados a ver ¡No soy gorda! Una actuación sobresaliente siempre es grata. Queda uno reconciliado con la vida. No hay que vivir dilucidando ecuaciones entre lo que pesas y la edad que tienes. Vivir siempre es maravilloso. Arma un grupo y vayan a entretenerse con esta obra y después tómense un café o una copa para intercambiar impresiones. Ten por seguro que se la pasarán muy bien y tendrán tela de donde cortar.

¡No soy gorda! se presenta viernes a las 20:30 horas, sábados a las 19:00 horasy domingos a las 18:00 horas en el Foro a poco no, ubicado en la calle República de Cuba, número 49, a espaldas del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Centro Histórico, Ciudad de México. El costo de la localidad es de $165.00 pesos, con descuentos acostumbrados a personas con credencial vigente. La temporada concluye el domingo 27 de mayo de 2018.