NO SOY LO QUE SOY (TRATADO ESCÉNICO SOBRE LA ENVIDIA)

Por: Alejandro Laborie Elías, presidente de APT

 

no soy lo que soy

La envidia, en términos generales, es desear lo que otro es o tiene, ya sea por su posición social o por sus bienes materiales o, peor tantito, por no ser el hijo consentido y un largo etcétera.

 

Lo anterior es el fondo de la obra NO SOY LO QUE SOY, dramaturgia y dirección de Roberto Eslava, a partir de textos de W. Shakespeare, John Milton y Lord Byron. La pregunta es; ¿se puede desarrollar una puesta en escena en torno a la envidia con hilaridad? La respuesta es sí. Cinco actores y un músico nos hacen disfrutar en forma amena y al mismo tiempo reaccionar frente a un estímulo mental que todos hemos sentido y padecido.

 

Si por envidia entendemos tristeza o pesar por el bien ajeno o emulación del deseo, tal vez honesto pero no correcto y sobrepasar esa frase de “siento envidia de la buena”, es digno de apreciar que este grupo en forma multidisciplinaria nos haga reírnos, de nosotros mismos a través de un tema tan delicado y a la vez poco tratado como tal. Se rompe la cuarta pared, literalmente, el público tiene la oportunidad de participar, opinar, inclusive en contra de lo dicho. Es una puesta en escena en la que la libertad de expresión es una realidad.

 

Montaje alejado de lo convencional, de hecho acontece en el sótano del teatro Julio Castillo, con capacidad de butaquería improvisada para unas 40 personas. El espacio se convierte en un protagonista, el director lo aprovecha al máximo, su imaginación trasgrede y al  mismo tiempo conlleva a los espectadores a un mundo imaginario y real, si se permite la expresión.

 

Una puesta lúdica, a más de alguno lo sorprenderá, ¿es teatro, es una “instalación escénica”…, es una forma diferente o alternativa de creación, queda en cada espectador su conclusión, lo cierto es una manera diferente de hacer teatro, en lo personal fue de mi agrado y me dejó muchas cosas en que pensar, desde la envidia hasta lo que es una propuesta innovadora.

 

Definida como una cantata parateatral sobre la envidia, Pilar, Irene, Jaklyn, Luis y Medin convocan a una experiencia diferente para fortuna del público en el teatro Julio Castillo (Ciudad de México), hasta el 10 de julio, lunes y martes a las 20:00 horas