OBRA DE TEATRO EL PADRE EN AGUASCALIENTES

Texto y foto por Ana Leticia Romo García

En Aguascalientes hay muchas escuelas de teatro, muchos actores y muchas puestas en escena, sin embargo, todos ellos no han logrado atrapar a la comunidad para crear públicos constantes. Por eso fue muy agradable ver que, al menos, cuando viene teatro con actores consagrados como Ignacio López Tarso, Érika Buenfil, Víctor Noriega, Lucero Lander, Adriana Nieto y Sergio Basáñez, la primera función (y deduzco igual la segunda) se llenó, para ver la hermosa y conmovedora EL PADREobra El padre, con dramaturgia de Florian Zeller y Dirección de Salvador Garcini.

El tema es común a todos, ya que en algún momento nuestros padres envejecen y toda la energía y brío de antaño van inevitablemente decayendo y, en algunos casos, muy notablemente, ya con demencia senil o, incluso, Alzheimer. Así que la obra va demostrando como El padre va confundiendo fechas, nombres, personas, olvidando los eventos inmediatos o traumáticos, como puede ser la pérdida de un hijo, situación que con la magia del teatro y los excelentes actores (diferentes personas para un mismo personaje, desaparición paulatina de escenografía, cambio de luces etc.) lograron introducir al público en la angustiosa sensación de perder poco a poco la memoria.

Además de resaltar dilemas como el contrato de enfermeras, el asilo, los problemas con la pareja y el tiempo personal en pro del cuidado de los ancianos, situaciones que sensibilizaron al público quien, al final de la obra, aplaudieron de pie haciendo honor a todos los actores pero, en especial, a Ignacio López Tarso, quien irónicamente demostró que tener humor y ser activo física, espiritual y mentalmente es la mejor y única manera de preservarse en la vejez.