PARA VACACIONAR ¡EL TEATRO!

Texto por Julieta Orduña

Fotografías del archivo de A Escena

En la temporada de vacaciones además de descansar hay que aprovechar en distraerse y ver algo de cultura. Con relación al teatro, la cartelera ha estado muy constante: primero, por las puestas de fines de curso, y luego aquéllas que se preparan exclusivamente para estas fechas de esparcimiento. Me di a la tarea de ver en este mes algunas obras, dos de ellas de fin de cursos, otra de gira nacional a cargo del IMSS y la última, un musical de Ocesa.

La Compañía de Teatro Anáhuac de la Secundaria General número 3 presentó, como ya es costumbre cada año, una producción hecha aliciaexclusivamente para la graduación. Su director, José Gerardo Sánchez Andrade, llevó a escena el cuento de Lewis Carrol, Alicia en el país de las maravillas en el Teatro Aguascalientes. El espectáculo tuvo una duración de media hora y quiero comentar que siempre me sorprende sus producciones, debido a la capacidad de síntesis, ya que en media hora se desarrolla una puesta en escena completa y sin escatimar en costos, pues la producción estuvo impecable, así como el vestuario, escenografía y utilería. Como se acostumbra en las puestas escolares, hay un micrófono o audios grabados para que las actuaciones de los jóvenes y niños no se pierdan y sean escuchados en un escenario grande como lo es el Teatro Aguascalientes. Las coreografías, al igual que música, grabada, y efectos especiales lucieron en este evento. Fue -sin duda- un espectáculo que rompe con la idea de que las presentaciones escolares son hechas al vapor, ya que esta compañía da ejemplo de calidad y profesionalismo.

el principeOtro grupo que en esta temporada presenta un trabajo con todo el esfuerzo de una escuela es Titiritín del Colegio Robregil, dirigido por el maestro Gilberto Romo Breceda, quienes en esta ocasión llevaron al Teatro Aguascalientes, El príncipe de Egipto, con más de 350 actores y actrices en escena, en edades de prescolar hasta secundaria. Con más de 40 años de trayectoria, esta compañía es el semillero de talentos y público, ¿cuántas generaciones han pasado por este grupo y qué les ha aportado ser protagonistas de un montaje? El maestro Romo acompañado de sus hijos han realizado lo que muchos colegios apenas empiezan a hacer, recorrer un camino pedagógico de fomento del arte y la cultura. La obra El príncipe de Egipto está basada en la película de animación de Disney y en el antiguo testamento, específicamente en el libro denominado Éxodo, en el que Moisés libera a los esclavos que están en Egipto y los lleva hacia la tierra prometida. Esta compañía no escatimó en gastos de producción, y telones subían y bajaban; bien por los vestuarios de época con sus respectivos accesorios y utilería. Lo que más me sorprendió fue el ritmo que llevaba la puesta, no hubo en ningún momento tiempo muerto; las escenas fluían de manera correcta, sin dejar que el espectador tuviera un suspiro para distraerse o ver su celular (como desafortunadamente se acostumbra en estos espectáculos). ¡Otra obra digna de verse en un fin de año escolar!

soy pabloSiguiendo como espectadora teatral, vi la obra Me llamo Pablo con el primer actor Carlos Bracho, puesta en escena que abre la Gira IMSS Cultural en el 2018. Un espectáculo unipersonal, aunque el actor estuvo acompañado en algunas escenas por un grupo de jóvenes en el que, por cierto, una de las actrices era de Aguascalientes y quien sólo los acompañó en las dos funciones que dieron en el Teatro del IMSS. ¿Qué se puede decir del trabajo de este gran actor? sólo elogios; él, además de actuar, escribió la dramaturgia basada en la vida de Pablo Neruda, activista político, con el cual Bracho se identifica, además me comentaba (en breve entrevista) que también tiene otra puesta basada en el Quijote, la cual espera (si se le invita) traerla a Aguascalientes. Para un buen espectáculo no se necesita las grandes producciones, si se tiene una silla y una mesa, y una buena actuación, como fue el caso de Me llamo Pablo, ya que nos sentimos satisfechos como espectadores. Para quien no lo sepa, este gran actor es originario de Aguascalientes; nació en la calle Hornedo, y con 80 años de vida y más de 60 de trayectoria, su terruño no lo conoce, ya que no se le ha hecho homenaje alguno, comentaba: “Nadie es profeta en su tierra” y así es, lamentablemente, ¡ojalá que esta grave omisión sea resarcida y se le dé el lugar que merece en Aguascalientes!

Ya para finalizar: Billy Elliot, el Musical, presentado por Ocesa durante año y medio, el cual se encuentra en gira y afortunadamente estuvo en nuestra ciudad, aunque no tuvo taquilla agotada, los que pudimos asistir disfrutamos de esta gran producción que no sólo fue música, sino también baile, manejo de luces, etc., además de una bella historia: un gran sueño lo puedes hacer realidada pesar de los conflictos bélicos, laborales o familiares, drama que Billy enfrenta a su corta edad, y es sólo su talento y el afán por salir adelante lo que lo lleva a la cima. Los prejuicios del ballet, un arte destinado sólo para las niñas (sic), se rompe en esta historia. Como Billy Elliot estuvieron tres actores-bailarines alternando: Mauricio Arriaga, Aarón Márquez e Ian González que, por cierto, es originario de Aguascalientes y participó en la primera función de esta gira, y fue ovacionado por sus paisanos y familiares. Como la abuela, Norma Lazareno (genial, auténtica y con una chispa única) y Anahí Allué (profesional en musicales y teatro cabaret) fueron las estrellas, al igual que los chicos que protagonizaron a Billy y el papá del chico, Arturo Echeverría. Tres horas de duración que se fueron rapidísimo y es justamente este el detalle, si la obra está bien hecha no importa el tiempo. Se extrañan los musicales hechos en Aguascalientes; ojalá se reactiven estas producciones, las que no le piden nada a algunas foráneas.

Para estas vacaciones se recomienda: Bozal, Quetzalcóatl y El sueño de los dioses.