PECADOR

Partes I y II  de  III

 

Texto y fotos por:  Eugenia Galeano Inclán

 

pecador

Todo ser humano tiene anhelos y para lograrlos se fija metas.  Si el objetivo es adquirir un inmueble o comprar el auto de sus sueños, tendrá que ahorrar o pedir préstamos para poder hacerlo.  Si se trata de comprar algo más sencillo, como un traje, un vestido, un par de zapatos o una joya, bastará con esforzarse en reunir el dinero suficiente.  Mientras esté dentro de nuestras posibilidades, más tarde o más temprano, habremos de lograr el objetivo.  En cuanto a educación, seguiremos nuestra vocación y cursaremos la carrera que nos permita trabajar en lo que deseamos.  Sabemos que mientras más estudios tengamos, mejor nos desempeñaremos como profesionales.  La práctica nos ofrece grandes enseñanzas, al igual que los libros y los colegios.  Lo difícil es alcanzar un objetivo cuando éste depende de terceros y no enteramente de nosotros.  Por ejemplo, cuando aspiramos a un trabajo determinado, lo más común es que seamos entrevistados por un desconocido y durante el tiempo que éste nos brinde no siempre es posible convencerlo de que somos el candidato ideal para el puesto.

 

Este incómodo momento es el que José Alberto Gallardo plasma en su más reciente obra PECADOR – Partes I y II de III.

 

José Alberto Gallardo es egresado de la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM-, con especialidad en Dirección Escénica.  Luego que recibió su título, José Alberto complementó su formación con diversos cursos y talleres en dirección escénica, dramaturgia, movimiento y entrenamiento actoral con destacados maestros como  Daniel Veronese,  Víctor Viviescas,  Frank Micheletti,  Piotr Borowski (en Varsovia, Polonia),  Eugenio Barba,  Bruno Bert,  Aladino R. Blanca,  Diego Piñón  y  Natalia Traven,  entre otros.

 

A lo largo de su vida profesional, José Alberto Gallardo se ha desempeñado como actor, director, dramaturgo y docente.  Siente predilección por propuestas interdisciplinarias. En todas sus facetas una de sus características es su compromiso con cada proyecto.  Como actor se ha dedicado básicamente al teatro, pero también ha trabajado en algunos proyectos cinematográficos.

 

Por citar sólo algunas de sus interpretaciones, recordamos:  “Medea“, versión y dirección de Germán Castillo,  “Cuacoyótl“,  “Cartografía Especializada”  y  “Macbeth: Ciudad Insomnio” estas tres bajo la dirección y coreografía de Jaime Camarena,  “Woyzeck“, bajo la dirección de Agustín Meza, “Por favor no mande riñones por correspondencia“, bajo la dirección de Richard Viqueira -donde José Alberto desplegó sus habilidades corporales,  “Se rompen las olas” de Mariana Villegas, bajo la dirección de Gabino Rodríguez,  “Sumergibles” de Daniela Zavala.

pecador2

 

En 2016 incursionó en la danza bailando en “Resonancias” con integrantes del Centro de Producción de Danza Contemporánea -CEPRODAC-, bajo la dirección de la destacada coreógrafa Rossana Filomarino, con quien después trabajó conjuntamente en “Disecciones“, un espectáculo completo donde la danza, lo acústico y lo visual convergieron, para el cual se reunieron tres grandes talentos: Rossana Filomarino en el diseño de coreografía y la dirección,  José Alberto Gallardo ejecutando el unipersonal dancístico y aportando los textos de su autoría,  y  Rodrigo Castillo Filomarino creando una composición musical vibrante que dio relieve a cada movimiento, acompañando al intérprete con música en vivo.

 

Como director, a la fecha, lleva casi una treintena de puestas en escena y, como dramaturgo, ha escrito casi cuarenta obras tanto para Teatro como para Danza.  Es fundador y director del Teatro de la Brevedad.

 

Sus dramaturgias derivan de exhaustivas investigaciones, tiene una fina pluma, buen manejo del lenguaje y define la psicología de cada personaje que crea.  Ha presentado producciones en Alemania, Argentina, Argelia, Colombia, España, Ecuador, Polonia, República Dominicana, Senegal, Venezuela y México; así como en importantes Muestras Teatrales, como el Festival Internacional de Teatro de Santo Domingo, Festival Internacional de Teatro de Manizales, Festival de Teatro Iberoamericano de Bogotá, el Festival de México FMX y la Muestra Nacional de Teatro, entre otros.

 

En tanto que en “Cayetano Ordóñez o África” José Alberto hizo referencia a la migración Afro-Europea, relatando la historia de una mujer sospechosa de haber asesinado a su esposo, migrante africano, pero, a la vez, de algún modo rindió homenaje a la tauromaquia, toda vez que Cayetano Ordóñez era un legendario torero de los años 30, adentrando al espectador en el ritual que para un torero implica vestir un traje de luces, en “Breve silbido desde el exilio”, utilizó su poética para escenificar lo que se vive ante una enfermedad terminal,  y  en  “Oír aullar una vez a los lobos” mostró aspectos íntimos de un matrimonio cuya relación presenta resquebrajamientos,  ahora lleva a escena PECADOR – Partes I y II de III para poner ante los ojos del espectador lo que sucede entre una entrevistadora intimidante y un candidato de carácter débil.

 

El trabajo de José Alberto Gallardo le ha hecho acreedor a diversos premios y reconocimientos, entre los que destacan:  el Premio Internacional de Literatura –Dramaturgia- Sor Juana Inés de la Cruz 2013, ser Becario del FONCA en el Programa Jóvenes Creadores 2011-2012,  y  Mención Honorífica en el Premio Nacional de Dramaturgia Manuel Herrera 2007.

Como docente, José Alberto Gallardo fue catedrático del Colegio de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM (2014),  de la Licenciatura en Actuación del Centro Morelense de las Artes (2009), además de haber impartido diversos talleres de actuación, dramaturgia y creación escénica en varios Estados del territorio nacional.  De 2009 a 2011 fue Director de Difusión Cultural del Tecnológico de Monterrey en su Campus Santa Fe.

PECADOR – Parte I – Una importante empresa de inversiones de capitales de riesgo tiene vacante el cargo de Director de Riesgos de Diversos Capitales.  La acción comienza cuando una ejecutiva de dicha empresa está esperando a uno de los aspirantes al puesto.  Ante la entrevistadora, se presenta el señor Domínguez, quien sabe que tiene un excelente currículum vitae.  Ha cursado tres carreras -administración, ingeniería y economía financiera.  Aunque dejó trunca su carrera de administración, cuenta con dos licenciaturas y una maestría, además de que ha ideado una estrategia para mejorar notablemente el mercado del arte.  Si bien, en lo profesional está más que capacitado, en lo personal siente inseguridad.  Le molestan unas manchas que tiene en la piel, está atravesando una crisis matrimonial y ha sido diagnosticado con TOC -trastorno obsesivo compulsivo-.  La entrevistadora es una mujer empoderada que se aprovecha de su posición para imponerse.  Tan pronto percibe las debilidades del señor Domínguez, no cesa de intimidarlo y él se muestra sumiso.

En PECADOR – Parte II, dado que el señor Domínguez no quedó conforme con la entrevista y piensa que es el candidato ideal, decide atraer a la entrevistadora a un terreno que ella no domine, a fin de convencerla que es él quien debe obtener el puesto.  ¿Logrará su objetivo?.   De cualquier modo, tendremos que esperar a ver PECADOR – Parte III para conocer el final de la historia.

pecador3

José Alberto Gallardo, hombre talentoso, sensible y buen observador, en plena madurez artística, aplica sus conocimientos y experiencia para lograr un texto muy completo en el que combina lo humano, lo profesional, lo personal, el teatro, el arte, la burocracia, fortalezas, debilidades y actitudes, con el cual capta y mantiene el interés absoluto del espectador en todo momento.  Desde mi particular punto de vista, a través de PECADOR – Partes I y II de III, José Alberto Gallardo ofrece una lección de vida. Las circunstancias, el comportamiento o lo cotidiano sitúan al ser humano en una rueda de la fortuna.  Igual se está arriba que en medio o abajo.  La vida da muchas vueltas y nadie tiene derecho a intimidar a sus semejantes.  En cualquier momento, el karma puede invertir los papeles, o bien, si se actúa con inteligencia y sin precipitación siempre existirá la posibilidad de encontrar una salida.

En cuanto a la dirección, José Alberto también brinda un trabajo impecable.  Su trazo escénico es fluido, aprovecha a fondo tiempo y espacio, balancea bien acción y pausas, la coreografía es acertada y el ritmo preciso.

Manuel Domínguez y Mariana Villegas dan vida a él y a ella, respectivamente.  El trabajo histriónico, corporal, expresivo y vocal de ambos es formidable, al posesionarse de sus personajes, dotándolos de emociones y haciéndolos convincentemente humanos.

Privilegia el montaje proporcionando el entorno idóneo la música original y el diseño sonoro por parte de Rodrigo Castillo Filomarino.  La programación QLab también es provista por Rodrigo Castillo Filomarino.  Incluyen la canción de John Cale “Whaddya mean by that?” (¿Qué quieres decir con eso?).

La bien impartida iluminación es creación de Rodrigo Castillo Filomarino y José Alberto Gallardo.

Giselle Sandiel brindó asesoría de vestuario.

Proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes -FONCA-.

Un singular duelo donde los contendientes sólo pueden esgrimir palabras.  Tal vez tu apoyo brinde algo de ánimo al señor Domínguez para sortear la incómoda entrevista de trabajo. o que te solidarices con él al recordar alguna experiencia propia, pero lo que puedo asegurarte es que te conmoverá un montaje original con parlamentos interesantes, atinada dirección, entrañables actuaciones y sonoridad consistente.  Apresúrate porque la temporada actual es brevísima y ya sólo les quedan tres funciones.  Compra tus boletos con anticipación pues el aforo es limitado.

 

PECADOR – Partes I y II de III se presenta martes a las 20:30 horas,  y  miércoles a las 18:00 horas  en el

TEATRO EL MILAGRO ubicado en la calle de Milán número 24, colonia Juárez, Ciudad de México.

El costo de la localidad es de $160.  Para estudiantes, maestros, INAPAM, estudiantes y maestros de teatro con credencial vigente y vecinos de la colonia Juárez, es de $80.

 

La temporada concluye el miércoles 4 de abril de 2018.