PRESENTAN DON CARLO EN LA MODALIDAD DE ÓPERA-CONCIERTO

Información Conaculta

 

don carlo ligero

Una de las creaciones operísticas más reconocidas de Giuseppe Verdi (1813-1901) volvió a ser escenificada en México luego de 38 años, bajo la modalidad de ópera-concierto y con una reducción especial a dos pianos.

 

Se trata de Don Carlo, que en su versión italiana en cuatro actos tuvo la primera de sus dos funciones la noche de este jueves 30 de agosto en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

 

La acción transcurre en España en 1568. Se ha firmado la paz con Francia luego del compromiso matrimonial entre don Carlos, heredero del trono español, e Isabel de Valois, hija de Enrique II de Francia.

 

Tras intercambiar sus retratos, ellos se enamoraron en una cacería en Fontainebleau, sin embargo el padre de Carlos, Felipe II, viudo de María Tudor, decide casarse con Isabel.

 

A fin de consolidar la paz, la princesa cede a los ruegos del pueblo y acepta la petición del que sería su suegro, para desconsuelo del infante.

 

Carlos confiesa a su amigo Rodrigo que sigue enamorado de la que ya es su madrastra y la caprichosa princesa Éboli, al ser rechazada por Carlos, intriga ante el rey para descubrir a los supuestos amantes, lo cual desencadenará una tragedia.

 

Los personajes son interpretados por los tenores José Luis Ordoñez y Gilberto Amaro, la soprano Bertha Granados, el barítono Ricardo López, la mezzosoprano Amelia Sierra, los bajos José Luis Reynoso y Charles Oppenheim, así como el bajo-barítono Rodrigo Urrutia.

 

También está la soprano Marlene Palomares, integrantes del Coro de Madrigalistas de Bellas Artes; el tenor Ricardo Estrada, becario del Ensamble escénico vocal del Sistema Nacional de Fomento Musical y el bajo Aldo Arenas, quien ha participado en diversas producciones en el Teatro Bicentenario y el Teatro del Palacio de Bellas Artes.

 

El montaje cuenta con la participación del Coro del Conservatorio Nacional de Música, dirigido por David Arontes; los pianistas Giovanni Paolillo y Eduardo De Santiago y la dirección musical de Alfredo Domínguez, profundo conocedor del repertorio operístico.

 

El montaje escénico e iluminación es de César Piña, que consistió en una serie de templetes dispuestos en forma de escalera ubicados a los costados del escenario y proyecciones en video.

 

La partitura de Verdi destaca por su meticulosa y perfecta elaboración musical, consistencia dramática y fascinantes melodías que incluyen arias como Io la vidi, Ella giammai m’amò y O don fatale, descrita como una auténtica aria de bravura y desesperación.

 

Don Carlo tendrá una función más este domingo 2 de septiembre a las 17:00 horas, en el Teatro de las Artes del Cenart. Localidades $100. Una hora antes de cada función, Francisco Méndez Padilla, coordinador general de esta producción y director general del Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, ofrecerá una charla introductoria sobre esta pieza de Verdi, en el Aula Magna José Vasconcelos del Cenart. La entrada a dicha plática es libre.