“RECUERDA MIRAR HACIA ARRIBA A LAS ESTRELLAS, Y NO ABAJO, A TUS PIES…”: STEPHEN HAWKING (1942-2018)

Texto por Sandra Sánchez Pineda

Imágenes de Internet

Stephen-Hawking_1No hace tanto tiempo cuando por primera vez oí hablar de un hombre: Stephen Hawking, hará 15 o 18 años más o menos, lamento decir, ya que no soy lectora  asidua de textos científicos. Con el tiempo empecé a escuchar más referencias a su persona en los medios de comunicación, por lo mismo, entre la gente común como yo e, inclusive, siendo televidente de la popular serie de televisión The Big Bang Teory, pude ver sus participaciones en dicho programa.

Yo no viví en la época en que existió Albert Einstein, quien fuera considerado el científico más conocido y popular del siglo XX, pero sí puedo decir que estuve y caminé en esta tierra en la época en que existió el astrofísico británico Stephen Hawking, un hombre que conquistó –a mi juicio- su mayor logro, y no hablo de sus numerosos estudios acerca del universo y por los cuales será recordado siempre, sino que en vida sorteó su más grande reto: nunca rendirse ante la enfermedad que le llevó a estar postrado de por vida, debido a la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), ya que como él decía: “Si tu cuerpo te limita, no dejes que tu mente también lo haga”.

171024-stephen-hawkings_2Dejó una huella imborrable de vida y profesionalismo que mantendrán intacto su legado entre la comunidad científica, así como entre la sociedad. “A los 76 años de edad dejó varios textos, el más conocido de ellos: Breve historia del tiempo (1988). Él cambió la perspectiva científica del universo al fusionar la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein con la Teoría Cuántica sobre cómo evolucionó la vida, aseverando que el espacio-tiempo inició con un gran Big Bang y que la conclusión del mismo sería a través de agujeros negros dentro de unos 20 mil millones de años aproximadamente, según mencionó en marzo de 2005, con su inigualable voz robótica”[1].

Nunca ganó el Premio Nobel y, curiosamente, murió un 14 de marzo, mismo día de nacimiento de Albert Einstein. Hace como dos años supe que había manifestado su deseo de dejar de existir, cosa que debo decir, me dio mucha tristeza, sin embargo, nunca dimensionaré la realidad de su existencia, eso es evidente, yo supongo que mi tristeza fue parte del hecho de que los seres humanos queremos o deseamos que nuestros seres queridos o personas admiradas siempre estén presentes de manera física, motivo por el cual nos negamos a ver que algún día van a partir, lo que me hace recordar esta frase suya: “No sería tanto un universo si no fuera el hogar de la gente que amas”.

SH_Big bang teoryY no sé, tal vez estoy muy sensible, es posible, ya que marzo para mí es un mes en el que varios de mis seres queridos han partido, así como mi amiguito y compañerito de existencia, mi amado doggy, y sucede que Stephen se fue en este mes y él representó y representa para mí un ser que inspira, como inspiró a muchos otros a seguir siempre adelante, a no dejarse vencer. Así que si llego a estar triste será muy posible que me aplique su siguiente frase: “Si te sientes en un agujero negro, no te rindas: hay una salida”.

¡Hasta siempre Stephen!, siempre te recordaré, sobre todo cuando mire al cielo, porque como alguna vez dijiste: “Recuerda mirar hacia arriba a las estrellas, y no abajo, a tus pies…”.

[1] http://www.proceso.com.mx/526411/stephen-hawking-y-dios.