TEATRIKANDO

Texto por Benjamín Bernal, Presidente de la APT

jorge correa 2Dos libros de Jorge Correa Fuentes

El padre del Teatro Penitenciario, que está a punto de jubilarse después de dedicar su vida a dar clases a los reclusos de todo el país. Recientemente se tituló como Criminólogo y anda festejando dos libros: STRAP, que quiere decir Sistema de Teatro de Readaptación y la Asistencia Preventiva, y Buzo de aguas negras. El primero está dedicado “a quien gusta del abismo y ha visitado el infierno, para los amantes de las grietas más profundas, enseña las técnicas para desnudar el cuerpo contraído, ávido de explorar su incertidumbre.” “Más que un sistema teatral es un fenómeno que acude al encuentro  con la vida.” “¿Qué más sino la soledad del ser que sólo puede habitarse el cuerpo, y el cuerpo que cree que es una cárcel?”

Dice Jorge Correa que: “no se trata de formar actores, sino de recuperar hombres.” ”El teatro humaniza, para la cuestión terapéutica están los psicólogos; es un teatro de ser no de parecer, la mente es voluntad o emoción. Reconozco tu soledad, estoy exiliado en la mía y por eso te amo.” Son dos libros indispensables para el estudioso: si lo busca en redes sociales seguro lo encuentra. En otra columna hablaré de su otra publicación.

jorge correa 4

A 8 columnas, Teatro Orientación

Una divertida comedia de época, llena de bromas e ironías propias de Salvador Novo. Es una demostración de que la unidad de tiempo, lugar y acción siguen siendo vigentes, para que lo vean todos aquellos que practican otros métodos narrativos. El director de un diario (nunca se ve) tiene una secretaria que es asediada por dos galanes; el primero, un hombre que va para arriba y el otro, un vivales de medio pelo que anda de aquí para allá sin dar golpe. Hay personajes de relleno, como el legislador que acude a la oficina buscando pactos secretos de apoyo del importante medio informativo. Lo demás es una conjura para dar un importante espacio a la entrevista que plantea el apocado redactor, y una serie de vuelcos inesperados (un tanto forzados) que darán lucimiento al desenlace.

Parece que estuviéramos viendo el filme de Dick Tracy con tema periodístico, para que cada quien haga lo mejor de su repertorio personal: están muy bien el secretario del director; la simpática Sophie, en su rol de jefa de sociales; de Tavira, como el ducho y abusivo amigo del reportero tímido (para mi gusto, demasiado tímido, pero le queda bien, a sabor a cómic). Intervienen en el montaje: Luis Miguel Lombana, Sophie Alexander Katz, Alondra Hidalgo, Pedro de Tavira, Arnoldo Picazzo y Jerónimo Best, quien alterna funciones con José Carriedo, todos ellos bajo la eficiente dirección de Fernando Bonilla.

Por cierto, para entrar al Teatro Orientación, que es donde vi A 8 columnas, no dejan entrar al estacionamiento, a pesar de que había lugares vacíos, es una lástima que tiren a la basura la excelente imagen del Centro Cultural del Bosque.