TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 

CATS

cats ligero

Mucho hemos hablado de teatros que desaparecen en pos de edificios de lujo o centros comerciales, como es el caso de la Sala Chopin, Polyforum, Shakespeare, Arlequín, Blanquita, Luces de Bohemia; Jiménez Rueda, el Círculo Teatral (dañados por el sismo) por eso nos congratulamos enormemente de que el Teatro Centenario Coyoacán reciba su primer montaje de importancia: Cats. Que tiene en su elenco a Yuri, Natalia Sosa, Raúl Coronado, Juan Carlos Casasola, Lalo Manzano, entre otros. Me tocó ver a Natalia, simplemente maravillosa, mostrando un gran poder vocal al interpretar a Grizabella, la minina que ha visto pasar sus mejores años y pasa por una ceremonia especial que le brindan los gatos para volar hacia un destino superior.

Es un gusto ver los momentos culminantes, de los que hay muchos en esta obra, para volver a disfrutar de las voces, gracia dancística y actuación de todo el elenco, desde el número inicial que es fastuoso por el grupo de baile que nos lleva a la magia de Andrew Lloyd Webber, que nos vuelve a deleitar con su visión de los poemas de T. S. Elliot. Fue estrenado en 1981 en el West End y en México en 1991, con un elenco de lujo: Susana Zavaleta, Lilia Sixtos, Javier Díaz Dueñas, Manuel Landeta, entre otros.

Es una excelente oportunidad para ver este clásico moderno y volverlo a disfrutar, en un teatro relativamente pequeño, lo que obliga o resolver dos escenas de otra manera, sin afectar el resultado final. Los admiradores de Yuri y los de Natalia Sosa tendrán la oportunidad de verles en acción para hablar largamente y alabar sus talentos. El teatro está ubicado en la calle de Centenario muy carca de Rio Churubusco, con amplio estacionamiento y con todos los medios de comunicación a la mano. Larga vida a Cats.

UN MUERTO EN EL JARDÍN

Ya que estamos en Coyoacán, hablemos del Teatro Rodolfo Usigli, ahí se presenta una obra de Ma. Luisa Medina, con la actuación de la magnífica Beatriz Cecilia, Daniel García, Ma Luisa Medina y David del Águila. ¿De qué trata? es una obra policiaca que nunca deja en paz al público: pues lo hace reír todo el tiempo. Una cosa lleva a la otra, es amenazado por largos minutos con una pistola uno de los personajes, hasta que por fin se encuentra al asesino, que no para de repetir que es un cajero de banco que tiene como socio a un plomero que… Pero no le cuento más para que vaya a descubrir la verdadera personalidad del criminal. Por cierto, con esta obra se está celebrando a Ma. Luisa Medina que cumple muchos años sobre la escena y es admirable la capacidad que tiene su pluma para hacer reír. Es poco común, por cierto, que una dramaturga se ponga un vestido negro y acto seguido se disponga a atrapar asesinos. ¡ Enhorabuena!.