TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 

Visceral

VISCERAL

Un monólogo que asustará a los conservadores y que dará motivos para reflexionar a los que no se conmueven con nada, es éste que escribió Adrián Vázquez y actúa Verónica Bravo. Lo vi en la Teatrería un domingo a las 19 hrs. Se trata de lanzar contra el público una serie de vivencias que tuvo el personaje, desde la más incipiente sexualidad, hasta las figuras más extrañas que podamos imaginar. Todo esto es monologado por la actriz, que interpreta predominantemente sobre un sillón, rara forma de dirigir, pero así lo ha escogido. Recuerdo que una vez vi otro monólogo que se llamaba “Me c… en Dios” y usaba como toda escenografía un excusado. Bueno, pues no llega a tanto Adrián Vázquez quien dirige esta puesta en escena, más adelante permitirá que la actriz se mueva a izquierda y derecha del público.

La parte que me pareció mejor lograda fue la que habla de una enfermedad que padece su mamá, algunos detalles nos son revelados, como quién era el duendecillo que le metía condones en su bolsa de mano. Realmente interesante, llena de sincera actuación de la joven Verónica Bravo, es una original forma de meternos en la vida de una damita que esta por cuidar a su madre unos días y termina haciéndolo hasta su muerte.

Bella historia con un principio lleno de lenguaje fuerte, duro, que hace que se agradezca que el final sea atractivo literariamente.  Es algo extraño el atarla a moverse en un sillón, si la escenografía es limitada, para eso está la imaginación de ambos: espectador y Actriz.

 

Dogville

Una piececita que se ubica en los Estados Unidos de Norteamérica, con símbolos de aquella nación, y una dirección, que a veces pierde algún actor, pero, así embellece y aligera los cambios de escenografía.  Escrita por Lars Von Trier y dirección de Fernando Canek, lleva en los diversos roles a Sergio Bonilla, Claudia Ramírez, Carmen Delgado, Mercedes Olea, Luis Miguel Lombana, Pablo Perroni, Gerardo González, Rodolfo Arias, Judith Inda, Francisco de la Reguera, Ana Kupfer, Ximena Romo, Christopher Aguilasocho, Diego Cooper, entre otros.

Sucede que es una agradable chica que llega a un pueblo perdido en la nada, donde se queda a invitación del actor principal, a quien vimos con buena disciplina. Ella, acepta la invitación y se somete a un especial juego de votación para que se quede. A partir de ahí, hay una serie de abusos por parte del grupo de habitantes. No le contaré más para que usted tome su punto de vista. Dirige Fernando Canek, a quien recomendaría quitarle media hora.

Buen montaje, semióticamente quizá sea de una lectura densa, aunque a la gente le gusta la solución final. Es un buen trabajo que durará pocas semanas, así que apresúrese a verla en el Helénico, los lunes a las 20 horas.