TENGAMOS EL SEXO EN PAZ

Texto por Mónica C. Huerta

De Darío Fo, Franca y Jacopo. Hablar de la sexualidad con los hijos, pareja, familia, amistades no es fácil, tal vez por miedo, pena u otras circunstancias. En la obra se precisa que la sexualidad juega un papel importante en la vida del ser humano, hay que conocerse y saber qué es lo que le agrada a cada uno en una relación sexual para hacerlo del conocimiento de la pareja, y satisfacerse mutuamente.

En la obra vemos cuando Eva come la manzana e incita a Adán a comer el fruto prohibido y éste al comer la manzana tiene relaciones sexuales con ella. De ahí parten varios temas referentes a la sexualidad como lo es el clítoris, expuesto de una forma graciosa, ya que Pisano interpreta a un Doctor, que es quien lo explica. Otro punto es cómo la mujer, en ocasiones, finge un orgasmo, Susana Zabaleta acostada en el piso ejemplificando y Pisano como instructor de aerobics, vestido de forma muy peculiar; logran que el público se sienta relajado, a gusto, sin cohibiciones por el tema que se trata. Abordan el tema del tamaño del pene; la duración del acto sexual; ambos hacen que el público interactúe escuchándose risas, dando respuestas; en fin, son varios temas que tratan en la obra, pasando el espectador un rato agradable.

Se presenta en el Teatro Libanés. La producción: Claudio Herrera, Rubén Lara, Daniella Pérez Brand y Andrea Pérez Esquivel. Adaptación y Director: Aurora Cano.