ALGO DE POESÍA

Texto por Ignacio Velázquez

Imagen de Internet

Paul Geraldy

Reseña biográfica

Poeta y dramaturgo francés nacido el 6 de marzo de 1885 en Paris. Hijo del periodista Georges Lefèvre quien había tenido cierto renombre por la traducción de Romeo y Julieta en 1890, y de quien heredó su afición por la literatura. Tomó el apellido “Géraldy” de su madre, para adoptarlo como seudónimo. En 1908 publicó los primeros poemas bajo el título de Les petites âmes, seguidos en 1912 por Toi et moi, un conjunto de poemas livianos de corte romántico, inspirados por su gran amor, la bella cantante de ópera Germaine Lubin. Su matrimonio terminó en 1926 a raíz del affaire de Germaine con el mariscal Philippe Pétain. Su verdadero valor literario se refiere al teatro, especialmente en las obras Aimer, en 1921, Le prélude, en 1938 y L’homme et l’amour, en 1951. Fue cofundador de Cenáculo 20 con Chaplin y Gershwin en 1920, y formó parte del Consejo Literario de la Fundación Príncipe Pierre de Mónaco a partir de 1952. Falleció a la edad de 98 años en  Neuilly-sur-Seine, el 10 de marzo de 1983.

 

Confesión

Sé que soy irritable, celoso, imperativo,
infeliz, exigente, que razones no escucho;
que siempre estoy buscándote querellas sin motivo;
¡y crees que no te quiero… y es que te quiero mucho!

Te busco, te regaño, y hago tu vida triste…
Serías más dichosa, por todos consentida,
si para mí no fueras cuanto en el mundo existe,
y si este amor no fuera todo el bien de mi vida.

¡Si tú me amaras, y si yo te amara,
cuánto te amaría!

Dualismo

Explícame por qué dices “Mis rosas,
y “mi piano, y por qué frecuentemente
Tus libros” y “tu perro”, indiferente;
y di, por qué con aire placentero
me dices: “Unas cosas
voy ahora a comprar con mi dinero”.

Lo mío es siempre tuyo, eso es sabido.
¿Por qué dices palabras que entre los dos han sido
y serán siempre odiosas?
“Mío y tuyo”… ¡Qué extrañas tonterías!
Si me amaras, “los libros” tú dirías,
y “el perro”, y “nuestras rosas”.

¿Intentas otra vez reñir?

¿Intentas otra vez reñir? Ya escucho
llanto y explicaciones.
Sí mucho amamos, regañamos mucho,
y así termina todo en discusiones.
Por esta sola vez quiero que calles,
mientras, yo con cariño,
sin recordar disputas y detalles
desato tu corpiño…
Lo que intentas decirme de antemano
te digo que lo sé;
explicarte, reñir, hablar en vano,
y todo… ¿para qué?
Cuando luego el vestido desabroche,
te sentirás mejor sin ese velo…
¡Además, sin recelos,
mucho más te querré toda la noche!
No hagas mohines. Mírame sin celos,
y desde ahora, estrechamente unidos
amémonos de veras
poniendo en ello todos los sentidos.
Ven hacia mí, que haré lo que tú quieras.
Bien sabes que nos unen fuertes lazos
que el juramento anuda.
Apura, ¡vamos!, échate en mis brazos
así… ¡toda desnuda!

 

Fuente: http://www.amediavoz.com/geraldy.htm