CORPODANZAS

Texto y fotos por Sandra Sánchez Pineda

Dicen que la música es el lenguaje universal de la humanidad y que la Danza es el lenguaje oculto del alma. Y fue alma, corazón y corporalidad escénica la que imprimieron los ejecutantes de los cuatro grupos de danza integrados en Corpodanzas, un encuentro estatal de danza independiente realizado el pasado 6 de octubre en el Teatro Morelos.

Dentro del programa, dos escuelas de danza regional mexicana: Quetzalcuauhtli y Norman Giacomán; otra de ritmos cubanos, modernos y ballet, Danzand Cuba, y O´lala Maka lea, escuela de probada trayectoria en lo que respecta a las danzas polinesias, con 16 años de existencia, llevando a diferentes espacios culturales sus candenciosos y relajantes bailes.

Cada grupo presentó una muestra de su repertorio, en el cual sus ejecutantes derrocharon energía, talento y gran compromiso de pisar un escenario tan emblemático como importante lo es el Teatro Morelos. Así, pudimos relajarnos y estar atentos lo mismo al ballet que a los bailes modernos, irnos de la salsa al folclor mexicano y de allí a sus clásicas polkas, pero también gozar con la alegría y la candencia de los bailes de las polinesias.

La iluminación del evento bien, la mayor parte de las veces, sin embargo, cuando para crear mayor dramatismo echaron a andar el hielo sólido, se le restó lucidez a la interpretación de los ejecutantes, como fue el caso de uno de los bailes polinesios.

Es justo señalar que las cuatro escuelas se lucieron con su vestuario, pero por el colorido lucieron mucho los trajes típicos mexicanos con los trajes de charro y los vestidos con grandes faldones de colores, así como los delicados y sensuales trajes de las bailarinas de danza polinesia.

Una excelente tarde de domingo en la que pudimos apreciar diferentes tipos de danza, comprobando que cada baile cuenta con su propia complejidad, sensibilidad y manera de ejecutarse. Además, logramos percibir el amor que los bailarines sienten por su quehacer: la Danza, lo cual -me parece- fue uno de los objetivos de dicho espectáculo.

¡Enhorabuena a los organizadores y que vengan otros eventos donde las escuelas de danza puedan no sólo promoverse sino demostrar que no hay escuela pequeña cuando hay talento y ganas de hacer bien las cosas!

Visitado 6 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...