EMPUJE PARA ESCUCHARME

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Todos nosotros, por lo menos, en una ocasión, nos hemos preguntado: ¿Qué hago aquí? En general, sabemos en qué lugar estamos, pero, de vez en cuando, podemos desorientarnos. Por ejemplo, durante los viajes es normal confundirse un poco, las largas horas que nos toma transportarnos nos confunden. Si a eso agregamos despertar en una cama que no es la nuestra, tardaremos algunos segundos en dilucidar qué hicimos antes de acostarnos y por qué estamos en otro lado. Así mismo, este fenómeno se presenta cuando ya no nos satisface lo que hacemos o queremos dejar de estar con quien vivimos, en aquellos momentos en que algo nos hace falta o requerimos un cambio inminente.

Gabriela Rosero, originaria de Ecuador, es una destacada artista escénica con formación profesional en danza clásica que se ha especializado en danza contemporánea. Se desempeña como coreógrafa, bailarina, docente y tallerista. Cuenta con una trayectoria de más de 15 años, durante los cuales ha sido integrante de la Compañía del Ballet Nacional de Ecuador y de la Compañía Nacional de Danza de Ecuador, dos de las instituciones más importantes de su país natal. Como intérprete o coreógrafa, ha participado en más de 60 creaciones y residencias artísticas en diversos países, como Ecuador, Venezuela, República Dominicana, Chile, Francia, España, Portugal, China y, desde luego, México. Sus trabajos la han hecho acreedora de numerosos premios, galardones y reconocimientos. Actualmente tiene fincada su residencia en México, donde en 2015 fundó la Compañía Moviente-Arte.Ciencia. Escena.Sociedad/Ecuador–México.  

Quienes vamos al teatro en Ciudad de México, recordamos su destacada participación en «Do not Disturb«, creación de Jessica Sandoval, que cubrió varias temporadas en Un Teatro, Alternativa Escénica. Luego de lo cual, Gabriela Rosero desplegó sus alas para volar por sí misma y en el mismo foro presentó el espectáculo unipersonal π ES, el cual tuvo gran éxito de audiencia. A través de π ES, pudimos ver que la línea de Gabriela es la improvisación y que gusta de combinar distintas disciplinas. Su expresión personal se enfoca en la exploración del cuerpo y las infinitas posibilidades que éste ofrece.  

En π ES la anécdota principal era representar los caminos que recorren nuestros pies a lo largo de una vida. Ahora, Gabriela Rosero presenta su nueva propuesta que es Empuje para escucharme, mediante la cual asocia el cuerpo a los sonidos. Durante el desarrollo del espectáculo.

Al entrar a la sala, el público ve a la bella artista en el centro del escenario cubierta por un tupido racimo de globos en color violeta. Se escuchan vibraciones similares a las que producen los cuencos metálicos, lo que hace que quien asiste se sienta dentro de un entorno pleno de paz. Ella está aprisionada, apenas se le alcanzan a ver el rostro, parte del torso y los pies. Una vez que dan la tercera llamada, comienza la acción. Gabriela trata de liberarse y empuja airadamente mientras va reventando los globos uno a uno hasta despojarse de estos, tras lo cual da un discurso en torno a los instrumentos musicales de fricción, nos ilustra sobre los sonidos que emiten y el modo en que estos se producen para que sean diversos. «En ciertos casos el tono de las lengüetas puede variar si se sopla o aspira el aire de una manera especial. Cada lengüeta tiene un tono individual y el sonido depende del tamaño de las lengüetas«.  Repite las instrucciones en varias ocasiones, a fin de que la comprensión sea correcta. Luego de esto, como es su costumbre, Gabriela se enfrasca en una danza con base en improvisación, en la que incorpora variadas disciplinas dancísticas. Igual gatea que corre, se arrastra, se flexiona, se estira y mucho más en una vertiginosa dinámica que va de lo rudo a lo delicado. Deleita a los asistentes con una melodía tocada en armónica. Por último, llega la reflexión tras escucharse y se pregunta: «¿Qué hago aquí?«, también interactúa con algunos espectadores, cuestionándoles de frente: «¿Qué haces tú aquí?«.

El equipo creativo de Empuje para escucharme está conformado por: Gabriela Rosero en idea original, creación e interpretación. Leticia Olvera en diseño de iluminación. Agencia Lado A en difusión.  

En el programa de mano los agradecimientos son para: Alberto Estrella, Víctor Carpinteiro y Alicia Garzón. La producción es de  Compañía Moviente (Ecuador-México).

Empuje para escucharme es una propuesta original que combina los sonidos con el cuerpo humano, a modo de tratar de comprender el significado de cada uno de los sonidos y las vibraciones que emitimos, a fin de estar en posibilidad de entablar una conversación con nuestro yo interno, para que en forma metafórica una voz nos diga lo que necesitamos o lo que realmente anhelamos. Una bella improvisación dancística en la que una hermosa y enigmática mujer nos lleva de la mano a recorrer esta aventura.

Empuje para escucharme se presentó únicamente en dos funciones especiales los días 7 y 8 de septiembre de 2019 en el Foro 8 x 8, ubicado en Colima número 184, tercer piso, colonia Roma, Ciudad de México, pero confiamos en que pronto cubra una temporada completa, así que habrá que estar al pendiente de la Cartelera.

Visitado 6 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...