ESTA NOCHE DIOS SUEÑA QUE LO SUEÑO

Texto y foto por Eugenia Galeano Inclán

esta noche ligero

Agustín Meza es el fundador de la Compañía de Teatro El Ghetto, cuyo objetivo es crear, producir y fomentar propuestas de intención artística y estética. El Ghetto cuenta con una trayectoria de 24 años ininterrumpidos. Agustín Meza es talentoso, sensible y creativo. Tiene la mente abierta a todo tipo de posibilidades; no gusta de ajustarse a normas ni criterios. Le encantan los retos y la intervención de espacios. Para él, el teatro es un arte vivo cuya ductilidad es ilimitada. Aun cuando cada vez que inicia un proyecto, tiene una idea bastante clara de cómo plasmarlo en escena, acostumbra trabajar en colaboración con su equipo, a fin de que en lugar de ser participantes sean parte integral.

En cada una de sus propuestas lo que más complace a Agustín Meza es tocar el corazón del espectador. Hace pocos años creó el Teatro de la Tersura, un nuevo concepto, a través del cual ha logrado conmover a cuantos han presenciado sus más recientes montajes.

Entre las obras más exitosas de la Compañía de Teatro El Ghetto se encuentran: El pasatiempo de los derrotados… Cartas de un Idiota, Fe de erratas, El abuelo dice que el tiempo es un niño que juega a las canicas y La arquitectura del silencio, las cuatro de Agustín Meza; Esperando a Godot, de Samuel Beckett; Woyzeck, de Georg Büchner; Anatomía de la gastritis, de Itzel Lara; Gritos y susurros, de Ingmar Bergman; La habitación y el tiempo de Botho Strauss; Aproximación al interior de una ballena, de Ángel Hernández; Nocturno. Homenaje escénico a Octavio Paz y Los mansos, de Alejandro Tantanian.

esta noche ligero3

En fechas recientes tuvieron una residencia artística en el Centro Cultural El Hormiguero, donde presentaron Los mansos y La arquitectura del silencio y, asimismo, impartieron un taller y el laboratorio intitulado Esta noche Dios sueña que lo sueño, a cargo de Agustín Meza. Acudieron once colectivos a inscribirse en este laboratorio. El proyecto cuenta con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) y, a través de la Compañía de Teatro El Ghetto, al colectivo que resulte ganador se le entregará un apoyo económico para que su montaje sea llevado a escena. El sábado 23 de febrero se llevó a cabo una presentación de las propuestas de los once colectivos, donde al finalizar el evento el público podía votar por su preferido. La votación del público pronto se dará a conocer, pero sólo es parte del incentivo que recibirán los colectivos, ya que el ganador absoluto será el colectivo que dictamine la Compañía de Teatro El Ghetto.

Cada colectivo armó su proyecto a partir de sus experiencias personales dentro del laboratorio Esta noche Dios sueña que lo sueño. Para tal propósito, ellos eligieron el tema, su forma de expresión (relato, corporalidad, danza, música, imágenes), determinaron su vestuario, cómo presentarlo, diseñaron el espacio, quiénes participarían, quién o quiénes dirigirían, etcétera, con sus propios medios y aprovechando las herramientas disponibles. A continuación, un resumen del evento.

Los ausentes

El colectivo Habitantes de la Periferia presentó Los ausentes, bajó la dirección de Holil Heredia. Esta propuesta se basó en el dolor de quienes tienen allegados desaparecidos; plasmaron dolor, sangre, los peligros latentes en nuestra Ciudad de México, pero también hablaron de amor y de que cada lunes representa una oportunidad para reiniciar. Combinaron técnicas coreográficas, corporalidad y actuación para expresarse.

El estado alterno

La Compañía Algarabía Escénica presentó El estado alterno, bajo la dirección de Ray Nolasco. Los jóvenes aludieron a los desaparecidos, a la supresión de personas y a la capacidad de tener que  lidiar en un estado alterno. Para su expresión utilizaron luz roja, cuerpos ensangrentados, corporalidad y actuación.

El hombre pez

El colectivo Sedesierto Teatro presentó El hombre pez, bajo la dirección de Jeovanni Sánchez Castillo. Varios jóvenes reunidos alrededor de una botella que giraban. Hacia quien apuntara tenía que decir algo que los demás desconocieran, un secreto que hubieran guardado para sí mismos. Cada quien comentaba algo que resultaba sorpresivo para los demás, desde una hija con padres alcohólicos, hasta lo que diría un suicida. Esta propuesta básicamente fue de actuación.

esta noche2 ligero

Homo consumens. Exorcismo del sistema

Teatro Brujo presentó Homo consumens. Exorcismo del sistema, bajo la dirección de Bruno Castillo y Mabel Petroff. Una parodia sobre el consumismo, con ideas de cómo exorcizar al sistema, a fin de no caer en los  excesos del consumismo. Una forma graciosa de ironizar las compras compulsivas y los mensajes subliminales publicitarios. Esta fue una de las propuestas con mayor teatralidad en la que se utilizaron diversas técnicas de actuación, máscara, tintes de clown, corporalidad, iluminación y gran manejo del espacio, integrando un closet y las puertas disponibles para enmarcar el montaje.

Raíces del río

Raíces presentó Raíces del río, dirección en colectivo. Como suele suceder, con los trabajos en colectivo, en esta propuesta se difuminó la intención. Hablan sobre la abuela, los recuerdos que tienen de ella, el grato sabor del mezcal, pero no se concreta algo definido. El epitafio de la abuela podría haber sido más conmovedor. Las bellas jóvenes se lucieron con sus atuendos oaxaqueños y su risa alegró a los presentes.

Rebelión

El colectivo Mutante presentó Rebelión, bajo la dirección de Eréndira Gómez y Gustavo Schaar. Los directores en cascos con linterna reciben al público y lo conducen a la sala donde será la representación. Del techo pende un gran manifiesto que habla de problemas que enfrentamos en forma cotidiana, pero no todos alcanzamos a leerlo completo a causa de la iluminación. Luego, aparece un actor que trasluce su agobio y a entender que lo único que queda es la rebelión. Excelente trabajo histriónico y corporal por parte del actor.

Variaciones sobre una coreopoética (Lils)

Physis Danza y Artes Escénica presentó Variaciones sobre una coreopoética (Lils), bajo la dirección de Omar Francisco Armella. Con la hermosa melodía Los sonidos del silencio de fondo, los integrantes de este colectivo realizaron ejercicios coreográficos, para luego interactuar con el público, eligiendo espectadores al azar y mirándolos directamente a los ojos, lo cual resulta impactante.

Compasión

El colectivo Las socias sucias presentaron Compasión, bajo la dirección de Iliana Muñoz. La base de esta propuesta fue visual y sensorial. El público suponía que estaba por entrar a una función de teatro, pero en lugar de eso debía quitarse los zapatos, para luego pararse sobre espejos, una experiencia que jamás habían sentido. Los espejos estaban rodeados de pequeños focos, lo demás era oscuridad, salvo una especie de cabina a mitad de la sala, donde un hombre comentaba que tenía que lograr un ejercicio consistente en colocar un blanquillo en forma vertical sin que se cayera. El sonido de fondo era de cuencos de cristal. Al final, se daba la tercera llamada. Original y divertida.

Flores negras del destino nos apartan

El Mirador presentó Flores negras del destino nos apartan, bajo la dirección de Belén Aguilar. En una pantalla se proyecta la imagen de una mujer, en tanto que un joven habla de ella y comenta que es su madre. Como lo indica el título, están apartados. Según él, la ama, pero al mismo tiempo la critica. Muchas cosas de su madre no le parecen, denota tener resentimientos guardados que intenta resolver ahora que ella es mayor y padece una enfermedad terminal. Bellas imágenes en video y buena labor histriónica y corporal del joven.

Proyecto veronese

La Corte de los Milagros presentó Proyecto veronese, bajo la dirección de Colectivo Interdisciplinario. Una propuesta muy interesante y bien lograda de danza-teatro, para la cual ocuparon tres espacios. En un pasillo frente a la escalera, el público veía imágenes proyectadas en la pared de dos hermosas mujeres, después había que elegir entre dos salas, de tal forma que unos vieron una parte y los otros la restante. En una de las salas una de las intérpretes aparecía detrás de un fino telón de acrílico, haciendo juegos con manzanas. Lo que yo vi en la otra sala fue a la destacada coreógrafa y bailarina Gabriela Rosero en una poderosa coreografía que requería de fuerza y precisión. ¡Me pareció impresionante!

Las 3 pieles (versión corta)

Tocó a Moving House cerrar el evento, presentando Las 3 pieles (versión corta), bajo la dirección de Flor Bucio. Esta propuesta es interesante, pero no surgió del laboratorio, como las demás, dado que actualmente tienen ese montaje en cartelera. Se trata de los procesos de embarazo y parto vistos desde una perspectiva coreográfica. En esta su versión corta incluyeron una escena que no está en el montaje original, a fin de representar el parto, para lo cual eligieron un cuarto de baño. La cercanía con el público variaba la energía que se siente en una sala de teatro convencional.

Nos parece muy loable que un creador teatral comparta sus conocimientos a través de laboratorios como Esta noche Dios sueña que lo sueño, debería haber más eventos como este. Para los asistentes resultó más que interesante ver tan variadas propuestas en un mismo lugar, una tras otra. Desde luego, hubo de todo, unas más creativas que otras, algunas denotaron más horas de ensayo, las hubo colectivas, de dos o tres integrantes y unipersonal. En general, todos se esforzaron por expresar sus ideas y plasmarlas en escena.

Agradecemos la hospitalidad del Centro Cultural El Hormiguero y la grata cordialidad de Marco y Mishell de Escena México Contemporánea (EMC).

Por los comentarios expresados por los integrantes de los diversos colectivos nos enteramos de que estaban muy complacidos de haber tomado el laboratorio Esta noche Dios sueña que lo sueño; dijeron que aprendieron mucho sobre prácticas escénicas y prácticas creativas, que fue un taller que les proporcionó herramientas para expresarse, un espacio que los llevó a cuestionamientos, que les permitió reflexionar, conocer más a fondo los procesos creativos y que abrió sus expectativas.

La Compañía de Teatro El Ghetto tendrá una residencia artística en el Centro Cultural del Bosque, donde ofrecerá una nueva temporada de Los mansos, de Alejandro Tantanian, bajo la dirección de Agustín Meza en la Sala de Escenografía de dicho centro y también habrá dos talleres impartidos por el equipo creativo de Los mansos y una Master Class a cargo del autor de Los mansos.

Los mansos se presentará jueves y viernes a las 20:00 horas y sábados a las 19:00 horas en la Sala de Escenografía del Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte S/N -atrás del Auditorio Nacional-, Ciudad de México. Temporada del 28 de febrero al 9 de marzo de 2019.

Los talleres son en la Sala CC B del Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte S/N -atrás del Auditorio Nacional-, Ciudad de México:

Actuación: imparten Genny Galeano, José Luis Villalobos y Xavier Lara Mora, 1 de marzo de 2019, de 10:00 a 14:00 horas.

Creación Musical para la Escena: imparte: Steven Brown, 7 de marzo de 2019, de 10:00 a 14:00 horas.

Master Class de Dramaturgia y Dirección Escénica: imparte: Alejandro Tantanian, 8 de marzo de 2019, de 10:00 a 14:00 horas.

Visitado 6 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...