LA BALA

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Tanto en nuestra ciudad como en todo el mundo, día con día la inseguridad aumenta. Aunque viéramos todos los noticieros no podríamos saber el número exacto de asaltos, ya que sólo reportan un porcentaje de estos. Lo peor es que nos enteramos de atracos que nos preocupan más por ser a familiares, amistades, conocidos o a nosotros mismos. Es un peligro con el que tenemos que convivir. Por más precauciones que se tomen, nadie queda exento. Los maleantes se las ingenian para mejorar sus técnicas y operan en formas, horarios y lugares distintos. Los hay que se especializan en robos a casa habitación, en secuestros, rodos a transeúntes, en cajeros o sucursales bancarias, en restaurantes, en carreteras, en lugares públicos o en áreas desoladas y en transportes, por citar sólo algunos. Además, tienen objetivos concretos, los hay que van tras dinero, joyas, muebles, enseres domésticos, aparatos electrónicos, pertenencias o celulares.

Nosotros estamos solos, pero ellos se organizan en bandas de pocos o muchos sujetos. Es raro que un ladrón actúe en solitario, por lo general, tienen -cuando menos- un cómplice. Los amantes de lo ajeno son una verdadera plaga que se dedica a despojar a ricos o pobres. Para nuestro infortunio, los más habituales, quizás por lo fácil que les resultan, son el robo de celulares y los asaltos en transportes públicos. Dejando de lado el temor que sentimos, no podemos evitar los transportes, pues tenemos la imperiosa necesidad de trasladarnos. Cada vez que nos subimos al Metro, al Metrobús, a un microbús o a un camión, estamos en riesgo y desconocemos si el viaje será tranquilo o si nos ocurrirá algo malo.

Este tema tan presente en nuestra cotidianidad es el que aborda Sergio López Vigueras en La bala. Se trata de un texto de buena factura que narra lo que ocurre un día cualquiera durante un asalto a un microbús. El autor delinea bien a sus personajes; durante el trayecto se van develando detalles de la vida personal de cada uno de ellos. Los parlamentos se dividen entre lo que los protagonistas expresan verbalmente y lo que piensan. De este modo, el público tiene un panorama mucho más completo de la situación. Capta el interés del espectador de principio.

La narrativa de Sergio López Vigueras es fluida, poética y amena, lo cual le valió para que La balaresultara la obra ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2017. Los textos que aplican a este premio y que quedan como finalistas son sometidos, posteriormente, a una revisión dramatúrgica que se lleva cabo mediante un taller presidido por los integrantes del jurado. Los miembros del Jurado del año 2017 que brindaron asesoría a Sergio López Vigueras para la revisión de La balafueron: Javier Malpica, Alejandro Román y Bertha Hiriart.

Valeria y Lauro salen de sus respectivas casas a la misma hora, casi de madrugada, para llegar a tiempo a su trabajo. Cada día se encuentran en la parada del microbús. Sólo se conocen de vista, nunca se han dirigido la palabra, pero toman el mismo transporte. Al parecer, Lauro se siente atraído hacia Valeria, pero no se atreve a hablarle, incluso, procura sentarse lejos de ella. La monotonía se impone, pero hoy hace mucho frío. Lauro se queja de que la bufanda que se puso, en lugar de brindarle calor, lo asfixia. Está a disgusto consigo mismo, reflexiona y se dice a sí mismo: «este es el primer día del resto de mi vida«. Igual y se animará a hablar con Valeria. Casi lo hace, pero, como de costumbre, se va a los asientos de hasta atrás. Valeria se enfrasca en sus pensamientos, está hastiada de la relación sentimental que mantiene con Óscar, quisiera terminarla, pero teme a la forma en que él reaccione. De pronto, en una parada, abordan el vehículo El Gordo y Jonathan, dos asaltantes. Todos los pasajeros se atemorizan. En ese tipo de situaciones, aparte de que perderás los artículos de valor que uses y el dinero que llevas, no se sabe qué pasará. Si bien los maleantes llevan las de ganar, el terror que provocan en sus víctimas y los nervios que ellos sienten integran una combinación explosiva. Alguien puede salir lastimado, herido o, en el peor de los casos, muerto.

La labor de dirección por parte de Sergio López Vigueras es formidable. Dado que es su texto, lo conoce a fondo, lo sorprendente es que lo traslada a escena de manera impecable. Su trazo escénico es pulcro y definido. Asume el riesgo de apartarse de ciertas convenciones como, por ejemplo, imponer una singular disposición de los asientos del transporte. Aprovecha a fondo el espacio. La acción es constante, los desplazamientos puntuales. Los sucesos son narrados en forma tan vívida que la adrenalina que emana de quienes están en el escenario envuelve a todos los espectadores. El ritmo es preciso.

El elenco está conformado por: Gerardo del Razo (Lauro), Marisol Osegueda (Valeria) e Ismael Sangal (Jonathan). Los tres ofrecen un estupendo desempeño histriónico y corporal. Dotan a sus personajes de los matices emocionales necesarios para hacerlos más que convincentes. Así mismo, despliegan su versatilidad al turnarse para interpretar al Gordo.

Complementan el equipo creativo: Mauricio Ascencio y Sergio López Vigueras en diseño de escenografía, Mauricio Ascencio en diseño de iluminación y vestuario, Yayo Villegas en diseño sonoro, Maribel Amezcua en producción ejecutiva, Jesús Cruz es stage manager, Víctor Ortíz en fotografía y Bien Chicles en difusión.La producción es de la Compañía Los Bocanegra.

La balaes presentada por el Gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría de Cultura, a través de la Coordinación del Sistema de Teatros.

Esta es una oportunidad que no debes desaprovechar para presenciar lo que ocurre durante un atraco en transporte público sin que corras riesgo alguno. Una forma entretenida de afrontar lo que lamentablemente ocurre casi todos los días a los habitantes de nuestra ciudad y sus alrededores. Un texto que captará tu interés, impecable dirección y actuaciones entrañables. Para verla tienes que apresurarte porque su actual temporada está a punto de concluir.

La bala se presentó a las 20:30 horas el martes 11 y el miércoles 12 de junio de 2019 en el Foro A Poco No, ubicado en República de Cuba, número 49, Centro Histórico, Ciudad de México. Duración aproximada: 60 minutos. El costo de la localidad fue de $165.00 pesos. Descuento del 50% a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno y miembros del INAPAM con credencial vigente. La temporada concluyó el miércoles 12 de junio de 2019.

Visitado 29 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...