MEMORIAS DE ABAJO

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

El arte de Leonora Carrington (1917-2011) ha trascendido tiempo y espacio. Por ser una de las figuras más representativas del surrealismo, su obra ha influenciado a muchos otros artistas en distintos ámbitos. Leonora Carrington nació en la ciudad de Lancashire en el Reino Unido, pero cuando apenas tenía tres años de edad, la familia cambió su residencia a Crookhey Hall, un castillo neogótico rodeado de inmensos jardines y bosques que tiempo después Leonora inmortalizaría en su obra llamada Green Tea (Te Verde). Leonora Carrington estudió en la Academia Ozenfant de Arte en la ciudad de Londres, Inglaterra. Luego de graduarse, se desempeñó como pintora, escritora y escenógrafa.

Desde niña, fue una lectora voraz y los libros que más le atraían eran aquellos con relatos de gnomos, duendes, gigantes, fantasmas y espíritus. Es probable que todas estas lecturas hayan alimentado su imaginación, llevándola a crear un universo propio donde las cosas distaban mucho de verse como los demás las veían. Lo cierto es que el desbordado interés de Leonora Carrington por la alquimia y los cuentos de hadas quedó plasmado en su obra pictórica y escultórica.

Apenas tenía 20 años cuando conoció a Max Ernst, de quien se enamoraría, y que fue el que la introdujo al mundo del surrealismo, al presentarle a varios integrantes de ese gremio. Posteriormente, ambos decidieron vivir en Francia, pero, al igual que a otros alemanes y austriacos que residían allí, Max Ernst fue considerado como extranjero de país hostil y arrestado. Su condena fue ser enviado a un internamiento en un campo. El dolor de Leonora provocó que sufriera un desequilibrio emocional y su padre optó por internarla en un hospital psiquiátrico en Santander. Leonora logró huir del psiquiátrico y se refugió en la embajada de México en Lisboa, donde conoció al escritor y poeta mexicano Renato Leduc, quien la ayudó a emigrar a nuestro país. Leonora Carrington y Renato Leduc contrajeron matrimonio, pero fue por breve tiempo. A pesar de su divorcio, Leonora continuó viviendo en México hasta el fin de sus días. Entre las diversas huellas que dejó Leonora Carrington en nuestra patria, se encuentra La barca de las garzas, una escultura monumental ubicada en el patio central del Museo Leonora Carrington en San Luis Potosí, S.L.P. En el año 2015 el gobierno de México otorgó a Leonora Carrington el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes.

Ahora, Caracola Producciones rinde homenaje a Leonora Carrington mediante Memorias de abajo. Caracola Producciones es una empresa cultural mexicana dedicada a la producción, promoción y difusión de proyectos escénicos y multidisciplinarios, fundada por Gina Botello, Fabiola Núñez y Abigail Espíndola.

Memorias de abajo es una adaptación realizada por Christián Courtois para teatro en miniatura de El enamorado, La dama oval y La debutante, relatos escritos por Leonora Carrington, bajo la dirección de Gina Botello de Caracola Producciones. Para esta adaptación Christián Courtois entrelazó los relatos con fragmentos de entrevistas que dio Leonora Carrington. De este modo, Christián Courtois transmite lo que Leonora Carrington pensaba sobre temas como la vida, la muerte, la familia, el amor, la libertad, el principio y el fin. Christián Courtois es escritor de retratos, dramaturgo y director escénico, egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Lengua y Literaturas Hispánicas. Su texto, Shahrazad, fue uno de los proyectos ganadores de Incubadoras Teatrales UNAM en 2014.

Los relatos son trasladados a escena a través de diversos lenguajes del títere y algunas técnicas teatrales como luz negra, teatrino, teatro de sombras, multimedia, disfraces y, desde luego, corporalidad.

Caracola Producciones describe su propuesta como «una travesía por la imaginación de Leonora Carrington; un viaje entre las arterias de la memoria y la infancia;  es, ante todo, un periplo de pequeñas historias que se unen en el rompecabezas de la vida«.

Cuatro actrices y un músico en escena llevarán al espectador a través del imaginario de Leonora Carrington. Los cuadros, a cual más de interesantes, se van sucediendo. De entrada, el público escuchará la frase guía: «Para ver debes cerrar los ojos. De lo contrario, no verás nada«. De ahí, pasará a conocer a La dama oval, una mujer muy alta y muy delgada de pie frente a su ventana; luego verá a una joven persiguiendo a un conejo blanco, evocando el popular cuento Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll. Después, vienen los relatos: El enamorado, que narra el hurto de un peculiar melón en una callejuela, y La debutante, que trata de la joven Lucrecia, quien para evitar ir a la fiesta organizada por su familia para presentarla en sociedad, acude a algo audaz y pide a una hiena que tome su lugar. Con respecto a su extraña amiga, la jovencita dice: «El animal que mejor llegué a conocer era una hiena joven. Era muy inteligente. Le enseñé a hablar francés y a cambio ella me enseñó su lenguaje«.

Memorias de abajo es la quinta producción de Caracola Producciones, con la cual culminan su ciclo sobre mujeres, en el cual han explorado temas en torno a la reivindicación de lo femenino y al lugar que ocupa la mujer en la sociedad actual.

Al igual que en sus demás propuestas, Caracola Producciones ofrece un montaje pleno de belleza, estética y colorido, con elementos idóneos creados con talento y de excelente manufactura que se despliegan en formas diversas y sorprendentes, así como un equipo humano muy comprometido con cada proyecto.

La labor de dirección por parte de Gina Botello es formidable. Su trazo escénico es muy fluido. El balance entre acción y pausas impecable. Engarza las distintas historias con acierto. La coordinación del manejo de tantos elementos es loable. Utiliza a fondo el espacio y el ritmo es preciso.

El elenco está conformado por: Rebeca Roa, Elvira Cervantes, Karina Miranda y Alex Moreno del Pilar, quienes desempeñan una estupenda labor histriónica, excelente corporalidad y una asombrosa manipulación de títeres y objetos, incluso, crótalos. Gran sincronía en todo momento. Dan vida a personajes convincentes, dotándolos de emotividad. El músico en escena es Bruno García, quien hace gala de su destreza en la ejecución del acordeón.

El vestuario juega un papel importante en esta puesta en escena, todas las prendas son de fina confección, elaboradas con telas de buena caída, de colores y diseños variados. También hay lucidores brocados. En particular, el disfraz de hiena es genial, incluyendo sus sorpresivas mallas.

El diseño de iluminación es de Jesús Giles, quien en esta ocasión no logra un desempeño óptimo. La mayoría de los segmentos gozan de una excelente impartición de luz, pero hay algunas en que la oscuridad es extrema y el espectador se ve precisado a tratar de adivinar qué es lo que ocurre en escena.

Complementan el equipo creativo: Aurora Gómez Meza en producción general, Gina Botello en producción ejecutiva, Leonardo Otero, Daniela Villaseñor, Alejandra Flores Alonso y María Fernanda Galván en diseño y realización, Gabriela Gómez Meza en arte y diseño multimedia, y Salvador Avelar como técnico de iluminación.

Memorias de abajo es una producción de Caracola Producciones, con el apoyo de: el Programa Jóvenes Creadores 2015, especialidad en Dirección Escénica del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), el Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales 2017 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), y dela Fundación Leonora Carrington, A. C.

«La puerta de un recuerdo es territorio desconocido» y Memorias de abajo es la puerta que se abre ante ti para que te internes en el fantástico universo surrealista de Leonora Carrington, donde podrás apreciar su característico imaginario y muchos de los simbolismos que lo habitan, como un luminoso conejo blanco, un atípico melón, un llamativo caballo balancín, una preciosa muñeca antigua, singulares aves, una hilarante hiena o encantadoras matrioskas rusas. Todo esto plasmado maravillosamente en escena por los creativos de Caracola Producciones que imprimen su talento, inventiva y compromiso en cada una de sus propuestas.

Caracola Producciones está llevando a cabo un Mini Encuentro titulado El títere y los millenials que se presenta los días martes a las 19:00 horas, antes de la función de Memorias de abajo. Así que si estás interesado en ver doble función, te sugerimos ir en martes; el martes 2 de julio de 2019, a las 19:00 horas, Titereliches presentaron Guantadas y el martes 10 de julio de 2019, a las 19:00 horas, La Sociedad de las Liebres presentará Cuentos de conejos.

Memorias de abajo se presenta martes y miércoles a las 19:00 horas en el Teatro Sergio Magaña, ubicado en la calle Sor Juana Inés de la Cruz número 114, colonia Santa María la Ribera -cerca de la estación San Cosme del Metro, Ciudad de México. Duración aproximada: 60 minutos. Costo de la localidad: $157.00 pesos; 50% de descuento a estudiantes, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno y miembros del INAPAM con credencial vigente. Sujeto a disponibilidad, aplican restricciones. La temporada concluye el miércoles 10 de julio de 2019.

Visitado 31 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...