NOVO EN UN CLÓSET DE CRISTAL CORTADO

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Gerardo González ha dedicado gran parte de su vida a la actuación. Debutó en 1980 en el musical Godspell en el Teatro Polyforum y desde entonces ha trabajado sin interrupción alguna. Fue contratado para dar vida  a Porkirio en ¡¡¡Cachún Cachún rara!!!, una de las series más populares de la televisión mexicana, lo cual le dio fama, al igual que a sus compañeros. Después volvió al teatro, primero, en una obra basada en la citada serie y luego en muchas obras más. Ha participado en los musicales más relevantes de México, como El show de terror de Rocky, ¡Qué plantón!, El Mago, El Diluvio que viene, entre las 45 obras teatrales que tiene en su haber. En televisión ha interpretado a numerosos personajes para telenovelas, programas y series, asimismo, ha actuado en varias películas.  

A punto de cumplir 40 años de trayectoria artística, se propuso celebrarlo no con una fiesta sino en un escenario. Para que el festejo del acontecimiento fuera memorable, elegiría algo distinto a lo que hasta ahora había realizado, tras pensarlo detenidamente, decidió trabajar en un monólogo por ser una experiencia nueva para él. Qué tema se abordaría en dicho monólogo era igual de importante. Lo cierto es que no pudo haber hecho una mejor selección. La gala se duplicó, sería la celebración de la trayectoria de Gerardo y la conmemoración del 115 aniversario del nacimiento de Salvador Novo. Es así como surge  Novo en un clóset de cristal cortado, de la autoría de Alejandro Román.

Salvador Novo (1904-1974) es una de las celebridades más relevantes que ha tenido México. Nacido en sábanas de seda, desde pequeño mostró una inteligencia superior, su avidez por la lectura era producto de su amor a las letras. Era guapo, elegante, sofisticado, caprichoso y provocador. Tanto en su prosa como en su vida cotidiana manejaba con maestría tanto la picardía como la ironía. Lejos de ocultar su homosexualidad, se sentía orgulloso -quizá por eso lo del «Clóset de cristal cortado«- en una época en que prevalecía el machismo. Fue figura imprescindible en la cultura, la literatura, el arte, la política y en el ámbito social del país. Se desempeñó como poeta, ensayista, dramaturgo, historiador y cronista.  

Además de escribir varias obras de teatro y guiones de películas, fue Salvador Novo el que mandó construir el Teatro La Capilla, uno de los teatros más antiguos y con mayor tradición de México que aún continúa funcionando. Cuentan que donde hoy está El Vicio, el propio Salvador Novo preparaba la sopa María Candelaria a Frida Kahlo, cada vez que ella lo visitaba.

Es reconocido como uno de los intelectuales más influyentes que ha tenido el país y como el mejor cronista de México. Sin lugar a dudas, un ser importante en la historia de México, cuya existencia siempre es oportuno revisitar.

El texto de Alejandro Román para Novo en un clóset de cristal cortado es brillante, bien estructurado y mucho muy interesante. Con su acostumbrada sensibilidad, Alejandro Román supo plasmar la esencia de Salvador Novo. Las referencias y alusiones a obras, hechos y palabras de Novo denotan una exhaustiva investigación por parte del autor. Alejandro Román crea una ficción que bien pudiera ser una realidad. Ubica a Salvador Novo en un hospital durante sus últimos días de vida. Se da cuenta de que ya no hay futuro, lo que le queda es voltear hacia atrás -a riesgo de convertirse en «estatua de sal«- y hacer una revisión de sus vivencias. Como el buen gourmet que era, elige los fragmentos que quiere recordar cual si fueran platillos en la carta del Menú de su vida.

El público no verá a Salvador Novo postrado en su lecho de muerte, sino como el grandioso ser que fue haciendo un recuento de los momentos que a él le parecen dignos de recordar. Su avasalladora personalidad está presente en todo momento. Se trata de una conversación consigo mismo, donde no hay motivo para mentir. Se encuentra en una «cámara de crueles reflejos» y sabe bien que lo que dice es «desde la verdad de que el fin se acerca«, pero no por ello dejará de usar sus sortijas. Sus memorias van hasta su infancia, cuando su madre le acomodaba sus «bucles dorados«, su primer día escolar en el kínder garden, la precoz adolescencia que vivió y el gran amor que sintió en «aquella Costanera del Río de la Plata«, mientras le cantaban La Adelita. Todo esto y más compartirá Novo contigo a través de su plática.

La labor de dirección por parte de Guillermo Navarro es impecable. Con acierto traslada el texto de Alejandro Román a escena. Su trazo escénico es pulcro y definido. Buen balance entre parlamentos y pausas. Da lucimiento tanto a Salvador Novo como a su actor en el escenario. El ritmo es preciso.

Gerardo González ofrece al público un loable trabajo histriónico, corporal y vocal.  Cabe destacar que Gerardo realizó una excelente construcción de su personaje.

Acompañan a Gerardo González en escena Homero Guerrero o Carlos Estrada (alternando funciones) en breves interacciones, así como algún invitado especial que lee algo sobre Novo.

Miguel Moreno Mati en su diseño de escenografía opta por un escenario casi vacío con un pedestal al centro, con lo cual marca la relevancia del personaje.  

Gabriel Ancira diseña un vestuario distinguido, coordinado y atinada combinación de colores.

Complementan el equipo creativo de Novo en un clóset de cristal cortado: Alejandra Reyes es asistente de dirección; Aníbal Garzón es asistente de producción; Pilar Boliver en asesoría de imagen; Enrique Medina en la acertada iluminación; Yoatzin Balbuena en el idóneo video mapping; Homero Guerrero en música; Ricardo Castillo en redes sociales; Jonathan Persan en diseño gráfico y Felipe Rodríguez en construcción.

La producción de Novo en un clóset de cristal cortado es de Ana Kupfer y Leonor Garzón.

Quedas cordialmente invitado a la doble celebración de dos eventos: A través de un texto que captará tu atención, te irás enterando de detalles que no conocías de la vida de Salvador Novo en un montaje refulgente, diestra dirección y entrañable actuación por parte de Gerardo González, reconocido actor mexicano. Sólo que tienes que apresurarte porque su temporada actual está por concluir. ¡No te la pierdas!   

Novo en un clóset de cristal cortado se presentó los miércoles a las 20:00 horas en el

Teatro La Capilla, ubicado en la calle Madrid número 13 (casi esquina con Centenario), Coyoacán, Ciudad de México. Duración aproximada: 80 minutos. El costo de la localidad fue de $250.00 pesos. Descuentos acostumbrados para personas con credencial vigente de maestros, estudiantes e INAPAM, así como para vecinos de Coyoacán, Iztapalapa y Benito Juárez. Clasificación: Adolescentes y adultos. La temporada concluyó el miércoles 25 de septiembre de 2019.

Visitado 14 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...