SIGUIENDO LA FIESTA DE LA 191 FERIA NACIONAL DE SAN MARCOS (DEL 1 AL 5 MAYO)

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

Continuando con la reseña cultural de la feria, puedo comentar sobre algunos eventos. El primero de mayo en la mañana, se apreció el espectáculo Un gato vagabundo, a cargo de la compañía teatral Seña y verbo (Ciudad de México); puesta en escena donde un trío de actores sordos nos relatan la historia de Gato, un chico sordo que debido a su vulnerabilidad, siempre se sintió seguro bajo la protección de su hermano también sordo. Un día el hermano muere y Gato se vuelve un vagabundo yendo por el país, buscando trabajo pero, sobre todo, tratándose de encontrar. Así, cada vez que tiene dudas, el fantasma de su hermano se aparece para guiarlo adecuadamente y vencer sus miedos. La historia se relató a señas y con títulos en una pantalla, para ubicar al público en dónde se desarrollan las escenas. Una hermosa historia para sensibilizar a los oyentes sobre la vida que implica ser sordo.

En la tarde, el teatro se hizo presente con la reflexiva obra Andares del colectivo teatral Makuyeica (Ciudad de México). La obra narra la historia de cuatro individuos: un maya, Mychi; Xhunco, un muxe zapoteca (varón que se viste y actúa como mujer), Lupe, un huichol (wixarika) y un músico jarocho. Todos ellos cuentan su vida y la violencia que han padecido desde la conquista hasta nuestro días donde son secuestrados, robados, despreciados. Un retrato de nuestro México.

Para el día dos, el Cuartel del Arte presentó al divertido y reflexivo cuarteto sonorense Libro abierto, quienes hacen corridos pero de libros, fomentando así la promoción de la lectura como instrumento para crecer interiormente y ampliar horizontes. De este modo pudimos escuchar el corrido de Caperucita, del flautista de Hammelin, del Quijote, de Otelo, de El patito feo, de La perfecta casada, de Lorca, o el poema de Amor verdadero de Shakespeare, Cirano de Berjerac, El dinosaurio de Monterroso y muchos más libros, siempre comentados pícaramente por el narrador de la banda, quien atinadamente daba comentarios geniales para desternillarse de la risa. ¡Simplemente geniales y muy recomendados!

El 3 de mayo, se presentó en el Foro del Lago, el grupo folklórico Son de la Huerta, un proyecto para el rescate de la música y de jóvenes  en ambiente inadecuado, como resultan ser los barrios de las Huertas, Martínez Domínguez y colonias relativas. En su presentación, De colores de México, se apreció música de Michoacán, Guerrero, Veracruz, Guerrero, Tamaulipas y, por supuesto, de Aguascalientes. Terminando, subió al foro la genial Eugenia León, que con su hermosa voz y repertorio, llenó los espíritus con temas de “chile, dulce, manteca, rojo y verde”, como ella dijo, que incluyeron boleros, tangos, corridos, protesta, tales como La bruja, Luna, Quién dijo que todo está perdido, El amor, de Serrat, y muchas más. ¡Una delicia en todo sentido!

El 4 de mayo, por la mañana, el evento del grupo de Danza Folklórica de la Universidad de Tamaulipas, para apreciar cómo se bailan las polkas, el son huasteco y baile de otras regiones del estado invitado. Por la tarde-noche, el Foro del Lago se engalanó con el grupo español Nacha pop, quienes deleitaron a todos los presentes con temas de sus discos ochenteros y del más actual, como el hit Lucha de gigantes. Poco se puede comentar ante uno de los grupos de rock en español más  versátiles y queridos. ¡Excelente propuesta y noche!

El 5 de mayo, como festejo de la Batalla de Puebla, la OSA presentó un concierto con música mexicana donde no pudo faltar la polka, el vals, el corrido, aunado a las obligadas piezas Danzón 2, de Arturo Márquez, el Huapango de Moncayo, Manuel Esperón con su suite 1910 y Blas Galindo con su hermosa obra Sones de mariachi. ¡Hermosa intervención de la OSA para una perfecta velada dominguera de feria!

Visitado 17 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...