TEATRIKANDO

Texto y fotos por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 Resumen del teatro mexicano 2018, en su totalidad y brillantez

Resumen 2018, año de musicales

Esto de los recuentos deja fuera algún amigo que sin querer no anotamos: Los Miserables siguen gustando mucho en el teatro Telcel. Cats sirve para inaugurar el Teatro Centenario Coyoacán, es un trabajo que con Yuri, Natalia Sosa o Rocío Banquells sigue teniendo taquilla. Jack el destripador estuvo en el Centro Cultural Uno, con Diego Domingo y Lucía Madariaga; se merecía una más larga temporada, pero así son las cosas.

Vaselina está integrada por Sol Madrigal y Carlos Fonseca, María Elisa Gallegos, Moisés Araiza, Jimena Cornejo, Jerry Velázquez, entre otros. El trabajo es diferente y sigue gustando al respetable. La puede ver en el San Rafael. El Beso de la Mujer Araña, permite disfrutar de este musical, digamos serio, con Chantal Andere, muy guapa y ¡qué vestidos¡, Olivia Bucio es la mamá de Molina, Crisanta Gómez, Luis Gatica (el perverso jefe de los guardias), Rogelio Suárez (Molina), Jorge Gallegos (excelente en su rol de agitador izquierdista), Jimena Parés, Jair Campos, Eduardo Partida (perverso guardián); gusta mucho al público y debe usted verla porque ya se va de la cartelera. Se puede disfrutar en el Teatro Hidalgo.

Sweeney Todd es un musical de pequeño formato que estuvo en Coyoacán y gustó mucho, estaban: Lupita Sandoval y Beto Torres en los papeles protagónicos, acompañados por Eduardo Ibarra, Mario Beller, Alejandra Desiderio, Sonia Monroy, entre otros. Gustó por la sinceridad del elenco: obviamente, trataba del famoso filme en que las galletas son muy ricas pues tienen algo de seres humanos. Hello Dolly, Daniela Romo interpreta a la casamentera más famosa del mundo: Jesús Ochoa no canta nada, pero ni falta le hace, porque tararea muy bien. Mauricio Salas, Luja Duhart, Jesús Zabala, Marisol del Olmo y Gloria Aura ayudan al brillante resultado, que podemos ver en el Insurgentes, bajo la producción de Morris Gilbert y Tina Galindo.

Forever Young,  Lisset, Maria Filippini, Beto Torres, Alicia Paola, José Daniel Figueroa, y Claudio Espíndola dan vida a unos viejecitos que se burlan de la enfermera y le hacen todo tipo de travesuras. Es una excelente forma de reflexionar que algún día estaremos pachuchos y ¿qué vamos a hacer? Aquí dejamos el recuento de musicales, aunque estoy seguro que dejo algunas fuera. Si alguna comedia musical me faltara, en la siguiente columna lo consignaré. Pero quiero aprovechar el espacio para dejar constancia que La obra que sale mal está en un nivel de comicidad poco frecuente en México, por lo que con Irene Azuela o Claudia Álvarez se puede reír enormidades, estuvo en el Helénico. Y que Atracción fatal está en el López Tarso, con Itatí Cantoral; está totalmente madura la obra. Digo que “Año de Crisis, año de musicales”. Falta mucho por analizar ¡hubo casi 500 montajes¡ grandes, medianos y pequeños.

Continuemos con el Resumen 2018

Sin duda, el acontecimiento del año fue el fallecimiento de Fela Fábregas, a quien todos brindamos un largo recuerdo al lado de Manolo, su inolvidable esposo. Rogelio Guerra, el Águila Real para hablar de telenovelas, fue otro de los muy estimados y queridos en la comunidad teatral, al lado de María Rubio, con su inolvidable personaje Catalina Creel. Continuaremos el recuento en la siguiente columna.

La sociedad de los poetas muertos, sin duda es una de las obras que pasará a la historia; Alfonso Herrera fue el atractivo; Atracción fatal no deja duda sobre su calidad, sobre todo de Itatí Cantoral, con Juan Diego Covarrubias y Fabiola Guajardo encabezando el proyecto. La obra que sale mal con dos temporadas se constituye como un referente de la alta comedia, con Claudia Álvarez a la cabeza. Dogville, también en el Helénico tuvo jalón con el público, a pesar de que es larga y tiene algunos defectillos de sincronización.

Después de Casa de muñecas, es un experimento que más o menos jaló: permitió lucirse a Cecilia Suárez, Bety Moreno y Juan Carlos Colombo, a pesar del texto que no me convenció. La señora presidenta tuvo su jalón, me pareció que el chiste político era excesivo, por lo oportunista, al conocerse el ganador bajó el interés, tuvo a Héctor Suárez al frente. Como fue el caso también de El privilegio de mandar con Eduardo España, Pierre Angelo, Héctor Sandarti, Dalilah Polanco, Claudio Herrera, Alfonso Villalpando y Christián Ahumada, al pasar las elecciones se fue, aunque todavía le quedaba aire.

Lo mejor y lo peor del teatro en México del año 2018

Los tres mosqueteros del rey hace las delicias del público, no se imaginaban que los cuatro actores son grandes comediantes: Héctor Bonilla, Pato Castillo, Alejandro Camacho y Pablo Valentín hacen una comedia fuera de serie. Viudas, casadas y desesperadas hizo una temporada larga con Luz María Aguilar, Norma Lazareno, Pedro Prieto, Raquel Pankoswky y Maribel Fernández, no paraba de reír el día que estuve. Las arpias con Lorena Velázquez, Zoraida Gómez, Ana Patricia Rojo, Sherlyn, Jacqueline Andere, entre otras, permitieron divertirnos en grande.

El sueño de la mantarraya, que se pudo ver en el Granero, Yanga de Jaime Chabaud permite visualizar favorablemente la dirección de Alicia Martínez; La ópera del sufrimiento da la oportunidad de aplaudir al final, ¿a cuál de las tres consideramos ser el personaje más interesante? Debiera haber obispas es un trabajo que permite ver en su teatro la obra de Rafael Solana, que sirvió para celebrar cien años de su nacimiento con Susana Alexander y Roberto Damico al frente de la producción. En ese mismo lugar estuvo Sí mi amor, lo que tu digas con Adriana Llabrés, Alejandro Sandí, Carla Medina, Christopher Pascal, entre otros talentosos jóvenes. En la Teatrería estuvo Requiem con Ludwika Paleta y Hernán Mendoza, buen trabajo… pero, se me acaba el espacio. ¡Feliz año 2019!

Resumen del año teatral III (último)

Barataria fue un experimento teatral valioso, no tanto por el tema político (hubo multitud de obras con ese contenido) sino, por la forma, contenidos, elenco, ojalá se conserve el formato para remontarla, actualizando la narraturgia. Susana Zavaleta dio vida a una obra de Dario Fo, Tengamos el sexo en paz, que permitió ver a José Roberto Pisano, realmente cumpliendo la misión de educar-riendo. Privacidad fue una obra que extrañamente interesó al público: hablaba de las redes sociales y su mala influencia, tal vez fue por la presencia de Diego Luna. Otras que han hablado de las redes no han jalado al respetable. Recuerdo a vuela pluma Agonía y extasis con Fernando Dosal, que no logró atraer público.

Pequeñas infidelidades es una obra de pequeño formato que sirvió para que se luciece Ángeles Marín al lado de Luis Cárdenas White, la vi en la Teatrería. Last manstandig es un montaje boxístico que cumple con la vocación de David Psalmon de hacer pensar al público sobre ese mundo del que se sospecha que hay corrupción. Terror de Ana Graham: el público ama al controversial Sergio Zurita, bajo la dirección de Antonio Vega. A 8 columnas es un montaje de comedia costumbrista de Salvador Novo, con la presencia de Luis Miguel Lombana, Sophie Alexander Katz, Alondra Hidalgo, Pedro de Tavira, Arnoldo Picazzo y Jerónimo Best, dirigidos todos por Fernando Bonilla.

Red Black & Silver fue una obra que habló de Jackson Pollock, monólogo ayudado por video y juguetes, que permitió ver a Alain Kerriou. Amor es más laberinto en el Julio Castillo permitió ver brillar a Zaide Silvia Gutiérrez, a quien vimos en una lectura de La historia del soldado en Bellas Artes, sólida como siempre.

La lucha con el ángel permitió ver un foro nuevo La Nabe, con un texto de Ibargüengoitia: buen desempeño de Aurea Palma, Andrea de la Rosa, Isaid Pelayo, entre otros. La insoportable levedad del pop que comandó Richard Viqueira, permitió ver a Valentina Garibay, Rocío Damián, Jenifer Sierra y Ángel Luna trabajar esta vez sin riesgos, pues no hay más peligro que una actriz lanzarse de espaldas al público. Finalmente, cerré el año viendo Los baños en Bellas Artes, que como su nombre indica, se cumple la acción en los amplios sanitarios del máximo palacio del arte en México; Ana Graham, Alejandro Guerrero, Hernán Mendoza, Maricarmen Núñez, Arturo Ríos, Tania Ruíz y Antonio Vega fueron el elenco de verdadero lujo que podemos disfrutar.

Fue un año con características muy propias en que se enseñorearon los musicales: Vaselina, Hello Dolly, Cats (ya los mencioné todos en la primera entrega), sólo El Beso de la Mujer Araña salió precipitadamente de cartelera por la renegociación con los franquiciatarios. En la primera versión de El Beso… de Zurita-Bach se negociaba el TLC y resultó mal, ahora, en esta segunda ocasión, parece que les vuelve a afectar la firma del T-MEC, ¡que mala suerte caramba! Con algunos tropezones, el teatro de cámara siguió adelante, caro, mediano y barato. ¡Felicidades a todos!

Visitado 6 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...