TEATRIKANDO

por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Crimen, Pasión y Boleros

Un domingo lleno de magia. Vimos a Moisés, el mimo, un ciclista que quiere ser dragón, algunos taquitos o comida más fina y helados de la Siberia. A las 19:00 horas entramos a ver Crimen, Pasión y Boleros al Foro Hugo Argüelles, a media calle del Palacio de Gobierno.

Una sorpresa tras otra, porque vimos una compañía de cierto programa de Radio en XEB que servía para transmitir una radionovela, cuyo nombre es el de la obra.

Hay comerciales que son interesantes tanto para los que pintamos canas como para los que no se pintan nada. Hay productos que se siguen vendiendo y otros que no recuerdo ya. Se disponen a dar inicio: una parte del guion se ha perdido. Por fin, empieza la radionovela y nos enteramos que se ha dado un crimen en el rancho y ha llegado un funcionario judicial a tomar cuenta de lo sucedido y a tratar de averiguar quién es el autor del asesinato.

A partir de esta premisa empiezan a brotar las canciones, no podía faltar Bésame mucho, Guantanamera, La puerta, Perfidia, Delirio, La gloria eres tú, Quiéreme mucho, canciones del primer acto, en donde nos informan del suceso delictivo. Se presentan los personajes para que vayamos identificando a la dueña, al marido (el muerto), la jovencita que atrae las miradas, el joven fuerte y apuesto, que no tiene chamba y llega a ayudar en lo que sea, así como el notario que va a dar fe del cambio de testamento.

Sin duda, la narración de las novelas radiofónicas no se hacían de esta manera, pero es la forma que dramáticamente se rompe la realidad y se llega a una nueva narrativa, más teatral, en beneficio del espectador. Porque el rey de la noche es el bolero: las voces son de notable factura, tanto femeninas como masculinas. Por ejemplo, José Antonio López Tercero, Tzaitel Santini, Luz María Meza no necesitan presentación; son voces probadas.

En cuanto a las otras voces hay de muy buena educación y timbre, sólo algunas voces no tuvieron bonito color, pero pudieron ser los nervios de la noche de estreno.

Nos hicieron sentir de nuevo la ternura, romanticismo de este género, el de los boleros, la suave tropicalidad de sus ritmos. Trópico y amor, suaves palmeras meciéndose mientras se entonan las notas de Vereda tropical, Piel Canela, Mambo No. 8, Esperaré, Reloj y otras que no anoto para dejarlas en el misterio. Como enigmático será ir construyendo los datos de la relación (parece) enfermiza de uno de los posibles culpables; deducir qué tanto el dinero movía a los posibles culpables o los celos de los probables enamorados.

Bueno, pues fue una excelente noche que culminó en fiesta con la presencia de Adriana Roel y Natalia Sosa, quienes dedicaron bellas palabras al montaje. Con las que coincidimos en todo, bellas voces, magistral interpretación y narrativa romántica acerca de las radionovelas.

Puede usted verlos en el Foro Hugo Argüelles de Coyoacán a las 17:00 y 19:30 horas los domingos. ¡Apresúrese a comprar su boleto porque se acaban!

Visitado 38 veces, 1 hoy.

También te podría gustar...