“TODO LO QUE CAMINA SOBRE DOS PIES ES UN ENEMIGO”: REBELIÓN

Texto y fotos por Sandra Sánchez Pineda

REBELIÓN_1Basada en la novela Rebelión en la granja (Animal Farm) del escritor británico George Orwell, el sábado 23 de marzo se presentó la obra Rebelión, puesta en escena de la Compañía Boel, originaria de Zacatecas, quienes llenaron el Teatro Antonio Leal y Romero de la Casa de la Cultura de nuestra ciudad.

Con más de 20 actores en escena, este montaje es una alegoría de la situación de injusticia, inhumanidad, crueldad, discriminación, opresión y tiranía con que se comportan los humanos a partir de la interpretación de animales de granja, como cerdos, caballos, gallinas, burros, vacas, cabras, perros, gatos y ratones, quienes como los humanos denotan estas terribles costumbres. La idea que impregna el ambiente es la Libertad, pero ésta es rápidamente socavada por una clara dictadura y la búsqueda del poder del más fuerte y la opresión de los débiles.

REBELIÓN_2La obra es de conciencia social y a pesar de que Orwell la escribió en 1945, al día de hoy cuenta con gran vigencia, pues reflexiona acerca de lo que puede pasar en cualquier parte del mundo cuando quien llega al poder se corrompe y crea un estado totalitario en el que la libertad queda totalmente suprimida lo mismo que las garantías individuales.

A partir de la muerte de Cordelia a manos del Sr. Jones, los cerdos Snowball y Napoleón dirigen a los demás animales hacía una rebelión logrando así su liberación, sin embargo, con el paso del tiempo las cosas empiezan a cambiar pues ambos comienzan a tener discrepancias de lo que debe hacerse en pro de la granja, unos toman partido pero “alguien” querrá ser el líder e implantar sus mandamientos, según convenga. Las vacas, inmersas en su cotidianidad, ven las cosas pero son acríticas; los ratoncitos son fácilmente reprendidos; el caballo Boxer conmueve con su más puro idealismo, creyendo que el trabajo duro dará los frutos deseados; el cerdo Squealer, mano derecha de Napoleón, no deja de hacer propaganda a favor de Napoleón; los perros, furiosos verdugos de Napoleón; Muriel se ha ido lo mismo que Mollie. Así, el único que se anima a levantar la voz es Benjamín, el burro, quien reflexiona acerca de lo que acontece.

REBELIÓN_3El ritmo de la obra es continuo y atinado, y nos mantiene atentos de lo que va a pasar. La tonalidad a media luz, la adecuada para transmitir tensión y expectación. La utilización de multimedia para los paisajes muy acertado, lo mismo que para indicar muerte. El audio estuvo, a mi juicio, más fuerte de lo debido, ya que en ocasiones opacó la voz del actor en turno. El vestuario, sencillo, en colores claros, beiges, cafés y oscuros, combinando con la ambientación rural y vieja. El trazo escénico y corporal de los actores al interpretar a los respectivos animales muy coherente, por lo que -en general- fue una buena puesta en escena, de la que sólo lamento no haya habido programa de mano para saber quiénes son los intérpretes. La dirección de la obra corrió al cargo de Berk Türk.

Un punto a destacar es que el montaje inició en los primeros minutos de las 20:00 horas y no tuvimos que esperar 20 o 30 minutos como a veces sucede con obras locales, lo cual habla bien de la compañía zacateca, quien respeta el tiempo del público presente.

REBELIÓN_4Con Rebelión, Boel, compañía teatral de Zacatecas, cumple su primera presentación en Aguascalientes y promete venir con otras obras en sucesivas fechas, por lo que estaremos al pendiente.