Autor: Benjamín Bernal

TEATRIKANDO

Texto y fotos por Benjamín Bernal, Presidente de la APT

La verdura carnívora, Abril Mayett

Uno de los temas difíciles de abordar es el de los niños de la calle, las niñas son un tema uff, más sensible, hacer reír con estos asuntos literarios es difícil. Bueno, pues provoca risas a granel esta chica con el complicado asunto, por el poder que demuestra al interpretar diversos personajes, a los que aporta diversas actitudes, ademanes y ritmos al hablar.

El texto es de ella y la dirección también, resulta difícil separar lo que quiso decir en el texto, luego lo que provoca en el público; hay que prestar atención al máximo, ya que, generalmente, se trata de un público que ve monólogos muy de vez en cuando; en cambio yo que veo varios al mes noto que debería ser un poquito más sencilla, rústica en su expresión o en su actuar, un poco. No se crea que la estoy criticando, de ninguna manera, es una idea que quizá yo tenga al dirigir este tipo de trabajos.

Es notoria la creatividad usada en el énfasis que otorga a la narración rápida o pausada, con voz tenue o vibrante, ademán amplio o contenido. Y el resultado es de constante risa, de impactos afectivos que logra provocar sentimientos nobles de su público. Casi magistral, diría yo, el trabajo de Abril Mayett. Está en el Teatro Enrique Lizalde, se puede ver antes del monólogo de Sugey (La rompe hogares), los sábados a las 18:30 horas.

Casi normales, con Susana Zabaleta

Con actuaciones de Susana Zabaleta, que luce una voz inigualable; Federico Di Lorenzo, que tiene un tono excepcional para darnos su trabajo; Mariano Palacios simplemente no tiene falla y logra gran lucimiento; María Penella es la hija que tiene un desempeño de gran naturalidad; en tanto Héctor Berzuna, simplemente sensacional, en colaboración con otros actores logran dar vida a un tema difícil: la esposa de Federico, que es Susana, cae en depresión e intenta suicidarse. La solución que le dan los médicos es rotundamente discutible, pues le hacen perder casi toda su memoria.

Casi normales es una producción muy cuidadosa, es necesario decirlo, no hay coreografías, pero el aspecto vocal es bellísimo y poderoso. La escenografía está diseñada de tal manera que le da un sabor cinematográfico, por la forma de manejar las áreas, en tres niveles, con cuatro compartimentos cada uno, que se cierran y abren para que avancen las acciones.

Uno sale con una profunda reflexión acerca de los métodos que utilizan los médicos, no sé si sea cierto, pero no dudo que haya experimentos buscando la normalidad cueste lo que cueste: pero, no reconoce a su propia hija.

La reciente ocasión que vimos a Susana Zabaleta fue en Tengamos el sexo en paz, cantaba varias canciones, muy diferente en todos los sentidos, pero igual reto actoral. Teatro Aldama, fines de semana. ¡Muy recomendable!

TEATRIKANDO

Texto y foto por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 sugey abrego

SUGEY ABREGO ES LA ROMPEHOGARES

Bajo el sugestivo nombre de La Rompe hogares se presenta un monólogo en el teatro Enrique Lizalde, de Coyoacán. Los sábados a las 20:30 hs. Es destacable la dirección de Abril Mayett que logra la ilusión de estar viendo a muchas actrices, que dialogan entre si, que se quitan y ponen diversos atuendos para maravillarnos con su talento y ductilidad.

Es fuerte el mensaje que lanza a los espectadores y espectadoras, va diseccionando con humor negro, rosa y blanco, la relación que se da entre un hombre y la “otra”, que al principio creen que nadie les verá, luego les entra la preocupación por ser percibidos y todo cambia. Es una cirugía de las relaciones extramaritales que empiezan con un “Mi esposa no me comprende”, “Estoy por divorciarme” etc. etc. Hasta llegar a momentos que hacen reir por lo extraño de los argumentos, por lo sinceros o falsos que son ¡y lo creen las inocentes! O hacen como que lo creen porque no se pueden desprender de esa relación calificable de tóxica (como tóxico es el coñac, pero eso si, muy rico) A la vez que va cambiando frecuentemente de ropa, aditamentos, para mantener la ficción de que estamos frente a varias mujeres.

Muy recomendable monólogo que, sin duda, hará ver viejos a los que ya están en escena.

 

LA VERDURA CARNIVORA, Abril Mayett

 

Uno de los temas difíciles es de los niños de la calle, la niñas aun más.  Bueno, pues hace reir a raudales esta chica con el dificil tema, por el poder que demuestra al interpretar diversos personajes y caracterizaciones, así como al énfasis que otorga a la narración rápida o pausada, con voz tenue o vibrante, ademán amplio o contenido.

En el mismo teatro Enrique Lizalde, se puede ver antes del monólogo de Sugey, los sábados a las 18:30 horas.

 

CASI NORMALES

 

Con las actuaciones de Susana Zavaleta, Federico Di Lorenzo, Mariano Palacios, Maria Penella, Hector Berzuna y otros actores, logran dar vida a un tema ciertamente difícil: la esposa de Federico que es Susana cae en depresión e intenta suicidarse. La solución que le dan los médicos es rotundamente discutible, pues le hacen perder casi toda su memoria.

Casi Normales es una producción muy cuidadosa, no hay coreografías, pero el aspecto vocal es bellísimo y poderoso. La escenografía esta diseñada de tal manera que le da un sabor cinematográfico.

Teatro Aldama, fines de semana. Muy recomendable. Seguiremos hablando de este montaje.

 

TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 

Analicemos: Los huevos de mi madre

Se presenta en el Xola, es una mezcla de monólogo-concierto llevado por Botero con intervenciones graciosas de Lupita Sandoval, por lo demás el texto es interesante, sin llegar a ser obra teatral. Verá usted, se dice que somos educados por la madre en todo, incluso en materia conyugal, afirman que una progenitora tiene una visión especial ante un hijo: la esposa es terriblemente mala, flaquita y no sabe guisar ni economía doméstica. Pero no es el tema. Sólo se reduce a hablar en broma de que la casi exesposa es flaquita y varios adjetivos muy mexicanos que se expresan cuando no nos cae bien la esposa. En esto es aceptable la serie de escenas vía telefónica que sostiene con el hijo; de mayor fuerza son los momentos cantados, lo que lo convierte en recital de canciones con un tema “del amor no correspondido” ya que la esposa quiere el divorcio y el no.

Si tomamos en cuenta que Botero canta muy bien y las canciones son el hilo conductor, es bueno el resultado; la parte de Lupita Sandoval que otros días hace Nora Velázquez, garantiza diversión sin límites. El efecto sobre el público es abrumador, aplaude y compra los discos y botones que venden, es una verdadera fiesta la que logran al hacer ver la influencia de la madre sobre el hijo, que nunca sabremos si tuvo que ver con la decisión de la ex. No le cuento más, para que haya sorpresas, que las hay, en la narrativa de la obra: Los huevos de mi madre, hace referencia a que ella -la madre- asegura que nadie guisa mejor los blanquillos que ella y al gusto del vástago sufriente. Se presenta los martes en el Xola.

 

Lucrecia en el regreso

El tema del amor, la decepción y sus consecuencias está muy frecuentado, por lo que cuando veo un trabajo como “Lucrecia en el regreso” de Viridiana Montegudo y dirigido por Fernando Martínez Monroy, no me queda más que decir guau. En el lobby nos recibe un stand up de Ernesto Hernández que más o menos pasa la aduana del género. Después una chica hace las veces de intermediaria para soltarnos de plano el divertido monólogo que se presenta en el foro de Apeiron Teatro, ubicado en Dr. Vestís 1054. En Narvarte, un foro nuevo, chiquito, quizá cien butacas, cafetería, también es escuela.

Es un buen manejo del cuerpo y las sorpresas teatrales; cantando razonablemente bien para divertirnos por casi hora y media. El texto es el consabido amor imposible o posible a medias, lo que quiero destacar es el ingenio para refrescar algo que está muy visto y en gran parte de las ocasiones se cae en la escasa creatividad de decir lo mismo que ya se ha visto N cantidad de veces. Felicitaciones a la autora-actriz se le ve llena de vida teatral, con enfoque que no es exactamente el cabaret berlinés, pero podría dar la sorpresa de inaugurar el cabaret narvartiano, enhorabuena.

 

TEATRIKANDO

Texto y foto por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Lucrecia en el regreso

El tema del amor, la decepción y sus consecuencias está muy frecuentado, por lo que cuando veo un trabajo como Lucrecia en el regreso, de Viridiana Montegudo, y dirigido por Fernando Martínez Monroy, no me queda más que decir guau. En el lobby nos recibe un stand up de Ernesto Hernández que más o menos pasa la aduana del género. Después, una chica hace las veces de intermediaria para soltarnos de plano el divertido monólogo que se presenta en el foro de Apeiron Teatro, ubicado en Dr. Vértiz 1,054. En Narvarte, un foro nuevo, chiquito, con quizá cien butacas, cafetería, listo para ser escuela y, claro, dar funciones.

Es un buen manejo del cuerpo y de las sorpresas teatrales; cantando razonablemente bien para divertirnos por casi hora y media. El texto es el consabido amor imposible o posible a medias, lo que quiero destacar es el ingenio para refrescar algo que está muy visto y en gran parte de las ocasiones se cae en la escasa creatividad de decir lo mismo que ya se ha visto “n” cantidad de veces. Felicitaciones a la autora, porque al ser también la actriz que lo interpreta se le ve llena de vida teatral, con un enfoque que no es exactamente el cabaret berlinés, pero podía dar la sorpresa de inaugurar el cabaret narvartiano. ¡Enhorabuena!

Otra premiación teatral

Acaba de darse conocer que otro grupo de periodistas, que se llaman muy parecido a nosotros (pero la más antigua es APT), acaba de dar a conocer sus ternas y premiados. ¡Enhorabuena, todo lo que fortalezca al teatro es bienvenido! A quien quiera conocer la historia de por qué se llama casi igual, teniendo menos años de vida y todos los nombres a su disposición, búsquelo en mis libros La crítica teatral en México. Tomos I y II. Es muy ilustrativo sobre la personalidad de su fundador. Aunque todo tiene su toque humorístico pues con los años ¡nos agradecen premios que nunca hemos dado!

La Agrupación de Periodistas Teatrales es la más antigua en México y esa la presidimos Benjamín Bernal, Presidente; Mario de la Reguera y Marco Antonio Acosta, vicepresidentes; Humberto Morales, Secretario General; Cynthia Sánchez; Secretaria de Relaciones Públicas, más una larga lista de comunicadores. Y estamos por anunciar lo que haremos con nuestra premiación anual. Por cierto, un teatrista que les auxilia en algún trabajo específico, anota, defendiéndose en un comunicado: “no soy socio, ni existe conflicto de intereses”, ya que una persona de su obra está nominada para recibir un premio. Era innecesario, la premian porque les da la gana y ya.

Homenaje a Rosa María Bianchi

Rosa Maria Bianchi_teatrikando

Develaron placa por toda una vida dedicada al teatro. David Olguín fue el promotor del evento y pasaron un video biográfico para celebrar a la señora Bianchi, egresada del CUT. ¡Enhorabuena!

TEATRIKANDO

Texto y fotos por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Ángeles Marín estrena obra inusual

Una obra fuera de lo común, original de Julián Robles y bajo la dirección de Ricardo Martínez Carnero, nos ofrece: Cállate y rema, una visión interior del infierno que se vive día a día, a través de un aparato gigantesco de tres niveles, por el cual transitarán paso a paso cada una de las diferentes categorías que tenemos en el alma. Lee una biblia especial y saca huesos de las peculiares tumbas el actor Luis Cárdenas White, mientras ¿su mamá?, ¿su pareja? le trata de hacer discurrir mejores soluciones o le amenaza con una pistola. Ella es Ángeles Marín y constantemente se mueve en el tablado elevado, lo mismo a nuestra altura, que bajo el nivel de la escena. Se trata de un montaje que busca la forma de hacer que el actor y la actriz se renueven totalmente de los clichés que necesariamente adquieren al trabajar en otros medios convencionales.

Se presentan en el Teatro Salvador Novo del CENART (Tlalpan y Río Churubusco), de martes a domingo, en los horarios normales. Es de sentir admiración por la monologüista de Delirio 3:45 o la que interpreta a Macbeth, pero también ha hecho la mayor parte de las obras de Rascón Banda, con quien tuvo una fuerte amistad. Además, le hemos visto Pequeñas Infidelidades en la Teatrería, con lo que refrenda su gusto por no encasillarse en un rol, de buena o mala, traicionera o traicionada. ¡Es un placer ver esta ductilidad!

Recordamos que también ha hecho labor por el Círculo Teatral de Alberto Estrella, que se destruyó con el sismo, trabajando gratis para reunir los fondos necesarios, primero para tirarlo y luego para volverlo a levantar con todos los elementos necesarios, pues era una escuela también. Todavía no se logra la reconstrucción.

Así, que hay que ver este trabajo sincero, con entrega total, que usted recordará por siempre.

Te veré el año que viene, en el Centenario Coyoacán

Ya le hemos hablado que se estrenó un nuevo teatro, el Centenario Coyoacán. Ahí vimos Te veré el año que viene, con Oz de la Ro y Jimena Merodio, bajo la dirección de José Razo. Es un excelente trabajo, que puede Ud. ver los lunes, en este cómodo teatro; es casi un clásico moderno: una pareja se enamora y se reúne sólo una vez por año, con un detalle especial, ambos son casados con otras personas. Es de un romanticismo muy especial, pues lo mismo comparten las caricias de todos los enamorados, que una comida sencilla o una de lujo, viven una situación muy complicada que mejor no le cuento porque puedo arruinar la sorpresa; pero ambos están convencidos que es la mejor forma de llevar el romance, una vez al año. Hubo fallas en el sonido, ni hablar, pero lo resolvieron bien. Es una obra muy recomendable.

https://www.youtube.com/watch?v=lAYc6ZmnL0w&t=149s

TEATRIKANDO

Texto y fotos por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Cierre de temporada: Atracción Fatal

La obra Atracción fatal ha tenido una historia fuera de lo común en México. Para empezar, tuvo público que quería constatar el final especial que le había dado Óscar Ortiz de Pinedo, para continuar con el desnudo integral de Itati Cantoral: ¿se justificaba o no? Era parte del atractivo, la niña que sin el menor miedo hace un papel, ciertamente con su grado de dificultad, los demás roles están bien cubiertos: la esposa, el incauto marido, el amigo y los demás roles secundarios. Un aplauso para Juan Diego Covarrubias, Fabiola Guajardo, Dobrina Cristeva, César Ferró y demás talentoso elenco.

Fue invitado el autor James Dearden, quien estuvo de acuerdo con el montaje y el final planteado. Lo triste fue que terminó la temporada, porque al vencer el contrato de arrendamiento (o cualquier forma que tome el trato) le cerraron las puertas a cualquier forma de negociación, porque estaba “monopolizando” el recinto, lo que no parece cierto, ya que sólo lo ocupaba los fines de semana y ha habido otros grupos usándolo. Por su parte, la empresa arrendataria que preside Jorge Ortiz de Pinedo hizo mejoras y aportó equipo por una cifra millonaria para hacerlo un lugar más atractivo.

Recuerdo que estaba antes de esta etapa realmente triste el foro, con equipo de luces propio de un auditorio, con butacas más sencillas, vaya, como una casa de la cultura (antes) delegacional. Es triste ver que se apagan los sueños y para alcanzar el anterior esplendor tendrán que pasar varios años, si es que se llegara. La programación que ofrecerá también será digna de observarse.

La Alcaldesa Layda Sansores ¿todavía tiene un espacio de tiempo para dar marcha atrás y buscar un entendimiento? Ojalá así sea.

La Academia de Arte Teatral López Tarso Cumple dos años de vida

Son dos generaciones las que se han titulado ya. Esta segunda terminaron: Diana Arcos Ramos, Alba Sofía Franco, Miranda de la Parra, Alejandro Narváez y Cristián Tovar. Ellos dieron un recital de teatro, danza y cine muy interesante.

Bailaron Rouge and a Noir en una sencilla versión. Después vimos un corto metraje que se realizó para el fin de cursos que resultó un muy dramático recuento de la tragedia del 2 de octubre, escrito original de Emilio Carballido, excelente el resultado. Del mismo autor vimos La Miseria, El Espejo, Escribir, por ejemplo, y un monólogo que es adaptación a una canción de Chava Flores, denominado La Taquiza. Divertidísimos todos los trabajos; hicieron las delicias de la familia y el público en general, que recibieron una felicitación del gran Ignacio López Tarso quien, por cierto, acaba de cumplir 94 años. Leti Montaño dirige los planteles que tiene en Tlalpan y Coyoacán, junto con Juan Ignacio Aranda. ¡Felicitaciones!

TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Viaje en el Tiempo: Entre mujeres

 

Al hablar hace una semana de Confesiones de mujeres de 30, recordé que Entre mujeres, de Santiago Moncada, el 11 de junio de 1992, se estrenó con elenco de lujo: Rosa María Bianchi, Raquel Olmedo, Nuria Bages, Macaria y Silvia Mariscal. Después vinieron otras obras que abordarían el morbo de los secretos de las mujeres y el chismorreo que la sociedad les prohíbe cuando hay hombres… o menores de edad. Mil años antes de Monólogos de la vagina. Recuerdo de este subgénero Confesiones de mujeres de 30, Las viejas vienen marchando, Adorables enemigas; Te amo, eres lo máximo, pero cambia hasta Mujeres de ceniza y Rosa de dos aromas, que son otra genial mirada.

Bueno, pues vi Entre mujeres con un elenco de lujo: Edith González, Alma Cero, Cecilia Gabriela, Ana Bertha Espín e Issabela Camil-Azela Robinson (alterna personaje), pero vi a Issabela. Merecen un aplauso todas porque el reto era muy grande. Debe usted saber que hay varios secretos en esta reunión de mujeres cincuentonas que se reúnen a convivir y con beber para hacer las delicias del público, que deseaba conocer de qué hablan las mujeres cuando están solas y tienen varias copas de champán en su haber.

A Edith González la gente le quiere mucho, además, por su talento como actriz; Alma Cero hace un papel creíble, en tanto que Ana Bertha Espín derrocha ternura lo mismo que veneno envuelto en perfume; Cecilia Gabriela está indiscutiblemente efectiva en su papel, en tanto a Issabela Camil la sentí en un volumen de voz bajo en ciertos momentos, debido, quizá, a su entrenamiento para la televisión, pero en general está bien en su papel: ir tejiendo poco a poco el duelo principal -que no le debo revelar-.

Para quienes han visto la obra antes, cuando el spot televisivo anunciaba: “Entre mujeres podremos despedazarnos, pero jamás nos haremos daño”, es claro que han cambiado muchos momentos. Recuerdo que una revelación crucial era casi al final de la obra, ahora es antes; algunas agresiones han cambiado de tono y motivo, por suerte a nadie se le ocurrió ”actualizar”, usar el celular como se hacía en las comedias antiguas mediante un telegrama, una llamada no deseada, un personaje misterioso que resuelve el conflicto, no, no hay esa clase de trucos.

La escenografía es una sala con mesita para los vinos, obliga a moverse con mucha frecuencia sobre proscenio, detalle irrelevante, pero pudo suplirse con otra composición más arquitectónica, dificultando así el trazo de la obra para las giras, ya que no se sabe dónde van a andar y si hay ayudas para este fin. En fin, ha resuelto más o menos la directora, Claudia Rios, quien a cambio ha tenido un buen manejo del elenco que no debe ser fácil. Es una obra que habla de lo que las mujeres ocultan entre ellas mismas, con más razón a los padres y las autoridades de la escuela, porque es un internado; y después vendrá la necesidad de ocultar a esposos e hijos y sígale imaginando toda la serie de lindezas que van a ir apareciendo poco a poco con la ayuda de un rico champán. Por cierto, se extrañó que no tuvieran a la mano una botana para ir conversando, pero sin duda, hubiera entorpecido en algo las acciones. ¡Enhorabuena: Rubén Lara, Claudia Ríos y elenco de lujo!

 

 

TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Manolo Fábregas fallece un 4 de febrero

Antes había un motivo para recordar a la más grande dinastía teatral en México, ahora hay dos: Manolo Fábregas nace el 15 de julio de 1921; el 4 de febrero de 1996 se ausenta para siempre. Ve la primera luz el 22 de marzo de 1931 Doña Fela Fábregas y pasa a mejor vida el 10 de mayo de 2018. Reproduciré unos párrafos de mi libro La Crítica Teatral en México, parte II, cuando entrevisté a Rafael Sánchez Navarro, entrevista publicada en el desaparecido Novedades del 20 julio 1992: “El 15 de julio cumplió años Manolo Fábregas, ¿cuántos?, setenta y uno. Hubo una reunión familiar en que su hijo Rafael le regaló una fotografía de “La Abuela” Virginia Fábregas, original, un compadre de Adalberto Martínez “Resortes” se la acababa de dar; no podía quedar en mejores manos”. “Platiqué con Rafael Sánchez Navarro largo y tendido. Hablamos de él mismo e, inevitablemente, de su familia: por cierto sus hermanos son: Manolo, Virginia, Martha y Mónica”.

“Su familia ha hecho historia en el teatro mexicano, así que hablamos de todos: los recuerdos fueron brotando salteados. Doña Virginia fundó la primera escuela de escenografía en el primer teatro que llevó su nombre, era alrededor de 1930. Con ella, su padre hace un rol de tres minutos; empezó como niño actor, entonces estaba en la primaria, en el colegio Williams. Estudió para contador público en la UNAM, aunque no acabó. Tiene una gran facilidad con los números (de genio le califica su hijo). Después estudió en una escuela militar en Norteamérica, de ahí le viene una gran disciplina, ya que un productor debe tener orden en la mente”.

“Su abuelo, Manolo Sánchez Navarro, se casa con Fanny Schiller, que dejó un grato recuerdo por su labor sindical en la ANDA, además de como actriz. Entre sus primeros recuerdos está que desde el foro orquestal ve My Fair Lady. Acude con su padre a la sala Chopin (se decía que era el teatro de los Fábregas). Luego va con él al Insurgentes. Cuando compraron el teatro que lleva su nombre, se decía que era el teatro de la zona de los tacos”.

Estas líneas me llevan a consultar un libro de Armando de María y Campos, Veintiún años de Crónica Teatral en México, tomo dos: “El suceso social y cinematográfico que significa para México la apertura del Teatro Manolo Fábregas en el local que fue antes Nuevo Ideal”, el suceso es el estreno de Cualquier miércoles, nota publicada el 20 febrero de 1965. “Los hechos a que me referiré están contenidos en la comedia de Muriel Resnik, de origen norteamericano, elegida por Manolo Fábregas, dirigida por el mismo, para abrir las actividades de su teatro”. Así hemos recordado a una pareja que sirve de ejemplo a las nuevas generaciones, tradición, solidez y talento, con 4,228 butacas propias que han dedicado a lo mejor del teatro mexicano y siguen haciéndolo a través de sus herederos. ¡Un aplauso de pie!

TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

Confesiones de mujeres de 30, entra a cartelera

Un lejano 13 de marzo de 1997, Morris Gilbert produjo esta obra, dirigida por Lia Jelin e interpretada por Zaide Silvia Gutiérrez, Laura Luz y Ana Karina Guevara, con escenografía de Laura Rode, en el Telón de Asfalto. Fue una consecuencia natural de la obra fundacional Entre mujeres, de Santiago Moncada, que el 11 de junio de 1992 se estrenara con un elenco de lujo: Rosa María Bianchi, Raquel Olmedo, Nuria Bages, Macaria y Silvia Mariscal. Después de esas obras vendría un verdadero alud de obras que abordan el morbo de los secretos de las mujeres, su chismorreo cuando están solas y lo que la sociedad les prohíbe decir cuando hay hombres o menores de edad. Mil años antes de Monólogos de la vagina.

Recuerdo con gusto Las viejas vienen marchando, Adorables enemigas; Te amo, eres lo máximo pero cambia, hasta Mujeres de ceniza, que más o menos tratan de motivar de una manera extraña el asunto anti hombres. Rosa de dos aromas es otra genial mirada.

La obra Confesiones de mujeres de 30 también es producida por Morris Gilbert, esta escrita por Domingos de Oliveira, y narra historias que pueden ser verídicas o no, pero son muy divertidas. No es propiamente una obra teatral que tenga principio-centro-fin, pero ha sido probada en sus anteriores temporadas: es una comedia muy efectiva, sobre todo, porque no lleva un mensaje feminista.

Bueno, pues la versión 2019 estará integrada por Maria Gonllegos, Paola Arrioja y Patricia Gallo. La estrella invitada será Ana Cecilia Anzaldúa. Se podrá ver en el Teatro Fernando Soler del conjunto teatral Manolo Fábregas a partir del 30 de enero, cada fin de semana.

Dos más dos, sigue con éxito

Ganadora del premio como comedia de la Agrupación de Periodistas Teatrales, el elenco se ha actualizado: Adal Ramones, Mónica Dionne,  Mauricio Islas, GicelaSehedi, Sabine Moussier y Laura Ferreti. Hacen pasar una noche muy divertida; sabrá usted que el personaje de Mauricio Islas tiene una excelente amistad con Adal Ramones, quiere proponerle algo así como un juego novedoso o sea un cambio de parejas, pero como lo conoce bien, que es serio, cuadrado y discreto, empieza a proponer poco a poco el juego, hasta que… pone de cabeza a todo mundo. También existe otro ángulo interesante: la esposa de Adal siente curiosidad porque su marido es poco divertido para “aquello” y hace interesante el seguir adelante con el pasatiempo, con los consiguientes riesgos.

La puede ver en el Teatro Jorge Negrete, que se encuentra bien ubicado en las calles de Antonio Caso, casi con Insurgentes centro.

Hoy les hemos hablado de comedias a prueba de bomba.

TEATRIKANDO

Texto y fotos por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 Resumen del teatro mexicano 2018, en su totalidad y brillantez

Resumen 2018, año de musicales

Esto de los recuentos deja fuera algún amigo que sin querer no anotamos: Los Miserables siguen gustando mucho en el teatro Telcel. Cats sirve para inaugurar el Teatro Centenario Coyoacán, es un trabajo que con Yuri, Natalia Sosa o Rocío Banquells sigue teniendo taquilla. Jack el destripador estuvo en el Centro Cultural Uno, con Diego Domingo y Lucía Madariaga; se merecía una más larga temporada, pero así son las cosas.

Vaselina está integrada por Sol Madrigal y Carlos Fonseca, María Elisa Gallegos, Moisés Araiza, Jimena Cornejo, Jerry Velázquez, entre otros. El trabajo es diferente y sigue gustando al respetable. La puede ver en el San Rafael. El Beso de la Mujer Araña, permite disfrutar de este musical, digamos serio, con Chantal Andere, muy guapa y ¡qué vestidos¡, Olivia Bucio es la mamá de Molina, Crisanta Gómez, Luis Gatica (el perverso jefe de los guardias), Rogelio Suárez (Molina), Jorge Gallegos (excelente en su rol de agitador izquierdista), Jimena Parés, Jair Campos, Eduardo Partida (perverso guardián); gusta mucho al público y debe usted verla porque ya se va de la cartelera. Se puede disfrutar en el Teatro Hidalgo.

Sweeney Todd es un musical de pequeño formato que estuvo en Coyoacán y gustó mucho, estaban: Lupita Sandoval y Beto Torres en los papeles protagónicos, acompañados por Eduardo Ibarra, Mario Beller, Alejandra Desiderio, Sonia Monroy, entre otros. Gustó por la sinceridad del elenco: obviamente, trataba del famoso filme en que las galletas son muy ricas pues tienen algo de seres humanos. Hello Dolly, Daniela Romo interpreta a la casamentera más famosa del mundo: Jesús Ochoa no canta nada, pero ni falta le hace, porque tararea muy bien. Mauricio Salas, Luja Duhart, Jesús Zabala, Marisol del Olmo y Gloria Aura ayudan al brillante resultado, que podemos ver en el Insurgentes, bajo la producción de Morris Gilbert y Tina Galindo.

Forever Young,  Lisset, Maria Filippini, Beto Torres, Alicia Paola, José Daniel Figueroa, y Claudio Espíndola dan vida a unos viejecitos que se burlan de la enfermera y le hacen todo tipo de travesuras. Es una excelente forma de reflexionar que algún día estaremos pachuchos y ¿qué vamos a hacer? Aquí dejamos el recuento de musicales, aunque estoy seguro que dejo algunas fuera. Si alguna comedia musical me faltara, en la siguiente columna lo consignaré. Pero quiero aprovechar el espacio para dejar constancia que La obra que sale mal está en un nivel de comicidad poco frecuente en México, por lo que con Irene Azuela o Claudia Álvarez se puede reír enormidades, estuvo en el Helénico. Y que Atracción fatal está en el López Tarso, con Itatí Cantoral; está totalmente madura la obra. Digo que “Año de Crisis, año de musicales”. Falta mucho por analizar ¡hubo casi 500 montajes¡ grandes, medianos y pequeños.

Continuemos con el Resumen 2018

Sin duda, el acontecimiento del año fue el fallecimiento de Fela Fábregas, a quien todos brindamos un largo recuerdo al lado de Manolo, su inolvidable esposo. Rogelio Guerra, el Águila Real para hablar de telenovelas, fue otro de los muy estimados y queridos en la comunidad teatral, al lado de María Rubio, con su inolvidable personaje Catalina Creel. Continuaremos el recuento en la siguiente columna.

La sociedad de los poetas muertos, sin duda es una de las obras que pasará a la historia; Alfonso Herrera fue el atractivo; Atracción fatal no deja duda sobre su calidad, sobre todo de Itatí Cantoral, con Juan Diego Covarrubias y Fabiola Guajardo encabezando el proyecto. La obra que sale mal con dos temporadas se constituye como un referente de la alta comedia, con Claudia Álvarez a la cabeza. Dogville, también en el Helénico tuvo jalón con el público, a pesar de que es larga y tiene algunos defectillos de sincronización.

Después de Casa de muñecas, es un experimento que más o menos jaló: permitió lucirse a Cecilia Suárez, Bety Moreno y Juan Carlos Colombo, a pesar del texto que no me convenció. La señora presidenta tuvo su jalón, me pareció que el chiste político era excesivo, por lo oportunista, al conocerse el ganador bajó el interés, tuvo a Héctor Suárez al frente. Como fue el caso también de El privilegio de mandar con Eduardo España, Pierre Angelo, Héctor Sandarti, Dalilah Polanco, Claudio Herrera, Alfonso Villalpando y Christián Ahumada, al pasar las elecciones se fue, aunque todavía le quedaba aire.

Lo mejor y lo peor del teatro en México del año 2018

Los tres mosqueteros del rey hace las delicias del público, no se imaginaban que los cuatro actores son grandes comediantes: Héctor Bonilla, Pato Castillo, Alejandro Camacho y Pablo Valentín hacen una comedia fuera de serie. Viudas, casadas y desesperadas hizo una temporada larga con Luz María Aguilar, Norma Lazareno, Pedro Prieto, Raquel Pankoswky y Maribel Fernández, no paraba de reír el día que estuve. Las arpias con Lorena Velázquez, Zoraida Gómez, Ana Patricia Rojo, Sherlyn, Jacqueline Andere, entre otras, permitieron divertirnos en grande.

El sueño de la mantarraya, que se pudo ver en el Granero, Yanga de Jaime Chabaud permite visualizar favorablemente la dirección de Alicia Martínez; La ópera del sufrimiento da la oportunidad de aplaudir al final, ¿a cuál de las tres consideramos ser el personaje más interesante? Debiera haber obispas es un trabajo que permite ver en su teatro la obra de Rafael Solana, que sirvió para celebrar cien años de su nacimiento con Susana Alexander y Roberto Damico al frente de la producción. En ese mismo lugar estuvo Sí mi amor, lo que tu digas con Adriana Llabrés, Alejandro Sandí, Carla Medina, Christopher Pascal, entre otros talentosos jóvenes. En la Teatrería estuvo Requiem con Ludwika Paleta y Hernán Mendoza, buen trabajo… pero, se me acaba el espacio. ¡Feliz año 2019!

Resumen del año teatral III (último)

Barataria fue un experimento teatral valioso, no tanto por el tema político (hubo multitud de obras con ese contenido) sino, por la forma, contenidos, elenco, ojalá se conserve el formato para remontarla, actualizando la narraturgia. Susana Zavaleta dio vida a una obra de Dario Fo, Tengamos el sexo en paz, que permitió ver a José Roberto Pisano, realmente cumpliendo la misión de educar-riendo. Privacidad fue una obra que extrañamente interesó al público: hablaba de las redes sociales y su mala influencia, tal vez fue por la presencia de Diego Luna. Otras que han hablado de las redes no han jalado al respetable. Recuerdo a vuela pluma Agonía y extasis con Fernando Dosal, que no logró atraer público.

Pequeñas infidelidades es una obra de pequeño formato que sirvió para que se luciece Ángeles Marín al lado de Luis Cárdenas White, la vi en la Teatrería. Last manstandig es un montaje boxístico que cumple con la vocación de David Psalmon de hacer pensar al público sobre ese mundo del que se sospecha que hay corrupción. Terror de Ana Graham: el público ama al controversial Sergio Zurita, bajo la dirección de Antonio Vega. A 8 columnas es un montaje de comedia costumbrista de Salvador Novo, con la presencia de Luis Miguel Lombana, Sophie Alexander Katz, Alondra Hidalgo, Pedro de Tavira, Arnoldo Picazzo y Jerónimo Best, dirigidos todos por Fernando Bonilla.

Red Black & Silver fue una obra que habló de Jackson Pollock, monólogo ayudado por video y juguetes, que permitió ver a Alain Kerriou. Amor es más laberinto en el Julio Castillo permitió ver brillar a Zaide Silvia Gutiérrez, a quien vimos en una lectura de La historia del soldado en Bellas Artes, sólida como siempre.

La lucha con el ángel permitió ver un foro nuevo La Nabe, con un texto de Ibargüengoitia: buen desempeño de Aurea Palma, Andrea de la Rosa, Isaid Pelayo, entre otros. La insoportable levedad del pop que comandó Richard Viqueira, permitió ver a Valentina Garibay, Rocío Damián, Jenifer Sierra y Ángel Luna trabajar esta vez sin riesgos, pues no hay más peligro que una actriz lanzarse de espaldas al público. Finalmente, cerré el año viendo Los baños en Bellas Artes, que como su nombre indica, se cumple la acción en los amplios sanitarios del máximo palacio del arte en México; Ana Graham, Alejandro Guerrero, Hernán Mendoza, Maricarmen Núñez, Arturo Ríos, Tania Ruíz y Antonio Vega fueron el elenco de verdadero lujo que podemos disfrutar.

Fue un año con características muy propias en que se enseñorearon los musicales: Vaselina, Hello Dolly, Cats (ya los mencioné todos en la primera entrega), sólo El Beso de la Mujer Araña salió precipitadamente de cartelera por la renegociación con los franquiciatarios. En la primera versión de El Beso… de Zurita-Bach se negociaba el TLC y resultó mal, ahora, en esta segunda ocasión, parece que les vuelve a afectar la firma del T-MEC, ¡que mala suerte caramba! Con algunos tropezones, el teatro de cámara siguió adelante, caro, mediano y barato. ¡Felicidades a todos!