Autor: Julieta Orduña

2017: UN AÑO DE TEATRO EN AGUASCALIENTES II

Por Julieta Orduña Guzmán. Fotografías Archivo de A Escena

Este recuento del Teatro en Aguascalientes en 2017, fue lo más relevante acontecido en el estado de abril a junio.

 

Abril

angelique

Se publicó una nota que señalaba que el Centro de Investigación y Estudios Literarios de Aguascalientes (Ciela) Fraguas estaría coordinado por la Universidad de las Artes (UdA), y una de sus prioridades sería conformar la licenciatura en Creación de contenidos dramatúrgicos, la cual estaría ligada con la dramaturgia y la carrera de teatro (LJA 10/042017). Esperemos que esta idea tenga voz y se consolidé esta carrera que seguramente apoyará al trabajo escénico de la entidad… Otra noticia relevante: el gobierno de Aguascalientes y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) suscribieron un convenio para instalar tres escuelas de iniciación artística en los municipios de Tepezalá, San José de Gracia y Rincón de Romos, con el fin de ofrecer a los niños materias como: teatro, música, artes plásticas y danza (LJA 6 /04/17). Suena interesante este proyecto, además, se cuentan con Casas de Cultura en estos municipios; entre más espacios existan para enseñar el arte, probablemente se pueda erradicar la violencia.

Acerca de algunos montajes presentados en este mes y durante la Feria Nacional de San Marcos: Proyecto Julio César, teatro y danza contemporánea, donde se experimenta una problemática social del país como lo es la pérdida de los seres queridos y la impunidad de las autoridades, al no esclarecer estos casos. Dirigida por Sixto Castro y llevada a cabo en el Teatro Morelos. También, dentro de este marco se programó teatro cabaret con el espectáculo Angélique, autoría de Eduardo Castañeda y protagonizada por la actriz y cantante, Muriel Ricard. Excelente viaje a la década de los 50, donde se involucraron países como Francia y México, para llegar a un final inesperado, acerca de la población afrodescendiente. El stand up también estuvo presente con El acoso, donde el actor Julio Montes destacó por su trabajo ágil en comedia, ya que sus funciones fueron en un espacio independiente, muy exitosas. En el restaurante Casa Corazón, casona céntrica con varios cuartos, se presentaron Microcomedias. Una ellas fue La vida es risa, con sketches de Chéjov, dirigida por David Nava, y actuada por su compañía Anónimo Teatro. Las obras tuvieron aceptación del público y fueron apoyadas por el IMAC.

Otras obras: El patito, La misma miseria de nuestra común incongruencia, Desvenar, Amarillo, Reflexiones cardinales, Dulces compañías, Hamelin, Hasta el domingo, Todos tras ella, Niñas de la guerra; Estudio de una depresión, la propia y de los más cercanos; Eulalia Show; Freak show, el circo de las emociones humanas; Los niños de Morelia, ¿Y quién apagó la luz? (Frankestein); Mina: la rata que contamina; Bestias o prodigios, Triciclo Circus Band; Vencejo. Historia de un recuerdo; Los lunáticos.

 

Mayo

el diario

El actor de cine, televisión y teatro, Silverio Palacios, ofreció una conferencia al gremio de actores, la cual fue organizada por la Escuela de Artes Escénicas de la UAA. Habló acerca de la preparación de los actores y los motivó a ser luchadores sociales teniendo como bandera el arte. Asimismo, dio su versión de cine y teatro como artes importantes, sin dejar de apreciar el cine mexicano (LJA 21/05/17). Este actor ha visitado nuestra ciudad en algunas ocasiones, incluso, una pastorela de él estuvo en temporada hace algunos años.

Una de las obras que brilló no solo en el 2016 sino también en el 2017 fue Los niños de Morelia, ganadora de la Muestra Estatal y Regional de Teatro, participante en la nacional, con favorables críticas al montaje. Fue dirigida por Sandra Rosales, en homenaje a aquellos infantes que llegaron a nuestro país huyendo de la Guerra Civil de España. Una adaptación del genial Víctor Hugo Rascón Banda; obra ya presentada hace algunos años por un grupo de la CDMX y otro de España. El grupo de la maestra Rosales fueron universitarios de la Autónoma de Aguascalientes y tuvieron su función en el Teatro Leal y Romero. ¿Y quién apagó la luz?, obra basada en el texto de Frankestein, tuvo función durante la feria. Esta obra fue galardonada por los premios A Escena por el mensaje didáctico de ciencia y arte. La compañía DCArte programó más funciones en otros espacios. Divorciadas, evangélicas y vegetarianas del grupo Entrepiernas tuvo dos funciones en Casa Corazón, por tener un cupo limitado; fue una obra que, a pesar de ya tener varias temporadas, el público continúa siguiéndola; comedia ligera con excelentes actuaciones de actrices con trayectoria. También se dio una cartelera de teatro infantil, y una de las obras fue Hasta el domingo, de María Inés Falcomi, llevada a escena por Moca Producciones, teatro para niños y con niños, de los pocos grupos que trabajaron con niños, grupo originario del municipio de Jesús María, lo que lo hace aún más interesante, por difundirse más allá del centro de la ciudad; sus funciones tuvieron una corta temporada en el Centro Cultural Tercera Llamada. Por último, Eulalia show. Monólogo cómico dirigido a las solteronas que les urge casarse y en donde Eulalia no repara en darles consejos. Este trabajo es la segunda parte de la obra Cómo casarse en siete días, idea de Alejandro Juárez, quien -por cierto- es el director de la obra Hasta el domingo.

Otras obras: Las visitas, El fantasma en el espejo, Garrapata clown, Cosas pequeñas y extraordinarias, Stand Up con Marilú Castañeda, El diario de un loco.

 

Junio

el rey lear

La nota que este mes llamó mucho la atención: “Desiste IMAC en municipalización del Teatro Morelos” (LJA 5/06/2017). Se aclaró que el IMAC ya no tenía la intención de que el Teatro Morelos fuera municipalizado, ya que tuvieron la apertura -por parte del ICA- de abrir esos espacios a los artistas locales. Por lo tanto, se ha dejado a un lado el tema de la municipalización, al menos en esta administración estatal.

De las obras que destacaron en cartelera: Hidalgo en Aguascalientes, puesta en escena que ha tenido una larga temporada, desde el 2015 en el Museo de la Insurgencia, en Pabellón de Hidalgo, mediante el cual se ha pretendido impulsar el turismo cultural y gastronómico del lugar. Es una dramatización de este pasaje de la historia, donde el cura Hidalgo se encuentra en la Hacienda de San Blas, en Pabellón, el 24 de enero de 1811. Hay que destacar que este montaje también estuvo en la ciudad, en el Palacio Municipal, y fue un gran acierto, ya que muchas personas que no podían trasladarse hasta Pabellón valoraron un trabajo tan cuidado y bien logrado de la investigadora Lourdes Gámez, con la actuación de destacados actores de la localidad. Shakespeare estuvo presente en junio con su obra Mucho ruido y pocas nueces, adaptada por Javier Malpica, con un reparto de jóvenes universitarios y algunos actores invitados. Tuvo una temporada en el Palacio Municipal con una respuesta muy favorable de parte del público, aunque algunas funciones fueran canceladas por la lluvia. Respecto del montaje ya señalado, hay que hacer mención de la excelente actuación de un joven aguascalentense que ya está triunfando en grupos de teatro de la CDMX, Omar Adair, también conocido como Omar Godínez. En fin, una gran puesta en escena en donde el ritmo no paró, sin pasar de largo la técnica de actuación de cada uno de los artistas, y si usted considera que el teatro está pasado de moda, pues fíjese que no, el teatro está más vivo que nunca y éste fue un buen ejemplo. Finalmente, señalar la obra de Las Troyanas, de Eurípides, que al igual que a la de Shakespeare, se les dio un tratamiento contemporáneo, muy bien cuidado. Es puntual decir que me encantó que se involucraran a los jóvenes en los textos de autores clásicos, dándoles un toque de modernidad, pero, claro, sin descuidar el texto original y la esencia misma de esa literatura. La obra corrió a cargo de la compañía Fernando Wagner y tuvo una breve temporada en su foro. Por último, Un grito que lo arrasé todo, original de Yadira Torres y dirigida por Noé Morales Muñoz, quién, por cierto, además de dramaturgo es crítico de teatro. Una obra estrujante que como lo dice su título, es un grito de denuncia acerca de mujeres que han sido agredidas, violentadas, insultadas y asesinadas, no solo en el pasado sino una práctica que, lamentablemente, se sigue dando con saña y crueldad, una realidad que llena de indignación a quienes tenemos conciencia de los hechos. Esta obra fue presentada en varios espacios, y en el mes de junio tuvo su temporada en el Foro La Puga del Centro Cultural Los Arquitos.

Otras obras: El pacto, El dilema de Alicia, El rey Lear.

En la próxima entrega, el recuento de julio a septiembre de 2017, respecto del Teatro en la entidad.

2017: UN AÑO DE TEATRO EN AGUASCALIENTES I PARTE

Texto por Julieta orduña Guzmán

Fotos del Archivo de A Escena 2017

 

Un año más, y eventos y sucesos teatrales que comentar. En cuatro entregas narraré, brevemente, lo que aconteció mes a mes en la actividad artística del 2017, como cartelera, festivales, talleres, actores que se destacaron, en fin, lo que marcó el teatro en Aguascalientes en el año que pasó, así que: ¡Tercera llamada y comenzamos!

 

Enero

my little

My Little pony.

En la Universidad de las Artes se presentó la puesta en escena Gaborca, un espectáculo que tiene como objetivo dar un panorama del violento suceso que ha invadido el país: el narcotráfico, con texto original de Paulina Barros Reyes. Un tema actual que se ha tratado en todos los medios posibles: prensa, radio, televisión, cine y que en el teatro no podía ser la excepción; la directora, Andrea Salmerón, comentaba que el narcotráfico se trata de manera brutal o como apología (LJA 30/01/17)… La primera noticia que apareció en la prensa iniciando el año y que conmocionó a la comunidad teatral fue “Podría desaparecer Compañía Municipal de Teatro (LJA 2/01/17), ya que el actual director del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC), Alejandro Vázquez Zúñiga, comentaba que este proyecto no había dado resultados; además señaló que se protegería más a Entepola, que a diferencia de éste fue exitoso. Esto, por supuesto, puso a temblar a aquellos que ya habían trabajado en la compañía, y desilusionó a aquellos que aspiraban a estar en ella. Sin embargo, todo resultó en un mal presagio que no prosperó porque la compañía siguió su marcha con nuevos proyectos y uno de ellos le dio muchas satisfacciones: El viaje de los cantores, obra de la que en otra entrega detallaré los pormenores… Este mes también fue testigo de la segunda temporada del programa de Teatro escolar en el Teatro Morelos con la obra Corazón gordito, original de Saúl Enríquez, una propuesta que tuvo otras participaciones en la Muestra Estatal de Teatro; su público fueron niños y adolescentes de primaria y secundaria… La Casa de la Ópera -fundada por el maestro Salvador Quezada Limón- abrió sus puerta en el 2017 con Lúdico cabaret, un espectáculo donde danza, canto, poesía y, por supuesto, teatro se dieron cita en un lugar pequeño pero acogedor, donde el cupo es limitado. El director Quezada esperaba llevar este trabajo escénico a un teatro, cuestión que no sucedió; esperemos que en el 2018 lo logré… El proyecto de Microteatro continuó con su temporada Pasión por el teatro, un homenaje al dramaturgo Eduardo Viladés, quién se ha distinguido por ser un activo participante en los Microteatros en este ciclo, en el cual se presentaron algunas de sus obras como: Ahora te aguantas, Amada Andrey, Café de ultratumba, El reencuentro, entre otras.

Otra obra presentada en enero: My Little pony.

 

Febrero

corazonCorazón Gordito. Foto ICA

Se develó la placa de temporada del montaje Corazón gordito, perteneciente al programa Teatro escolar, contabilizando 28 mil espectadores y llegando a 108 escuelas y siete municipios de la capital (Boletín ICA) . Esta obra forma parte del 22 Ciclo de este exitoso programa. Fueron ochenta funciones que iniciaron en octubre y noviembre del 2016, y su segunda temporada fue en enero y febrero del 2017. Enhorabuena, y que siga el teatro escolar, ya que sigue siendo formador de públicos… El Foro la Saturnina inició su temporada de teatro con tres obras muy exitosas en el 2017: Las mariposas son libres de Leonard Gershe, 1 noche con papá de Juan Carlos Martínez y El método de Jordi Galceran. Todos los directores con trayectoria han trabajado en este lugar, entre ellos, Fernando López, Rafael Santacruz y David Nava. La obra El método rompe lo tradicional visto en La Saturnina, ya que no fue propiamente comedia, pero dio un buen sabor de boca por su originalidad al darle el toque de suspenso a esta obra, que tuvo el apoyo del PECDA. En palabras de Omar Pacheco, actor de dicha puesta, “el principal mensaje era dejar a un lado el orgullo y la soberbia, y reconocer que existen personas tan o menos preparadas que uno mismo”. (EL Heraldo 8/02/17).

Otros montajes presentados en febrero: Es triste envejecer con alguien que no amas. Minecraft, Mujeres de ceniza, El sueño de la razón, Reflexiones para una mente interesada y Sacúdelo.

Marzo

microteatroMicroteatro.

Otra de las notas importantes en este mes fue “Busca IMAC que ICA se una a la organización del Entepola” (LJA 15/03/17); en este año se pretendía que el Entepola saliera de la capital del estado, por lo que se convocaba la ayuda de otra institución cultural, ya se quería replicar lo hecho en Chile donde la comuna sale a otras localidades de la región. Sí se tuvo el apoyo del ICA, pero en el préstamo del Teatro Morelos y otros espacios como la Universidad de las Artes; asimismo, la UAA también se solidarizó e hizo lo propio con algunas de sus instalaciones. Esperemos que este año se logre llevar Entepola a los municipios, como ya se está dando con algunos festivales como el de Títeres… Para festejar el Día Mundial del Teatro se unieron dos universidades: la Autónoma de Aguascalientes y la de las Artes, quienes realizaron una jornada de actividades denominada Construir puentes para la creación escénica de Aguascalientes. Fueron cuatro días intensos de actividades donde se presentaron puestas en escena, una de ellas proveniente de la Ciudad de México: El príncipe Ynocente, y las demás de Aguascalientes: D’Evolución, Reflexiones cardinales y Estudio de una depresión, la propia y la de los extraños (obra ganadora de la Muestra Estatal y Regional de Teatro). Conferencias, exposiciones, talleres y lectura del comunicado oficial del Día Mundial del Teatro formaron parte la programación de esta Jornada… Hago mención dentro de esta jornada de la exposición fotográfica Memoria teatral, de Metztli Salas Rosales y Abraham Alexander García, estudiantes de Artes Visuales de la Universidad de las Artes, quienes plasmaron lo acontecido en la Muestra Estatal de Teatro 2016. Su proyecto fue crear un archivo con lo que sucede en la escena teatral del estado. Otra exposición de este tipo fue la del promotor cultural Zenaido Muñoz en el marco del Entepola, aunque fue en otro mes… De los dramaturgos que estuvieron, por decirlo así, de moda, fue Alejandro Ricaño, quien ha establecido una peculiar forma de escribir teatro y los jóvenes se han identificado con su escritura. Ricaño estuvo impartiendo un taller y dio una conferencia a los estudiantes de artes escénicas, en la cual señaló que el dramaturgo debe presentar un hecho neutral y el espectador emitir su propio juicio (LJA 04/03/17). Han sido varias de sus obras llevadas a escena en Aguascalientes, entre ellas: Más pequeños que el Guggenheim y El amor de las Luciérnagas… El teatro se unió a los festejos por el trabajo del pintor español Francisco de Goya con el título Los caprichos de Goya, donde se teatralizaron algunas de sus pinturas. Dicho trabajo fue gracias al esfuerzo de integrantes de Semuga (Servicios Educativos en Museos y Galerías) pertenecientes al Instituto Cultural de Aguascalientes. Una buena idea mostrar la colección de 80 grabados del pintor del siglo XVIII y cautivar al público con presentaciones de teatro, poesía y mesas de reflexión acerca de su plástica… Para conmemorar los 50 años del Teatro IMSS, se programaron varios eventos teatrales y dancísticos del 23 de marzo al 9 de abril. La ceremonia de inauguración estuvo a cargo de las autoridades del IMSS y en el bloque artístico la compañía Cálido bailongo. Dentro del marco de los festejos se celebró el Día Mundial del Teatro con la puesta Estudio de una depresión, además del Día Internacional de la Danza con el grupo representativo del IMSS.AGS. La clausura y develación de placa corrió a cargo de la Orquesta Esperanza Azteca. ¿Cuántos eventos y anécdotas qué contar de la historia de uno de los teatros más antiguos del estado?, vale la pena ilustrar esa memoria en una exposición o un libro… La segunda temporada de Microteatro Aguascalientes titulada Por Amor, algunas de las propuestas: El canto de las gaviotas, En los pétalos de las estrellas, Placer perverso, ¿Por qué cortamos? Lamentablemente fue la última temporada del ciclo de Microteatro Ags., al menos en el Centro Cultural Tercera Llamada, esperemos se renueve este proyecto que motivó al público a asistir al teatro y fomentó la unidad de los grupos aguascalentenses… El Museo Escárcega dio reconocimiento a la trayectoria artística, y con respecto al teatro los homenajeados fueron los directores: Ambrosio Muñoz, José Concepción Macías Candelas y Fernando López Hernández. ¡Da gusto que instituciones o empresas privadas se den el tiempo de investigar y reconocer la actividad de los artistas y darles su merecido homenaje!

Otras obras presentadas en marzo: Gallinita pintada; El corazón del único mundo; Pequeña historia de un recuerdo. Vencejo; El fantasma en el espejo, El hombre que visitó el infierno, El cepillo de dientes o Náufragos en el parque de atracciones, En el cabaret, Flores en el lodo, Hay que ser feliz, Aunque sea por un rato, Don Tierrote y Sancho Luna, Un tabú en la familia, La sirenita, Dulces compañías, Hamelin y Sin regreso.

 

Cabe destacar que en los primeros meses del 2017 la actividad teatral no fue muy vasta, hubo noticias relevantes pero una cartelera muy pobre; sin embargo, ya en marzo se sumaron varias propuestas en diversos espacios de la ciudad, aunado a los festivales de Teatro del IMSS y del Día Mundial del Teatro. Seguiré con este recuento en la próxima entrega.

DE LAS MUESTRAS A LAS FERIAS (I)

Por Julieta Orduña

 

delirantes

Delirantes.

El pasado mes de noviembre se tuvo una cartelera muy atractiva en cuanto muestras y ferias culturales se refiere, ya que se calendarizaron dos eventos importantes uno nacional, en materia de teatro que es la Muestra y el otro internacional en la línea de la literatura, como es la Feria del Libro. De esta manera, me di la oportunidad de asistir a ambos eventos tan importantes para la agenda cultural del país.

Con relación a la 38 Muestra Nacional de Teatro, en esta ocasión fue en la ciudad de León, Guanajuato, la programación del 23 de noviembre al 2 de diciembre  estuvo integrada por obras ganadoras de las muestras regionales, en las cuales se incluyó Aguascalientes con Estudio de una depresión, la propia y la de los más cercanos, ganadora de la región centro occidente. Estados como Yucatán, Durango, Jalisco, Ciudad de México, Quintana Roo, Sonora, Baja California, Oaxaca, Querétaro, Puebla, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, San Luis Potosí, Nayarit, Chiapas, Veracruz y por supuesto el estado anfitrión Guanajuato se dieron cita en varios espacios escénicos como: El  Centro Cultural Ecológico, Teatro del Bicentenario, Caja Negra, Teatro Aurora, entre otros.

Mi viaje a esta muestra solo fue breve pero con dos días tuve suficiente para darme cuenta de la teatralidad que en este momento se está proyectando en el país. Han sido muchas ediciones en que he tenido la oportunidad de asistir a este tipo de muestras y he sido sorprendida por el buen manejo de multimedia acompañado de una sincronización del uso de tecnología en iluminación y sonorización.

Los trabajos que se programaron los días 24 y 25 fueron la mayoría con temática de derechos humanos, delincuencia como fue el caso de Sie7e , del estado de Quintana Roo, escrita y dirigida por Saúl Enríquez,  donde el teatro del cuerpo, la acrobacia, y un reparto de actores y actrices jóvenes denunciaron la vida marginada que varios niños viven en la calle, un lenguaje que fue digerido perfectamente por los jóvenes que ovacionaron este trabajo, en mi opinión solo faltó proyección del manejo de voz ya que en un teatro con capacidad de más de 300 butacas, en ocasiones no se escuchaba en los más lejanos lugares. Ese mismo día, 24 de noviembre, una de las obras más esperada El inspector del genial Nikolai Gógol, dirigida por el reconocido director David Olguín fue presentada en el Teatro Estudio del Bicentenario. La obra data de un siglo XIX en la Rusia zarista donde en un pequeño pueblo se desata una revuelta por la aparición de un tal inspector quien pondrá orden en esta sociedad. Sin duda, la adaptación fue muy singular ya que la preparación de los actores fue muy al estilo de ese siglo, la manera hasta de actuar, gesticulando y en ocasiones gritando. Lo que si cansó fueron los 135 minutos con un intermedio, y para muchos noveles actores  no gustó esta adaptación prefiriendo las puestas no históricas y que se conectaran con su propia existencia.

Siguiendo con la crónica de ese día, Trans, pieza documental sobre la identidad de género, de las más aclamadas, el autor es Bruno Ruiz y la dirección de Luis Rodríguez, ¿por qué nos asusta la palabra transexual? ¿Entendemos y apoyamos a aquellos que lo externan? Es así como esta puesta se convierte en un verdadero documento escénico de investigación, apoyado por estadísticas, fuentes y testimonios de viva voz de personas que sufren esta discriminación. Una chica modelo que ha sido invitada a dar un discurso ante un congreso y es ovacionada, mientras que otra es asesinada por tener esa condición sexual. En un espacio intimista donde solo dos personajes se confrontan, con un discurso entre filosófico y poético acompañados de multimedia y un gran manejo corporal, dan pauta a la reflexión y a la discusión de este complejo problema social. Sin duda, una gran obra que merece recorrer no solo toda la República sino varios países llevando la bandera de justicia y libertad.

Siguiendo con esta pasarela de obras, el domingo 24, una de las pocas obras infantiles que se incluyen en la programación de la muestra, Uma de papel, escrita y dirigida por Marcela Castillo, un trabajo creativo, donde el papel  se convierte en el protagonista de la historia, y se hace un reconocimiento a aquellas muñequitas de papel quienes varias pequeñas de hace algunas décadas jugaban con ellas. El argumento de la historia pareciera simple pero es tan pedagógica que llega al interior de cualquier infante e incluso a los adultos que tenemos todavía esa alma. Uma es una pequeñita que experimenta varios sentimientos como tristeza, coraje, alegría, vergüenza y todo esto se proyecta con base en colores donde la iluminación es fundamental. El manejo de los títeres, los materiales de cada uno de ellos es producto de un equipo altamente especializado en  teatro para niños. Esta obra al igual que Trans es digna de que sea vista en varios puntos del país y dejar a un lado la creencia que el teatro infantil es bobo y solo hay botargas, Uma no es el caso ya que es una producto de calidad donde las niñas y niños disfrutaran al máximo esta belleza escénica.

el inspector

El inspector.

La función penúltima de este día fue Los Delirantes, con temática gay, escrita y dirigida por Juan Carlos Franco. Tres historias, tres tiempos (1901, los años 60 y la modernidad) se entrelazan en una historia un tanto compleja ya que los tiempos de pasado y presente se unen y de ahí radica el valor de esta obra donde la homosexualidad  sigue torturada por la censura, discriminación y el no respeto.

Todas las funciones de los días 25 y 26 de noviembre tuvieron una buena respuesta de espectadores, aunque hay que aclara  que la mayoría eran participantes  e invitados de la MNT y el público quedó como ya es costumbre, quedó excluido dejándoles un boletaje corto  para ellos. Obras con un cupo de menos de 20 personas y con solo  una o dos funciones hicieron el descontento de los teatrófilos que al ver anunciada una muestra se preguntan ¿la muestra es para nosotros o para los participantes? En fin, la próxima será en la Ciudad de México y como siempre esperemos que esta sea más incluyente para los espectadores. En la próxima entrega mi vista a la Feria Internacional del Libro.

DE LAS MUESTRAS A LAS FERIAS (I)

Texto y fotos por Julieta Orduña Guzmán

El pasado mes de noviembre se tuvo una cartelera muy atractiva en cuanto a muestras y ferias culturales se refiere, ya que se calendarizaron dos eventos importantes, uno nacional, en materia de teatro que es la Muestra y el otro internacional en la línea de la literatura, como es la Feria Internacional del Libro. De esta manera, me di la oportunidad de asistir a ambos eventos tan importantes para la agenda cultural del país.

Con relación a la 38 Muestra Nacional de Teatro, en esta ocasión fue en la ciudad de León, Guanajuato, la programación del 23 de noviembre al 2 de diciembre estuvo integrada por obras ganadoras de las muestras regionales, en las cuales se incluyó Aguascalientes con Estudio de una depresión, la propia y la de los más cercanos, ganadora de la región centro occidente. Estados como Yucatán, Durango, Jalisco, Ciudad de México, Quintana Roo, Sonora, Baja California, Oaxaca, Querétaro, Puebla, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, San Luis Potosí, Nayarit, Chiapas, Veracruz y, por supuesto, el estado anfitrión, Guanajuato, se dieron cita en varios espacios escénicos como: El Centro Cultural Ecológico, Teatro del Bicentenario, Caja negra, Teatro Aurora, entre otros.

Mi viaje a esta Muestra solo fue breve, pero con dos días tuve suficiente para darme cuenta de la teatralidad que en este momento se está proyectando en el país. Han sido muchas ediciones a las que he tenido la oportunidad de asistir y he sido sorprendida por el buen manejo de multimedia acompañado de una sincronización del uso de tecnología en iluminación y sonorización.

Los trabajos que se programaron los días 24 y 25 fueron, la mayoría, con temática de derechos humanos, delincuencia como fue el caso de Sie7e, del estado de Quintana Roo, escrita y dirigida por Saúl Enríquez, donde el teatro del cuerpo, la acrobacia y un reparto de actores y actrices jóvenes, denunciaron la vida marginada que varios niños viven en la calle, un lenguaje que fue digerido perfectamente por los jóvenes que ovacionaron este trabajo; esie7en mi opinión solo faltó proyección del manejo de voz, ya que en un teatro con capacidad de más de 300 butacas, hubo ocasiones en que la voz de los actores no se escuchaba en los lugares más lejanos. Ese mismo día, 24 de noviembre, una de las obras más esperada El inspector, del genial Nikolai Gógol, dirigida por el reconocido director David Olguín, fue presentada en el Teatro Estudio del Bicentenario. La obra data de un siglo XIX en la Rusia zarista, donde en un pequeño pueblo se desata una revuelta por la aparición de un tal inspector quien pondrá orden en esta sociedad. Sin duda, la adaptación fue muy singular, ya que la preparación de los actores fue al estilo de ese siglo, la manera hasta de actuar, gesticulando y en ocasiones gritando. Lo que sí cansó fueron los 135 minutos con un intermedio, y para muchos noveles actores no gustó esta adaptación prefiriendo las puestas no históricas, sino aquellas que se conectaran con su propia existencia.

transSiguiendo con la crónica de ese día, Trans, pieza documental sobre la identidad de género, de las más aclamadas, el autor es Bruno Ruiz y la dirección de Luis Rodríguez, ¿por qué nos asusta la palabra transexual?, ¿entendemos y apoyamos a aquellos que lo externan? Es así como esta puesta se convierte en un verdadero documento escénico de investigación, apoyado por estadísticas, fuentes y testimonios de viva voz de personas que sufren esta discriminación. Una chica modelo que ha sido invitada a dar un discurso ante un congreso y es ovacionada, mientras que otra es asesinada por tener esa condición sexual. En un espacio intimista donde solo dos personajes se confrontan, con un discurso entre filosófico y poético acompañadas de multimedia y un gran manejo corporal, dan pauta a la reflexión y a la discusión de este complejo problema social. Sin duda, una gran obra que merece recorrer no solo toda la República sino varios países llevando la bandera de justicia y libertad.

umaSiguiendo con esta pasarela de obras, el domingo 24, una de las pocas obras infantiles que se incluyeron en la programación de la muestra: Uma de papel, escrita y dirigida por Marcela Castillo, un trabajo creativo, donde el papel se convierte en el protagonista de la historia, y se hace un reconocimiento a aquellas muñequitas de papel con las que varias pequeñas de hace algunas décadas jugaban. El argumento de la historia pareciera simple pero es tan pedagógico que llega al interior de cualquier infante e incluso, a los adultos que tenemos todavía esa alma. Uma es una pequeñita que experimenta varios sentimientos como tristeza, coraje, alegría, vergüenza y todo esto se proyecta con base en colores donde la iluminación es fundamental. El manejo de los títeres, los materiales de cada uno de ellos es producto de un equipo altamente especializado en teatro para niños. Esta obra, al igual que Trans, es digna de que sea vista en varios puntos del país y dejar a un lado la creencia de que el teatro infantil es bobo y solo hay botargas, Uma no es el caso, ya que es un producto de calidad donde las niñas y niños disfrutan al máximo de esta belleza escénica.

La penúltima función de este día fue Los delirantes, con temática gay, escrita y dirigida por Juan Carlos Franco. Tres historias, tres tiempos (1901, los años 60 y la modernidad) se entrelazan en una historia un tanto compleja, ya que los tiempos de pasado y presente se unen, es ahí donde radica el valor de esta obra, en la que la homosexualidad sigue torturada por la censura, la discriminación y el No respeto.

Todas las funciones de los días 25 y 26 de noviembre tuvieron una buena respuesta de los espectadores, aunque hay que aclarar que la mayoría eran participantes e invitados de la MNT y el público quedó, como ya es costumbre, excluido, dejándoles un boletaje corto. Obras con un cupo de menos de 20 personas y con solo una o dos funciones fueron del descontento de los teatrófilos que al ver anunciada una muestra se preguntan: ¿la muestra es para nosotros o para los participantes? En fin, la próxima será en la Ciudad de México y, como siempre, esperemos que ésta sea más incluyente para los espectadores. En la próxima entrega, mi punto de vista acerca de la Feria Internacional del Libro.

TEATRO, TEATRO Y MÁS TEATRO

Texto y fotos por Julieta Orduña Guzmán

Cuando se murió Mister Topp

cuandosemurioEste montaje fue realizado por el grupo del Maestro Jesús Velasco, antes grupo del Centro de Estudios Teatrales; esto a muchos nos dio gusto, ya que el maestro ha dedicado gran parte de su vida al quehacer escénico y su formación y ejercicio teatral ha sido principalmente en el recinto de la Casa de la Cultura, recordado por muchas generaciones por ser el impulsor de La Columna de Aguascalientes. Finalmente, se le dio un merecido reconocimiento y ahora ya se registra su nombre en un grupo de teatro, el cual será semillero de talentos que, sin duda, estará brillando en los escenarios.

Con respecto a esta obra, la cual es de corte policiaco -en cine se les denomina thriller- que curiosamente no es un género muy recurrido para llevarlo a escena, señalando en particular el teatro que se hace en Aguascalientes; sin embargo, son montajes atractivos para los jóvenes o aquellos que gustan de estos temas. Por el día de muertos, se trabajó en esta puesta y estuvo en breve temporada. Cabe resaltar que no se integró en la programación del Festival de las calaveras, por lo que tuvo escasa participación de espectadores, quizá por la gran oferta de eventos que se programaron en la Isla San Marcos.

Comentar que Sigfrido Gordon, autor de esta obra, es un dramaturgo español del pasado siglo, sus piezas teatrales fueron escritas en el exilio tras una guerra civil, algunas de las más conocidas: Cuando la noche acaba, Esa ansia infinita y Los tres errores de Dios[i]. Sería interesante conocer más acerca de su dramaturgia y llevarla a escena, por lo pronto tuvimos una obra de este autor de octubre a noviembre en el Teatro Leal y Romero.

De los teatristas de Aguascalientes a la profesionalización del actor

teatristas_En los festejos del 50 aniversario de la Casa de la Cultura se llevaron a cabo varias conferencias y eventos alusivos a esta gran casa que ha albergado cultura y arte a lo largo de cinco décadas. Una charla que llamó la atención de la comunidad teatral fue las de los teatristas de Aguascalientes, ya que los ponentes han recorrido un camino por esta Casa, ahora Instituto Cultural. Se dieron cita los maestros Jesús Velasco, quien habló de su historia con el maestro Antonio Leal y Romero, y ya después como director del grupo La Columna de Aguascalientes; asimismo, le siguió José Claro Padilla, alumno de Velasco, quien por iniciativa propia fundó el grupo de Formación Actoral Al Trote, ahora con un foro y escuela de teatro. José Concepción Macías Candelas también pisó el escenario con La Columna de Aguascalientes, dirigió varios grupos y formó su propio grupo Los Mismos, quien no solo se ha conformado con llevar su arte al teatro sino también al cine a nivel nacional. Mariana Torres inició hace 19 años y formó parte de la primera generación de Técnico Superior Universitario, ahora es directora y maestra de la carrera de teatro de la Universidad Autónoma de Aguascalientes; siguió una alumna destacada, Paola López, quien al igual que Mariana, también estudió teatro en Los Arquitos y ya siendo licenciada en teatro ha impartido clases en varias universidades: La Concordia, de las Artes, etc., fundadora de su grupo Sueño Azul Teatro; por último, Roberto Martínez Belmont, quien fue alumno de la carrera de teatro en la Universidad La Concordia y ahora con sus nuevas propuestas escénicas ha logrado una nueva generación de jóvenes teatreros. Una charla amena, histórica, y al final un debate con alumnos que conocieron a estos maestros que han forjado un trazo en el pasaje teatral de Aguascalientes.

[i] https://books.google.com.mx/books?id=Gyvrmz5K2toC&pg=u

“NO HICIMOS LA OBRA PARA INTELECTUALES, NI PARA TEATREROS, LA HICIMOS PARA LA GENTE EN GENERAL…”, EDUARDO GÓMEZ

Texto por Julieta Orduña Guzmán

elenco estudio depresionEstudio de una depresión, la propia y la de los más cercanos, es la puesta en escena que representará a nuestra entidad el 1 de diciembre en la 38 Muestra Nacional de Teatro a realizarse en la ciudad de León, Guanajuato. La dramaturgia fue ganadora del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico (PECDA) en Aguascalientes, cuyo autor es Roberto Belmont, la dirección a cargo de Eduardo Gómez, la música de Mauricio Caballero y la producción de Mariana Rosales y Carlos Rocha. En entrevista con el director, y a unos días de presentarla en la Muestra Nacional de Teatro (MNT), esto fue lo que nos dijeron:

¿Cuáles fueron los inicios de este proyecto escénico?

Se inició en octubre del 2015; fue como parte del acuerdo que se tenía con la beca del PECDA, y después tuvimos una temporada en la Caja negra con nueve funciones, en febrero y marzo del 2017, y ha sido un año de intenso trabajo. Actualmente llevamos 27 funciones; programadas 10 para Aguascalientes y otras 10 para la Ciudad de México, 20 en total para el próximo año.

Estamos muy orgullosos la comunidad teatral y su público que hayan sido elegidos para asistir a la Muestra Nacional de Teatro este año, y sabemos que no es nada fácil, porque hay una convocatoria tremenda de grupos en toda la República, y eligen a los mejores y eso nos da mucho gusto. 

Sí, para nosotros fue una sorpresa cuando estábamos en la Muestra Regional y nos sorprendió ver varias obras dignas de ser elegidas para ir a la muestra; para mí fue un encuentro muy enriquecedor encontrarnos con teatreros de lenguajes muy similares al nuestro, lenguajes muy novedosos.

Estudio de una depresión es un trabajo que consiste no solo en actuación, técnica corporal, la música -que es creativa-, los efectos que la acompañan. Se nota un trabajo muy integral, redondo y tratar ese caso tan especial que es la depresión.     

Para nosotros ha sido un viaje; empezamos ensayando en un pequeño cuarto de 2×1 metros, y ahorita se ha convertido en un fenómeno para nosotros. Lo que el grupo  trata de hacer en escena es divertirnos responsablemente, con ética. Queremos que el público sienta la emoción que sentimos y la energía que pasamos cada uno de nosotros en el escenario, es algo muy bonito. Yo me divierto mucho cuando estamos haciendo la obra.

Si se pensaría que por el título de la obra Estudio de una depresión, nos llevaría a llorar o recordar malos ratos, pero se deja un mensaje muy lindo, al final de cuentas todos hemos sentido la depresión, pero no llegar a una depresión excesiva que nos lleve a una tragedia.

Claro, de hecho al inicio de la obra, porque la transcribimos varias veces, nuestros textos eran en realidad depresivos, eran muy grises y un día entre los tres nos dimos cuenta que estábamos haciendo totalmente lo contrario a lo que queríamos nosotros, que cuando terminara la obra saliera la gente con esperanza, saliera contenta, saliera con una sonrisa y decidimos hacer una retranscripción de la obra para cuestiones de energía, sobre todo, y al final resultó este producto que a la gente le gusta y hay una sinergia muy interesante que se da entre público y nosotros.

Ya fueron a dos muestras, la Estatal y la Regional, pero viene el banquete principal que es la Muestra Nacional, ¿qué resultados esperan en este encuentro?, alguna crítica de los intelectuales o público exigente.

Sí, quizá algo de eso. En la Muestra Regional publicaron una crítica de la obra y  cuando la estábamos leyendo comentamos: “Finalmente es la percepción de alguien que va al teatro, pero no es la percepción del público en general”. No hicimos la obra para intelectuales, ni para teatreros, la hicimos para la gente que ha venido a verla, para el público de la calle, para niños, para nuestra familia, para gente en general, ya si el público “conocedor” que es la gente del teatro, los actores o los directores la ven está bien; asimismo, vamos a las obras con un prejuicio de “a ver si me gusta, qué vamos a ver”, nosotros nos hemos dado la chance de ir a ver obras de nuestros colegas para aprender, dejar atrás esta ideología de por qué hago teatro voy a ir a ver las obras para prejuzgarlas, menospreciarlas, más bien los que nos dedicamos a hacer teatro nos debemos de juntar y, al contrario, hacer un colectivo, hacer una retroalimentación, pocas veces lo hacemos.

Has dado en el punto clave y de acuerdo contigo, dejemos atrás todas esas situaciones que aquejan a los artistas como egolatría, envidia, soberbia, etc., y entregarse al público, finalmente son los que pagan un boleto, los que quieren ver su trabajo y los demás sí importan, pero no tanto, las muestras deben ser otra cosa.

Sí, cuando fuimos a la Muestra Regional se vivió una atmosfera bien bonita, todos los grupos eran bien entregados, bien abiertos, todos compartíamos muchas cosas; se dio un ambiente muy interesante en la muestra que no se ha dado aquí, por ejemplo, en la Muestra Estatal se ha dado como choques que el teatro debería ser lo contrario, un sistema de comunicación, de vinculación pero, Bueno, nosotros desde nuestras trincheras hacemos lo que nos toca.

Les deseamos mucha suerte en la próxima MNT y esperamos nueva temporada de Estudio de una depresión, la propia y la de los más cercanos.